Nota películas
Mi SensaCine
    'The Good Doctor' desvela el sexo del bebé y los primeros problemas de Shaun como padre
    Por Sara Heredia — 20 abr. 2021 a las 9:30

    Los personajes de Freddie Highmore y Paige Spara empiezan a prepararse para su nueva etapa y ya han tenido que afrontar varios retos.

    Lea y Shaun se están preparando para ser padres. Como nos avisaron, después de la gran sorpresa, la temporada 4 de The Good Doctor se centrará en esta nueva faceta de los protagonistas y ya estamos presenciando los primeros retos. El personaje de Freddie Highmore se está esforzando al máximo para ser un buen padre. Quizás demasiado.

    'The Good Doctor': Shaun intenta conectar con el bebé

    La gran revelación de este capítulo es el sexo del bebé. Tras hacerse un test de ADN fetal, los resultados muestran que van a tener una niña. "¡Una niña! ¡Vamos a tener una niña!", grita Lea (Paige Spara) entusiasmada, pero Shaun no lo recibe con tanta alegría. A pesar de su reacción, el cirujano está dispuesto a estar totalmente preparado para lo que pueda pasar durante el embarazo y el parto.

    Acompaña a Lea a una clase de preparación al parto, donde hace que todas las embarazadas entren en pánico al avisarles de que existe la posibilidad de hacer deposiciones incontrolables mientras dan a luz. Ante esta información no solicitada, les invitan a abandonar la clase.

    En su preparación, Lea busca una matrona, algo con lo que Shaun no está de acuerdo. El cirujano mantiene que él puede darle a Lea todo lo que necesite, pero ella no lo tiene tan claro. A la hora de la verdad, necesitará a alguien que pueda presionarle la espalda con la fuerza necesaria, que le pase una toallita húmeda o que le dé una mano que pueda estrujar con fuerza. No sabe si Shaun reaccionará bien llegado el momento y, por lo tanto, quiere contratar a una profesional.

    Así es Freddie Highmore en la vida real: enamorado de España, músico en sus ratos libres y amigo de Daniel Radcliffe

    Shaun sigue dispuesto a prepararse en todo lo posible para ayudar a su pareja en el parto. Ha buscado información sobre toallas antimicrobianas y hasta asiste a un parto con bloc de notas y bolígrafo. Su presencia -y que le diga a la madre que ya no puede ponerse la epidural- cabrea al obstetra, que avisa a Glassman (Richard Schiff). Éste le da la clave que necesita: "¿Por qué no le das lo que necesita?".

    Shaun llega a casa con un aparato para dar masajes y un par de guantes de horno para que Lea pueda apretarle todo lo que necesite. Lea agradece su gesto pero se mantiene en su decisión: "Mi cuerpo, mi parto. Quiero que esté conmigo, así que voy a contratarla". Shaun quiere que tanto su hija como ella tengan todo lo que necesitan, así que contrata a Theresa.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top