Mi cuenta
    4 motivos por los que ‘Grown-ish’ es la serie perfecta para ver este verano en Star en Disney+
    Por Lorena Vialás — 25 jun. 2021 a las 9:00

    El ‘spin-off’ de ‘Black-ish’ ya está disponible en el servicio de ‘streaming’.

    El catálogo de Star en Disney+ continúa en pleno crecimiento. Y una de sus nuevas incorporaciones es la ‘sitcom’ Grown-ish, el ‘spin-off’ de la genial Black-ish -también disponible en el servicio de ‘streaming’-, la comedia protagonizada por Anthony Anderson que narra cómo es el día a día de una familia numerosa afroamericana, los Johnson, en un barrio de blancos. Cualquier miembro de este singular clan es merecedor de su propia serie independiente, pero ha sido Zoey, la hija mayor, la primera que ha conseguido ser la protagonista absoluta de su propia ficción.

    En Grown-ish, Zoey (Yara Shahidi) narra en primera persona cómo es su nueva aventura hacia la edad adulta: su entrada en la universidad. Aunque ella había imaginado que la vida lejos del hogar familiar sería idílica, pronto se da de bruces con la realidad y empieza a descubrir que el mundo universitario no es tan maravilloso. Pese a ello, Zoey no está dispuesta a tirar la toalla y va a dar todo lo que esté en su mano para conseguir su sueño.

    Grown-ish
    Grown-ish
    Fecha de estreno 3 de enero de 2018 | 22 min.
    Series : Grown-ish
    Con Yara Shahidi, Trevor Jackson (V), Deon Cole, Trevor Jackson (V), Francia Raisa
    Usuarios
    3,3



    Creada por Kenya Barris y Larry Wilmore, la ‘sitcom’ no se olvida de ese humor tan característico con el que Black-ish ha conseguido enamorar a millones de espectadores en todo el mundo. Un ingrediente que la convierte en la ficción ideal para ver este verano. Pero no es la única razón por la que querrás darle al play. A continuación, te contamos otros cuatro motivos por los que Grown-ish tiene todas las cualidades para convertirse en tu nueva serie favorita.

    La hermana pequeña de una serie de éxito


    La primera razón por la que no debes perder de vista Grown-ish es que viene precedida por el éxito de Black-ish, la ‘sitcom’ de ABC ganadora de un premio Emmy y de un Globo de Oro -para Tracee Ellis Ross-, que también puedes encontrar en el catálogo de Star en Disney+. La ficción creada por Kenya Barris consiguió, gracias a sus geniales historias y a su fantástico elenco protagonista, ganarse el cariño del público desde la emisión del primer episodio en la cadena norteamericana, en septiembre de 2014. Una acogida que no tardó en llevar a los productores a dar luz verde a un ‘spin-off’ que llevaría por título Grown-ish. Una nueva historia que llegó a la pequeña pantalla cuatro años después de la original, en 2018, y que tendría como protagonista a Zoey Johnson durante su aventura universitaria.

    Curiosamente, ambas continúan conviviendo en la televisión, donde siguen triunfando entre los miles de espectadores que no se pierden ni un solo episodio. Próximamente, Black-ish estrenará su octava temporada, mientras que Grown-ish hará lo propio con su cuarta entrega. Está claro que la hermana pequeña ha conseguido desligarse de la matriz y ser absolutamente independiente, pese a estar más orientada a un público más joven.

    Realidad universitaria sin lecciones de moralidad

    El universo de los adolescentes y de los jóvenes ha sido, y sigue siendo, una fuente inagotable de inspiración para la ficción televisiva. Decenas son las series que abordan ese paso de la adolescencia a la juventud, y más tarde a la adultez, centrándose en los problemas que surgen con las nuevas amistades o el despertar de la sexualidad. Sin embargo, no todas esas producciones son fieles a la realidad y, en ocasiones, tienden a exagerar sin fundamento algunas situaciones a las que se enfrentan los más jóvenes en su día a día.


    Grown-ish, por su parte, ha sabido desmarcarse de ese mundo de fantasía que se narra en algunas de ellas y ha demostrado que se puede hacer una serie de jóvenes universitarios muy realista. Las tramas en las que se basan las tres primeras temporadas de la ficción creada por Kenya Barris y Larry Wilmore tocan temas como el consumo de pastillas para aumentar la concentración en épocas de exámenes, el uso no siempre responsable de las redes sociales, las claras ideologías políticas que tienen los estudiantes… Y todo ello relatado sin una batería de clichés a su alrededor, y con ligeras notas de humor. Lo último que se pretende en Grown-ish es dar lecciones de moralidad, y eso es de agradecer en una sociedad donde están a la orden del día.

    Para ver en familia

    Si Black-ish es una comedia ideal para disfrutar en familia con los más peques de la casa, su ‘spin-off’ es fantástico para ver junto a tus hijos, o a tus padres, a partir de la adolescencia. Ver juntos cómo es ese paso a la vida adulta, las bondades y sacrificios que esconde la etapa universitaria y cuáles son las preocupaciones y miedos de una nueva generación, puede ayudar a poner sobre la mesa algunos temas interesantes para charlar en familia. Y no olvidemos que la familia que ve series unida... permanece unida.


    Perfecta para maratonear

    El verano, con sus días más largos y las ansiadas vacaciones, es la época perfecta para hacer maratones de esas series que tienes pendientes. Sin duda, Grown-ish es la candidata ideal para maratonear, gracias a sus episodios de poco más de 20 minutos de duración. Seguro que ya te estás preguntando cuántas horas necesitas para ver todos los capítulos que están disponibles en Star en Disney+. Pero no hace falta que cojas la calculadora, porque ya lo hemos calculado por ti. La primera temporada, que es la que ya está disponible hasta que lleguen la segunda y la tercera, está dividida en 13 episodios. Sí, efectivamente. En cuatro horas podrías ponerte al día y estar listo para la llegada de las nuevas temporadas.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top