Mi SensaCine
    Sin reservas
    Críticas
    1,5
    Mala
    Sin reservas

    Baja cocina

    por Eulàlia Iglesias
    'Deliciosa Martha', el film de Sandra Nettelbeck que rehace el que ahora nos ocupa, marcó todo un hito: ser la primera película de cine y gastronomía que no conseguía hacer la boca agua en ningún momento. 'Sin reservas' no mejora mucho en este aspecto. A pesar de que la protagonista es una cocinera tan excelente como perfeccionista con su trabajo, Scott Hicks tampoco sabe transmitir ese erotismo propio del buen comer, esas sensualidad gastronómica que lucen las películas comme il faut de este subgénero. Quizá porque le interesa más rodar una comedia romántica con ciertos toques dramáticos donde los fogones ejercen de telón de fondo.

    Así, la protagonista de 'Sin reservas' es una mujer solitaria obsesionada con su trabajo que de repente debe hacerse cargo de su sobrina y lidiar con un atractivo cocinero especialista en comida italiana. El film deja claro que una mujer sin hijos ni pareja entregada a su trabajo tiene un serio problema. El progresivo despertar emocional gracias a esas dos personas de la cocinera deviene el eje de una película más bien sosa, poco apetitosa y repleta de tópicos, desde la del genio intolerante hasta la del italiano (o casi) que sabe disfrutar, él sí, de la vida...

    A favor: No se le va demasiado la mano con el sentimentalismo.

    En contra: La falta de carisma de Catherine Zeta-Jones y cierto machismo en el subtexto.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top