Mi SensaCine
    Los pingüinos de Madagascar
    Críticas
    4,5
    Imprescindible
    Los pingüinos de Madagascar

    Espías como nosotros

    por Suso Aira
    Robaescenas natos en las (progresivamente excelentes) películas de Madagascar, este pingüinil cuarteto de adorables sociópatas y conspiradores no tenían otra misión que la de irrumpir con fuerza en la gran pantalla. Con un desfogue televisivo (su serie de casera animación CGI es, sin ningún tipo de duda, la mejor sitcom de los últimos diez años) que les ha servido para experimentar en el gag y en la definición de personajes/personalidades, Los pingüinos de Madagascar: La película es el salto (sin red) de los más avispados e interesantes humoristas que haya parido la ficción contemporánea. Humoristas, sí. Y un desenfrenado, colorista y desarmante homenaje enciclopédico a ese otro humor cinematográfico que ha estado luchando siempre contra las alargadas sombras de Chaplin o Keaton.


    Por supuesto que TODO nace de estos dos mencionados titanes de la carcajada (y ahí están para probarlo la escena de la pantomima durante el viaje o la teoría del dominó en el momento de destructiva metedura de pata de una de estas aves bobas), pero la película firmada por Eric Darnell y Simon J. Smith (a quienes hay que sumar a Tom McGrath, compinche de Darnell, protagonista vocal y verdadero ideólogo de estos mosqueteros payasos) prefiere a Abbott & Costello y a Los Tres Chiflados. Dotado de un in crescendo en la patochada como set piece, el animadísimo film arrambla con el esquema 40s de los Camino a… interpretados por Bob Hope y Bing Crosby para emparentarse con la heredera 80s de estos: el Espías como nosotros de John Landis. Landista hasta decir basta (ese momentazo de los ganchitos de queso es digno de Chevy Chase), capaz de delinear un escenario tashliniano con la única finalidad de hacer un chiste sobre ventosidades, servidor está a muerte con Los pingüinos de Madagascar: La película. A estos outsiders en la DreamWorks poco les importa no poseer la capacidad de trascendencia de la Pixar: no se preocupan por querer ser el Mad cuando ya les vale ser el National Lampoon.

    A favor: El carisma a prueba de gags de su cuarteto protagonista.

    En contra: Hay a quién este tipo de humor no les gusta (pobrecitos).
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top