Mi cuenta
    Notting Hill
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Notting Hill

    La comedia romántica que es imposible odiar

    por Nestor Hidalgo
    Si cuando usted piensa en Hugh Grant sólo se lo puede imaginar llevando unos chinos, camisa azul y chaqueta al hombro, caminando hacia su librería de viajes... es muy posible que se deba al efecto de esta película sobre el imaginario colectivo. Tras el gran éxito de 'Cuatro bodas y un funeral', el guionista Richard Curtis (co-creador de emblemas de la comedia británica como Blackadder y Mr. Bean) decidió replegarse sobre su barrio londinense de Notting Hill y parió una de las comedias románticas más emblemáticas de la década de los 90. Hugh Grant obtuvo su patente de encasillamiento vitalicia, mientras que es posible que Julia Roberts nunca haya estado tan encantadora como cuando le ha tocado hacer de, vaya, una estrella de cine de inmensa fama (Soderbergh tomó buena nota de esto, por cierto). Si añaden a la fórmula las pegajosas (pero geniales) canciones de Elvis Costello (versionado a Aznavour, poca broma), Ronan Keating y Al Green junto a una cuidada colección de secundarios con los que no te importaría irte a vivir y diálogos que denotan una buena mano esculpiendo por detrás, obtienen un film de digestión automática que alcanza esa extraña quimera de ser capaz de contentar sin estridencias a casi todo tipo de público. ¡Si hasta no se corta en su sátira de la industria del cine!

    A favor: Los extravagantes clientes que visitan la librería del protagonista.

    En contra:
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top