Mi cuenta
    Lío en Broadway
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Lío en Broadway

    ¿Qué nos pasa, doctor?

    por Suso Aira

    Confieso que llegó un momento en el que le tomé algo de manía a Peter Bogdanovich. Ese momento no fue en sus horas más bajas (llevaba más de trece años que no estrenaba una película, pero muchos más que no daba una a derechas), sino en sus inicios, concretamente en uno de sus títulos más exitosos y populares: ¿Qué me pasa, doctor? La típica película que es más graciosa y divertida explicada que vista, sufría de un problema (puede que meramente mío) y ese era su condición de réplica milimétrica, estudiada hasta el más mínimo detalle, de las obras mayores de la screwball comedy de Hollywood, con Howard Hawks a la cabeza. 





    Era como esas reproducciones de obras de arte, perfectas, idénticas… pero sin alma. Me interesa mucho más (aparte del Bogdanovich generacional y dramático de The last picture show y Texasville) cuando esa innegable sabiduría cómica y cinéfila del director se articulaba en un universo más propio, más libre de la imitación/homenaje a tal o cual escena de sus películas favoritas. Lío en Broadway pertenece a este último grupo de trabajos, encima acrecentados sus valores por ese retorno a la industria y a la gran pantalla del autor. Jugando a dos bandas, las del universo de la impostación y la ficción (de la mentira, vamos) que es el de actores, teatro etc. y las de la tradicional comedia vodevilesca y de réplicas inteligentes (el juego verbal en Lío en Broadway es mucho más jocoso y malicioso que el de puertas equivocadas, entradas y salidas y gente escondida donde no debiera), Peter Bogdanovich está hablando no sólo de las películas, del cine que a él le gusta (y que ya es imposible hacer o simplemente clonar), sino de él mismo como ese artesano raro, marginado pero orgulloso de hacer lo que hace, porque es lo que se le da mejor. Con Ernest Lubitsch como macguffin y excusa, y con Woody Allen y James L. Brooks como objeto de una saludable ironía (no es casual la elección de Owen Wilson, sencillamente espléndido, como protagonista del film), Lío en Broadway es una comedia burbujeante, puñetera, elegante, malintencionada, con toque y para nada anticuada. Si no la firmara el autor de la sensacional Todos rieron y sí algún desconocido realizador de la órbita indie, seguro que sería tratada y considerada de otra manera. Sin embargo la firma Peter Bogdanovich, moderno en su retorno a lo antiguo, recuperando su perdida magia, no se sabe si a la luz de la luna (de papel o no).

     

    A favor: su capacidad de recordar a los grandes clásicos desde un enfoque muy moderno.

    En contra: cuando Bogdanovich cita a Bogdanovich.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top