Mi cuenta
    El Escuadrón Suicida
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    El Escuadrón Suicida

    'El Escuadrón Suicida': humor bestia, ritmo endiablado y mucha diversión

    por Alejandro G.Calvo

    Recordemos todos que hubo una Escuadrón Suicida horrible, la de 2016 de David Ayer que fue uno de los grandes tropiezos del universo DC. Aunque también es verdad que hay un movimiento para que se recupere el montaje del director -que yo no sé si existe- al estilo de La Liga de la Justicia de Zack Snyder. La película, protagonizada por Will Smith y Margot Robbie, era bastante chunga. Entonces, este año, ha venido James Gunn a arreglarlo con El Escuadrón Suicida.


    James Gunn, cineasta nacido en St. Louis, Missouri, en 1966. La primera película que hizo se llama Slither: La plaga, que era una película con unos bichos que convertían a la gente. Era muy divertida, mezclando terror con humor negro. Ese es el sello que le ha quedado. Años más tarde hizo Super, una de las películas de superhéroes más chifladas que existen. Es un superhéroe cristiano que tiene visiones, pero no tiene poderes. Es una cinta muy a contracorriente, que fue lo que sirvió para que Marvel le fichara para realizar Guardianes de la Galaxia, un título que me encanta y que, de alguna forma, dio grandeza y popularidad a James Gunn.

    ¿Qué pasó entonces? Que Marvel despidió a James Gunn por unos tuits antiguos y polémicos. Hubo bastante controversia porque era uno de los nombres fuertes del universo y generó mucho drama. Todos los actores de Guardianes salieron a apoyarle. Ahora ya se ha arreglado. Ha vuelto y va a dirigir la tercera parte de Guardianes de la Galaxia. Pero, en ese periodo de despido, DC le fichó porque, probablemente, pensaron: "Le queremos para Escuadrón Suicida porque probablemente es el tono que no hemos sabido dar a la película ya existente".

    Los cómics de Escuadrón Suicida son tremendamente divertidos porque son muy violentos y los héroes mueren. Su propio nombre lo dice, son el Escuadrón Suicida. Una de las cosas más divertidas de los cómics es ver cómo van muriendo los protagonistas. Eso es algo que no pasaba mucho en la primera película y que aquí se cumple. Una de las cosas más trinchantes, inesperadas, violentas -porque además son muy gore- es ver cómo van muriendo los protagonistas.



    Se podría decir que El Escuadrón Suicida es tan divertida como la primera Guardianes de la Galaxia. Con unos personajes, que no sé yo si son tan entrañables -¿quién puede superar a Groot?-. De la primera película sobreviven Margot Robbie (Harley Quinn), Joel Kinnaman (Rick Flag) y Viola Davis, la mala malísima Amanda Waller, que maneja los hilos. A ellos se añaden nuevos personajes, como Idris Elba (Bloodsport), John Cena (Peacemaker) y atención a la aparición de Juan Diego Botto, que hace del villano Luna. Al igual que en Fast and Furious 9 John Cena no funcionaba muy bien porque se tomaba demasiado en serio a sí mismo, aquí pasa lo contrario. Se está riendo todo el rato de sí mismo y funciona muy bien.

    Es tan divertida como Guardianes de la Galaxia y aún más burra que Deadpool -la primera o la segunda, supera a ambas-. Deadpool funcionaba con códigos claros como ser malhablados o que la violencia fuese salvaje, pero tenía límites de corrección política que se respetaban. Son películas de superhéroes, van a un público muy amplio y cuando se salen de las reglas del género, llama la atención. El Escuadrón Suicida es salvaje.

    Yo me he reído todo el rato y eso que el argumento es una tontería. La premisa es la de Top Secret -película que me encanta-: un grupo de guerreros debe acabar con un científico nazi que está llevando a cabo experimentos demenciales, pero en tono de parodia. Lo realmente interesante de El Escuadrón Suicida es cómo va presentando cada personaje y cómo se los cepilla sin ningún tipo de problema, con unos niveles de violencia totalmente desaforados. Es la película en la que, sin duda, más superhéroes mueren de toda la historia del cine.

    James Gunn apunta a un humor bestia y un ritmo bastante endiablado. Construye unas secuencias de acción, que pueden ser un tiroteo donde mueren un millón de soldados o un gran monstruo que arrasa con la ciudad, con una espectacularidad que está muy bien cuidada. Por supuesto, es una película para la gente a la que le gusta el cine de superhéroes. Si no eres capaz de disfrutar con este cine, esto no te va a entrar. A los que sí les gusta, van a ver algo un poco más diferente y punk.

     

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top