Mi cuenta
    Imaginamos de qué tratan estas películas de 'serie B' por sus carteles
    Por Tomás Andrés — 11 nov. 2020 a las 17:30

    La redacción de SensaCine pone a trabajar su creatividad y analiza los pósters de obras de lo más estrambótico y precario del panorama cinéfilo.

    El mundo de la cartelería es algo fascinante dentro de la cultura cinéfila. Algunas de estas obras son auténticas piezas de arte, mientras que otras parecen estar diseñadas por alguien que comienza a hacer sus pinitos en Photoshop. Hace muchos años, de hecho, eran la mejor manera de vender producto en el videoclub, ya que no había internet y la única manera de ver un trailer de determinadas películas era justo al comienzo de otros VHS. Por ello, los artistas debían echarle imaginación y tratar de condensar lo mejor del filme en una imagen para hacerlo lo más atractivo posible para el espectador. Por este motivo en SensaCine nos hemos propuesto un reto: vamos a intentar descifrar de qué tratan unos pocos largometrajes sólo con la ayuda de sus pósters. Adivinamos de esta manera, la trama de comedias españolas como Zocta: Sólo en la Tierra se puede ser extraterrestre o el filme de terror canadiense Things.

    'Ninja Terminator' (1986)

    Si había algo que lo petaba realmente en los años 80 eran los ninjas. Ávidos productores como los israelitas Menahem GolanYoram Globus (propietarios de la mítica Cannon Films) o los caraduras Joseph LaiTomas Tang (cabezas visibles de la cochambrosa Filmark), bien daban cuenta de ello. Pero poco después, en el maravilloso año cinéfilo 1984 tuvo que llegar el director James Cameron para revolucionar el cine de ciencia ficción con la magnífica Terminator. Ahora también los 'cyborgs' asesinos estaban de moda. Pues bien, ¿que puede haber mejor que hacer un pastiche de géneros que funcionan bien entre el público y dan gran rendimiento en taquilla? De aquí, muy probablemente, nació la idea de rodar Ninja Terminator.

    Rodada, con toda probabilidad, sin ningún tipo de escrúpulos (ni de vergüenza, ni licencias oficiales) el cartel promete una potentísima aventura llena de acción, accidentes de coche, persecuciones, maniobras en helicóptero y -por supuesto- ninjas. Un duelo entre dos espadachines enmascarados, con vivos trajes de color negro y rojo que promete un enfrentamiento de altos vuelos (ríete tú de la saga de videojuegos Shinobi). Lo más seguro es que además ambos tengan cuentas pendientes, fruto de sangrientos enfrentamientos en el pasado que dejaron alguna víctima por el camino. ¿Y el hecho de añadir al Terminator? Cabe la posibilidad de que el villano -o incluso el protagonista- sea mitad hombre, mitad máquina. O bien, que ambos luchen al principio contra una siniestra corporación que pretende hacerse con el monopolio gracias a sucias artimañas; como la creación de peligrosos 'cyborgs' a los que sólo los ninjas pueden hacer frente. En el cartel vemos el nombre de Jonathan Wattis, un actor estadounidense al que probablemente engañaron con una próspera carrera y que no consiguió destacar nunca (de hecho sólo tiene dos trabajos en su filmografía).

    Tomás Andrés

    'Cumpleaños mortal' (1981)

    ¿Qué estamos viendo aquí? Pues bien, una persona sorprendida porque el asesino le va a matar con un pincho de una barbacoa aparentemente realizado con fines para celebrar el cumpleaños del, presuntamente, protagonista. Cumpleaños mortal parece tener la dosis perfecta de una película de terror slasher un tanto gore y a la vez ¿divertida? por seguramente la gran cantidad de muertes 'WTF' que albergaría, entre ellas la de ser empalado por un pincho de una barbacoa.

    Uno a uno, van muriendo todos los invitados a la fiesta de cumpleaños del protagonista. ¿Pero quién es el asesino o asesina? Pues la persona que no ha sido invitada a ella y que ha decidido acabar con ellos sin ningún plan sólido y matándolos con lo primero que encuentra. Esperemos que el prota no haya comprado cubiertos de plástico, porque si no el asesino seguramente lo tendría jodido.

    Aparentemente, Cumpleaños Mortal tiene en realidad una protagonista llamada Virginia Wainwright que vuelve a un prestigioso centro privado de enseñanza poco antes de cumplir los 18 años después de haber sufrido un accidente que le ha causado una amnesia. Pero en su vuelta, se encuentra con que un asesino está matando a todas las personas con las que se encuentra conectadas con su pasado. Pues también os digo que una fiesta de cumpleaños claustrofóbica con un asesino entre medias me llamaría más la atención.

    Custodio Guerrero

    'Night Creature' (1978)

    Night Creature se traduce como Criatura de la noche y, como puedes ver en el cartel que acompaña estas líneas, la película parece tener como protagonista a un fornido héroe de portentoso y frondoso bigote que, a pecho descubierto y con rifle en mano, sólo luce un marcado pantalón y unas resplandecientes botas de color negro. Él puede con todo lo que le pongan por delante. ¡Incluso con un resfriado! Así que imagino que se trata de una suerte de Dar, el personaje principal de aquel peliculón de fantasía titulado El señor de las bestias, que hizo las delicias de los jóvenes nacidos en la década de los 80. Yo todavía me acuerdo de él.

    ¿Lo de atrás es una pantera? ¿Un leopardo? Poco importa, ya que aquí hemos venido a jugar. No hay pequeños animales que acompañen a nuestro campeón, pero auguro que no es un simple trampero. Es más bien una mezcla de Kraven 'El Cazador', del mencionado Dar y del Bravestarr de Filmation y se enfrenta al ágil felino no sólo con su fortaleza, su intelecto y abundantes armas de fuego, sino también con poderes sobrenaturales, como la vista de águila o la fuerza del oso. ¿No sería fantástico?

    La tipografía del título chorrea una truculenta sangre amarillenta, así que no presagio un futuro demasiado feliz para esa pobrecilla damisela en apuros que descansa atemorizada en las piernas del Zardoz selvático. Ella también anda escasa de ropajes, así que quizá acceda a ayudar al galán de turno para que ambos, con las pieles de la fiera salvaje, pasen un invierno de lo más calentito. Que no se te escape el detalle de que los colmillos de la intratable criatura son casi del mismo tamaño que los bíceps del alimañero. He de confesar que me pierdo bastante con ese "VERTA JA KAUHUA…". ¿Será el "Yibambe" del hercúleo paladín o significará "Todo por un abrigo…" en alguna lengua?

    Santiago Gimeno

    'Ratatoing' (2007)

    Si nos dejamos llevar por el nombre, Ratatoing, es inevitable que nuestra mente haga la asociación más lógica y pensemos en Ratatouille. Para los más despistados, no, no hablamos del plato, si no de la simpática ratita de Pixar, que allá por 2007 nos robó el corazón con su tenacidad para convertirse en uno de los mejores chefs de Francia. Oh la lá.

    Dejemos a Ratatouille y volvamos a Ratatoing, que no es una rata, si no un ratón con licencia para matar. Lo que viene siendo un mercenario a sueldo, que ejecuta sus misiones disfrazado de chef. De esta manera le resulta más sencillo infiltrarse en los restaurantes que suelen frecuentar sus víctimas: empresarios y ricachones recién llegados a la élite de su ciudad: Cheese-Gotham.

    Ratatouing no tiene escrúpulos y bajo su apariencia de simpático roedor y experto culinario se camufla un ser despiadado que cumple con frialdad cada misión encomendada, pero como todos, Ratatoing tiene un punto débil y es su hermana Ratatán -que también podemos ver en la carátula-. El mundo de nuestro ratón protagonista se pone patas arriba cuando Ratatán es secuestrada y solo podrá volver a verla con vida si realiza una serie de acciones, que pondrán en peligro la vida de Ratatouing y en conflicto su código ético. Por suerte, ante el momento más duro de su vida contará con la inestimable ayuda de su amigo Rataboompa - también en la carátula-, un simpático, ingenuo y torpe hámster, cuya admiración hacia Ratatoing no tiene límites.

    Lourdes de Paredes

    'La isla virgen' (1980)

    ¿Seguro que este es el póster de una película de 'serie B' y no de una cinta X? Partiendo de la base de que no sea lo segundo (aunque, ciertamente, tengo serias dudas al respecto), una cosa sí que me parece segura: Que el largometraje tiene en su centro la historia de amor entre un simio y una humana. ¿Qué puede significar si no que la chica y el monete aparezcan de lo más acaramelados? El asunto da un poco de grimilla para qué nos vamos a engañar,  pero, como el mono no es de verdad y la película tiene sus años, o eso damos por hecho dado la calidad del póster, imaginamos que ni PACMA ni nadie tuvo ninguna pega al respecto.

    Otra cosa que podemos dar por hecha al ver la imagen es que la acción de la película transcurre en una isla paradisíaca, e incluso podemos subir la apuesta: esa isla paradisíaca es el hogar del simio protagonista de este tórrido romance para el que pertenecer a diferentes especies no supone ninguna barrera. Por último, el cuanto menos llamativo cartel, nos deja una pista: "El eterno triángulo como no se había visto antes".

    Así que nada, una vez analizados los detalles del póster en cuestión, allá vamos. Tanya's Island no es el nombre de la isla, sino que es la protagonista la que se llama así. Por algún motivo, quizá un viaje de novios que termina en naufragio -¿por qué no?-, Tanya llega hasta el remoto lugar para vivir una experiencia que cambia su vida para siempre. Allí conoce a un hombre mono que al principio la aterroriza, pero por el que termina sintiendo una brutal atracción física que la lleva a poner en duda la relación con su pareja. En definitiva, un triángulo novia-novio-simio como, efectivamente, "no se había visto antes".

    Alicia P. Ferreirós

    'Things' (1989)

    Por el hombre que aparece en este póster, esta historia podría estar protagonizada perfectamente por el presentador del mítico programa Bricomanía que tras perder completamente la cabeza, se dedica a asesinar gente con una broca de 25 mm. Pero, aunque la historia promete, casi mejor dejar tranquilo a este señor y cambiar al protagonista y a su historia. Digamos que la trama de Things gira en torno a Jack, un carpintero que dedica sus ratos libres a la caza y a participar en subastas de arte. En una de estas últimas pujas, ha obtenido un cuadro en el que aparece un hombre con una apariencia muy triste -el cual se ve en el póster-, pero del que quedó prendado desde el primer momento en el que lo vió.

    Sin embargo, lo que Jack desconocía de este retrato es la maldición que le rodea: todo aquel que se convierte en el dueño de ese cuadro enloquece de manera desproporcionada. De esta forma, y prácticamente sin darse cuenta, Jack comienza a comunicarse con el hombre que protagoniza el lienzo y, poco a poco, éste le convence para asesinar a su vecindario con la taladradora que suele utilizar cada día en su trabajo. Pero, con todos estos homicidios, el retrato tiene un objetivo claro: conseguir formar un cuerpo nuevo a partir de esos cadáveres, permitiéndole tener un físico de carne y hueso y, así, poder abandonar el mundo paranormal.

    Aída S. Anyolini

    'Waka-Waka' (1987)

    Veamos qué tenemos por aquí… Acción, explosiones, deportes acuáticos, muchos vehículos aéreos y terrestres, armas y un mono en moto. Llamaremos al mono Waka-Waka e intentaremos no hacer ningún chiste o referencia a la canción de Shakira del mismo nombre. Complicado. Lo sé. Mientras escribo esto, en mi cabeza solo suena "waka waka eh eh".

    En la selva del Congo habita Waka-Waka, un mono con el que han experimentado hasta la extenuación y que ha conseguido convertirse en el ser vivo más inteligente del planeta Tierra. Los científicos lo utilizan para almacenar en su mente datos clave. Algunos son tan importantes que podrían provocar una Tercera Guerra Mundial. Los villanos, unos narcotraficantes mexicanos que aterrizan en la selva realizando un salto Halo, quieren hacerse con él para dominar el mundo. Pero no lo tendrán nada fácil. El servicio de inteligencia americano ha descubierto su plan y han enviado a su mejor agente -la chica central del póster vestida con un 'look' muy prehistórico- para proteger a Waka-Waka.

    En esta película, "la aventura más alocada y divertida que usted nunca pudo imaginar" -como reza el póster-, también tiene cabida un policía muy patoso que se convertirá en un importante aliado de la agente protagonista. Las persecuciones son frenéticas y se llevan a cabo en todo tipo de vehículo y por mar, tierra y aire. Al final -¡plot twist!- todo era una estratagema del inteligente Waka-Waka para poder escapar del laboratorio en el que estaba encarcelado. Ahora es él quien dominará el mundo. Vaya… Al final me ha salido una precuela de El Planeta de los Simios.

    Andrea Zamora

    'Zocta: Sólo en la Tierra se puede ser extraterrestre' (1988)

    Misiles americanos, misiles de la U.R.S.S, un boy scout encaramado a un perro, la Luna y un despistado y frágil Superman. Si es cierto que de todos los pósters de películas de 'serie B', este no es el peor de todos. Aún así, cuesta descifrar cuál será su trama con tal descripción surrealista de sus personajes. Pero, no es de extrañar. A Joe Rigoli, director y también protagonista de Zocta: Solo en la Tierra se puede ser extraterrestre, le encanta utilizar esta clase de carteles en sus películas. Otro ejemplo es el de La de Troya en el palmar, que más que un póster parece el juego de la oca.

    Pero, centrándonos en esta cinta y los elementos que aparecen en su imagen de presentación, puede que su historia se sostenga en alguna misión espacial o semejante por salvar el mundo, una vez más, de las horribles y despiadadas fuerzas extraterrestres. Aunque a falta de algún atisbo de la presencia de un personaje alienígena, puede que los propias criaturas que quieran acabar con la Tierra sean los propios humanos en una nueva lucha de poder y autoridad. Aunque eso sí, nunca perdiendo el sentido del humor. Por algo esta película está dirigida por el comediante argentino Rigoli, quien desarrollo la gran parte de su carrera profesional en España.

    Ana Lasso

    'Tarde de fiesta' (1983)

    El título Tarde de fiesta es de los que deja poco lugar a la imaginación sobre la trama que esconde la película en cuestión. Esta cinta, ambientada en la Cataluña de los años 70, nos presenta a Joan, el soltero de oro de un pequeño pueblo de Girona, quien a sus 45 años anuncia su compromiso con su mejor amiga de toda la vida. Un acontecimiento de tal envergadura se merece una fiesta por todo lo alto. Sus amigos y sus compañeros, de la fábrica donde trabaja envolviendo bombones, le organizan la despedida de soltero definitiva: una cena con espectáculo en un local nuevo del centro de Girona.

    Joan está entusiasmado con el interés que ha despertado su próximo enlace, y se muestra expectante ante la sorpresa que le han preparado sus colegas. Cuando llegan al lugar del evento, Joan queda fascinado al ver que un faquir es el protagonista del espectáculo. El motivo de tal entusiasmo se debe a que desde niño siempre había soñado con ser uno de esos artistas circenses, para poder escupir fuego por la boca. A medida que la fiesta avanza, el alcohol empieza a hacer estragos en Joan, quien sin dudarlo se sube al escenario a acompañar al faquir, como voluntario justo en el momento en el que está haciendo su número más espectacular. Joan pierde los papeles llevado por la excitación del alcohol y coge una de las antorchas del faquir, provocando el terror de todos los asistentes en la fiesta, y de sus amigos, que llegan a temer por su vida. Lo que iba a ser una noche de fiesta se convierte en un caos digno de olvidar.

    Lorena Vialás

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top