Nota películas
Mi SensaCine
    'Los niños de la estación del Zoo': Qué ha sido de Christiane F. y del resto de protagonistas de la historia
    Por Alicia P. Ferreirós — 9 abr. 2021 a las 19:01

    La serie que acaba de estrenar Amazon Prime Video es un desgarrador relato real.

    La nueva serie Amazon Original Los niños de la estación del Zoo que acaba de estrenarse en la plataforma de 'streaming' resulta una historia aún más desgarradora cuando piensas que se trata de un relato real. El de la vida de la autora de la novela autobiográfica en la que se inspira el título, Christiane F., quien con solo 13 años era adicta a la heroína y se prostituía en la icónica estación de tren berlinesa Bahnhof Zoo para conseguir el dinero que necesitaba para seguir pinchándose. No era la única. También lo era su novio, su mejor amiga y el resto de integrantes de su grupo de jóvenes adolescentes que comenzaron a tontear con diversas sustancias a mediados de los años 70 y se toparon de lleno con una nueva droga que acababa de comenzar a moverse por el país.

    Qué fue de Christiane F. y del resto de protagonistas reales de 'Los Niños de la Estación del Zoo'

    Aunque la serie de Amazon se trata de una reinterpretación moderna del 'bestseller' alemán, la historia Los niños de la estación del Zoo narra lo que su propia descripción describe como "La historia de Christiane, sus amigos y su oscura caída en la drogadicción y la prostitución conmocionó a toda una generación". Al igual que la autora real de la novela y sus amigos, los seis adolescentes en torno a los que gira la ficción de la plataforma buscan cumplir sus sueños de libertad al tiempo que caen en un oscuro pozo del que luego no son capaces de salir. 

    La protagonista de la serie es Jana McKinnon en el papel de Christiane, aunque no es el único personaje real que forma parte del relato de Amazon. También lo son Axel (Jeremias Meyer), Babsi (Lea Drinda), Stella (Lena Urzendowsky) y también Benno (Michelangelo Fortuzzi), la versión de la ficción de Amazon de Detlev, nombre real del novio de la protagonista.

    Todos ellos, junto a Christiane F., se hicieron adictos a la heroína y acompañaron a la joven en su viaje hacia la autodestrucción. De todos ellos, también, hablaría la "autora" con los dos periodistas de la revista Stern, Kai Hermann y Horst Rieck, que asumieron la tarea de escribir el relato de la joven en primera persona.

    Muchos de los amigos de Christiane fallecieron víctimas de la heroína. Babsi, de hecho, murió con 14 años y se considera la víctima de la droga más joven del mundo. La propia Christiane Felscherinow sigue viva a día de hoy aunque, y en su última entrevista datada del año 2013, confiesa que nunca ha conseguido desintoxicarse del todo.

    La muerte de Babsi, en la portada del periódico 'Berliner Zeit' en 1977.

    Tras el éxito del libro y de la película de 1981 que se rodaría posteriormente, Felscherinow obtuvo bastante popularidad en Alemania y otros países. En los años 80 vivió en Zurich, acogida por la familia propietaria de una editorial y rodeada, según sus palabras, por "estrellas de la literatura y un ambiente de heroína". Christiane contrajo hepatitis C a finales de la década y a lo largo de su vida a desarrollado cirrosis hepática. Completamete convencida de que "moriría pronto", la protagonista de esta historia recogería toda su experiencia posterior a la publicación del 'bestseller' en un libro también autobiográfico de 2013 titulado "Mi segunda vida". Con él, buscaba describir cómo había sido su vida en contestación a los titulares y noticias que se habían publicado al respecto. "Espero que [el libro] asuste a la gente respecto a drogarse más que el primero. Estoy segura de que así será describe todo el dolor de mi vida y que moriré muy pronto y de forma dolorosa".

    En una entrevista de 2013 con Vice, Christiane aseguraba que seguía siendo adicta porque "nunca había querido dejarlas": "No conozco nada más. Decidí vivir una vida diferente a la de otra gente. No necesito fingir para detenerme". Y continuaba: "Consumo metadona. A veces me fumo un porro. Bebo mucho alcohol. Mi hígado está a punto de matarme. Tengo cirrosis por la hepatitis C. Moriré pronto, lo sé. Pero no me he perdido nada en la vida. Estoy bien con eso. Pero esto no es lo que recomendaría: No es la mejor vida, pero es la mía".

    Según parece, y publicaba Vice en una entrevista con el actor de la película de 1981 publicada hace cinco años, también seguiría con vida Detlev, el novio de Christiane. El joven habría encontrado trabajo como conductor de un autobus para personas de movilidad reducida y viviría junto a su familia ahora ya desintoxicado. En la misma entrevista, Thomas Haustein, también revelaba haber mantenido relación durante años con Stella, la mejor amiga de la protagonista.
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top