Nota películas
Mi SensaCine
    Los Croods: Una aventura prehistórica
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Los Croods: Una aventura prehistórica

    La edad de fuego

    por Violeta Kovacsics
    Como dictan los cánones de la animación contemporánea, 'The Croods' está hecha en tres dimensiones. Eso sí, a diferencia de 'La cueva de los sueños olvidados' (otra película que ahonda en cuevas prehistóricas y en las pinturas rupestres a partir de la tecnología 3D), 'The Croods' señala tímidamente la diferencia entre el 3D y los dibujos bidimensionales, como si estos, contrariamente al filme de Werner Herzog, no se pudiesen conciliar. En la introducción de la película vemos unos dibujos que nos presentan a los Croods, una familia que vive en una cueva y que está a punto de descubrir el fuego. A diferencia también de 'Les contes de la nuit' (otra película de animación que trabaja sobre el choque entre el dibujo 2D y la tecnología 3D), en 'The Croods, esta oposición se queda en lo anecdótico.

    'The Croods' plantea una trama sin sorpresas: la hija rebelde se enamora del joven aventurero que posee el fuego y entre ambos le enseñarán al padre (y a toda la familia) que el miedo no conduce a ninguna parte. No hay nada malo en esta cierta simplicidad del relato, en la que el discurso es uno y claro. Tan sólo se echa en falta la profundidad o la multiplicidad de capas que vienen ofreciendo buena parte de las grandes películas de animación contemporáneas, aquello que las hace tan disfrutables para los niños como estimulantes para los adultos. La película aprovecha las posibilidades del fuego como elemento plástico: un haz de luz que se avista desde lo lejos o un punto brillante cuando, en la introducción, el papel se quema poco a poco. 'The Croods' juega abiertamente con una estética más cercana al "new age" que a la edad de piedra, aunque aquí no existe la coartada que sí se podía encontrar en 'Rompe Ralph', en la que los colores brillantes correspondían al universo del juego de carreras coches hechos con gominolas.


    A favor: La integración puntual de dibujos sobre papel o de pinturas rupestres (es decir: bidimensionales) en una película planteada en 3D.

    En contra: La falta de profundidad o de múltiples capas la aleja de los hitos recientes de la animación.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top