Mi cuenta
    Ciudad de Dios
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Ciudad de Dios

    "Siempre quise ser un gángster de favela"

    por Nestor Hidalgo
    Procedente de unos inicios erráticos y alimenticios en la industria audiovisual brasileña, Fernando Meirelles saltó a la fama internacional (y a la nominación al Oscar de Mejor dirección; la película sumó otras tres) gracias a esta rítmica, colorista, cruda, sudorosa y vibrante crónica criminal de las favelas de Río de Janeiro. Sus bases fueron las palabras del libro homónimo de Paulo Lins y el espíritu de 'Uno de los nuestros' (Martin Scorsese) en su representación del gangsterismo a medio camino de la desmitificación y el inevitable retrato cool propiciado por la imagen cinematográfica. La cámara se mueve ligera y endiablada por el opresivo y caótico laberinto de las favelas cariocas que Meirelles y su co-directora Kátia Lund conocen tan bien mientras narra de forma fragmentada la historia del enfrentamiento entre los capos de la droga Zé Pequeño y Mané Galinha a lo largo de dos décadas de narcotráfico, casquillos de bala y sangre derramada. Con madera para convertirse en uno de los títulos más recordados del cine comercial de los 2000s.

    A favor: La frescura formal y el ritmazo carioca de la banda sonora.

    En contra: No se puede decir que esté inventando nada.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top