Mi cuenta
    ¿Por qué las películas de superheroínas siempre fracasan?
    Por Alberto Corona — 12 jul. 2016 a las 10:48

    Cintas como 'Catwoman' o 'Elektra' han provocado que la industria se muestre reacia a producir más adaptaciones de cómics con personajes femeninos en el papel principal.

    El cine de entretenimiento actual difícilmente podría entenderse sin la figura del superhéroe. Desde que Bryan Singer estrenara X-Men en el año 2000, los personajes de las viñetas de DC y Marvel han ido saltando a la pantalla grande, protagonizando nuevas entregas que acabaron derivando tanto en taquillazos inconmensurables como en filmes que incluso se atrevían a trascender el género -como ocurrió con El Caballero Oscuro. Sin embargo, hay algo común y notorio en todas estas exitosas producciones: ninguna tiene a una superheroína en el papel protagonista.

    La escasez de personajes femeninos en los filmes de superhéroes es una tendencia común que ya fue denunciada por Joss Wheedon hace un par de años, tras haber sido precisamente éste el encargado de dirigir una película que amasó enormes recaudaciones contando con una chica entre sus personajes principales. Es el caso de Los Vengadores y de la Viuda Negra interpretada por Scarlett Johansson que, sin embargo, formaba parte de un equipo mucho mayor -compuesto casi íntegramente por hombres-, y ni siquiera llegó a contar con una figura de acción propia en el 'merchandising'.

    Actualmente, parece que tanto Marvel como DC tratan de corregir este machismo, preparando películas en solitario tanto de la Capitán Marvel -con un estreno previsto para 2019-, como de Wonder Woman -a quien ya vimos personificada por Gal Gadot en Batman v Superman: El amanecer de la Justicia-, a lo que podríamos añadir la rumoreada película que preparan DC y Warner Bros. con varios personajes femeninos de los cómics como protagonistas, y encabezados por Harley Quinn (Margot Robbie). Una buena iniciativa que, probablemente, tendrá a más de un ejecutivo ahora mismo dudando sobre su conveniencia, sin dejar de recordar todos los fracasos que, indistintamente, han supuesto los filmes de estas características. Digital Spy ha elaborado un repaso de las razones por las que se ha establecido la creencia de que las películas de superheroínas no funcionan, el cual recogemos a continuación:

    Izaro Films S.A.

    Supergirl (1984)

    Tan sólo seis años después de que el Superman de Richard Donner arrasara en taquilla y provocara el interés de los estudios por los hombres con capa, la prima del Hombre de Acero ya contó con una película para ella sola, dirigida por Jeannot Szwarc. La encargada de interpretar a Kara fue Helen Slater, quien afrontó el papel con muchísimo entusiasmo y acabó suponiendo una de las pocas virtudes de un filme demasiado irregular.

    El motivo de su fracaso estuvo relacionado con el tono en que se quiso bañar la propuesta, lleno de humor autoparódico que acababa desconcertando a un espectador que, en los años 80, difícilmente iba a estar familiarizado con los rasgos definitorios de un género todavía en pañales. Tal y como apuntó el crítico Roger Ebert: "Cuando uno va a ver una película de Superman y Supergirl no va para reírse con condescendencia". Este humor tan peculiar, curiosamente, ya había sido empleado un año antes en Superman III, lo cual no impidió que la saga siguiera siendo más o menos bien considerada... al menos hasta Superman IV: En busca de la paz, claro. Eso sí que no fue capaz de resistirlo.

    Sheena, reina de la selva (1984)

    Ese mismo año, Tanya Roberts -luego Chica Bond en Panorama para matar- encarnó a otro importante personaje femenino destinado al fracaso. Fue dentro de un filme que, teniendo en cuenta el hecho de que se basaba en el primer cómic publicado protagonizado por una mujer, no cumplió en absoluto con las expectativas, hundiéndose en taquilla.

    Hay que decir, no obstante, que esta suerte de versión femenina de Tarzán ha ido consiguiendo un considerable número de seguidores con los años, incluso habiendo sido re-adapatado en una serie de televisión homónima -por lo demás, bastante intrascendente- de principios de siglo. 

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top