Mi cuenta
    Festival de Sitges Día 6: Más de lo mismo, pero más tronchante, con 'Halloween Kills'
    14 oct. 2021 a las 13:00
    Tomás Andrés Guerrero
    Tomás Andrés Guerrero
    -Cinema Expert
    Desde muy pequeño devoraba series de animación y películas en VHS. Fan de la serie B, el terror, el gore, la comedia de los 80 y el cómic. Amante de las salas de cine de toda la vida.

    El asesino en serie Michael Myers se deja ver de nuevo por el certamen, tres años después de 'La noche de Halloween'. También comentamos las fallidas 'Antlers' y 'Offseason'.

    Si hay personaje icónico -junto a Jason Vorhees y Freddy Krueger- ese es Michael Myers. Nacido de la mente del genio John Carpenter en el año 1978, y dando el pistoletazo de salida al subgénero conocido como 'slasher', el asesino en serie ha vuelto a pasar por el Festival de Cine Fantástico de Sitges con su última carnicería fílmica: Halloween Kills. Ya son 13 las entregas de la saga, convirtiéndose en una de las más longevas de la historia. Y como sucediese en su antecesora -aquella secuela directa de la primera parte estrenada en 2018- Carpenter sólo ejerce labores de producción ejecutiva y composición de banda sonora, para ceder el testigo tras la cámara -de nuevo- a David Gordon Green. Un cineasta que tiene, cuanto menos, una curiosa filmografía que va desde el 'indie drama' (All the Real Girls, Undertow), a la comedia más gamberra (Superfumados, El canguro).

    En esta ocasión, Green repite en la escritura del guión junto a su amigo el cómico Danny McBride y se incorpora a la terna Scott Teems (en sustitución de Jeff Fradley, que colaboró en la redacción de aquella La noche de Halloween). La historia nos sitúa en el pasado: cuando la policía busca desesperadamente al autor de una masacre en un tranquilo barrio de Haddonfield (Illinois), hasta que es detenido, no sin antes dejar un reguero de sangre entre los agentes. Después, volvemos justo al final de la anterior entrega, cuando Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) escapa malherida -junto a su hija y su nieta- del peligroso asesino enmascarado que trató de acabar con su vida a finales de los años 70. Michael Myers se ha quedado encerrado en la casa de ésta y parece que va a ser devorado por las llamas que incendian el hogar, pero los bomberos entran allí y lo liberan. Al escapar, el temible psicópata comienza una matanza que hará también que el propio pueblo pierda el juicio buscándole.

    Halloween Kills
    Halloween Kills
    1h 46min
    Dirigida por David Gordon Green
    Con Jamie Lee Curtis, Judy Greer, Andi Matichak, James Jude Courtney, Nick Castle
    Medios
    2,9
    Usuarios
    2,9
    Sensacine
    3,5
    Cartelera y Entradas (295)

    El filme es un 'fan service' de lo más tronchante, de hecho su título que recuerda a Machete Kills ya nos da algunas pistas sobre hacia dónde va a dirigirse la cinta. Las muertes de lo más gore, vienen acompañadas de unas disertaciones de lo más absurdo de los protagonistas y de una localidad enajenada -en busca de venganza- cansada de apuñalamientos y decapitaciones. Alejandóse del tono más solemne de la parte anterior, Green firma una cinta que está más cerca de la alocada La matanza de Texas II y de Feliz día de tu muerte que de otros 'slasher' al uso. Otra de las sorpresas que depara la cinta es que el personaje de Jamie Lee Curtis queda en un segundo plano, para dar más protagonismo a los roles de su hija y de su nieta. Un regocijo que, aún suponiendo más de lo mismo, no defraudará a los seguidores de la saga en busca de asesinatos cada vez más crueles, explícitos y -por qué no- tronchantes.

    'Antlers': Drama familiar y folklore estadounidense

     

    Seguimos con otro de los platos fuertes del Festival: la cinta de terror sobrenatural Antlers: Criatura oscura. Una cinta que ha sufrido varios retrasos en su estreno debido a la pandemia del Coronavirus, pero que viene con el aval de tener detrás a uno de los guionistas del momento: Nick Antosca (creador de las series Channel Zero y Nuevo sabor a cereza). El filme arranca con un traficante que fabrica metanfetamina en una mina inactiva, junto a su socio, mientras su hijo de 7 años les espera jugando fuera. Algo sale mal, y despiertan a un ente sobrenatural que posee al padre y parece absorber la energía de su hijo. Desde ese momento, el otro miembro de la familia con vida (un niño de 12 años) tendrá que alimentar a dos seres queridos que, poco a poco, van transformándose en otras criaturas con poco de humanas. Sospechando que algo malo ocurre en el entorno del chaval, su profesora del colegio (encarnada por una solvente Keri Russell) comienza a indigar hasta llegar a una vía que parece de lo más irracional para su hermano el sheriff de la localidad (al que da vida un Jesse Plemons muy pasado de peso). El guión de Antosca tiene la mayoría de los elementos característicos de sus productos: un drama familiar y las leyendas o mitos estadounidenses. El problema es que en manos de un director tan ineficaz como Scott Cooper (Black Mass. Estrictamente criminal), la cinta acaba conviertiendose en un largometraje carente de ritmo y emoción, a pesar de lo cuidado de su fotografía y sus buenas interpretaciones. Una pequeña decepción, con unas notorias caídas de ritmo (que provocan desinterés en el espectador en más de una ocasión), que la hace pasar inavertida en un Festival que nos ha dejado joyas como Mad God o The Innocents.

    Antlers: Criatura oscura
    Antlers: Criatura oscura
    Dirigida por Scott Cooper
    Con Keri Russell, Jesse Plemons, Scott Haze, Rory Cochrane, Amy Madigan
    Mickey Keating arrastra al tedio (aunque muy estéticamente) al público con 'Offseason'

    Cerramos la crónica con Offseason de Mickey Keating. El realizador estadounidense, que comenzó dando sus primeros pasos con la productora Blumhouse (obrando su debut tras las cámaras: Ritual), se ha convertido en "el niño bonito del terror indie". El cineasta, que ya pasó por el Festival con Carnage ParkPsychopaths (la cual me pareció una tontería importante en su día) nos ha traído la que han presentado como su mayor inmersión en el cine de terror. El filme nos presenta a una pareja que accede a una isla cuando se ha acabado la temporada vacacional, a través de un puente, ya que a ella le han avisado que alguien ha destrozado la tumba de su madre. En dicho lugar parece respirarse un ambiente malsano y poco a poco los dos se darán cuenta de que han caído presa de una maldición local de la que les será complicado escapar. A pesar de ser muy esteta tras la cámara, Keating nos entrega una nadería carente de ritmo y sentido. Una cinta que parece querer homenajear al Lucio Fulci de Miedo en la ciudad de los muertos vivientes, pero que se queda en una copia mala de Dagon. La secta del mal. La protagonista se pasa deambulando agobiada por el pueblo, tratando de buscar a su novio y de escapar de allí, hasta llevar al espectador al tedio más absoluto, mientras trata de buscar coherencia argumental. Destacar -para mal- los 'flashback' protagonizados por la madre fallecida que en ocasiones llegan a rozar el ridículo a niveles de The Room (sí, el infame largometraje de Tommy Wiseau), amén de unos efectos de maquillaje de lo más cutre. A los fans de Keating -que son unos cuantos dentro del mundillo- les habrá encantado, a este que escribe le produce bastante rechazo su obra en general… y no será porque no lo intento.

    Offseason
    Offseason
    Dirigida por Mickey Keating
    Con Jocelin Donahue, Joe Swanberg, Melora Walters, Richard Brake, Jeremy Gardner
    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top