Mi cuenta
    'The King’s Man: La primera misión': esta Navidad descubre el origen de la agencia secreta en una película repleta de acción
    20 dic. 2021 a las 15:20
    Actualizada el 10 ene. 2022 a las 16:01
    Beatriz Lucas Cabornero
    Beatriz Lucas Cabornero
    -Redactora Jefa y periodista en SensaCine
    Periodista desde hace 20 años y fanática de Miyazaki. Se conoce la filmografía completa de Leo McCarey. Está dispuesta a darlo todo por su equipo.

    El 29 de diciembre se estrena en cines la esperada precuela de la saga ‘Kingsman’, de nuevo dirigida por Matthew Vaughn y con la acción y la espectacularidad como ingredientes principales. Un plan perfecto para disfrutar en pantalla grande.

    Imagina que los peores villanos del siglo XX estuvieran conectados -Lenin, Rasputín o los nazis en sus orígenes- y tuvieran un plan para sembrar el caos e incitar la peor guerra de la historia con el fin de erradicar millones de almas. Y que, para contrarrestar su poder y arruinar sus planes, naciese una agencia de inteligencia privada, más eficaz que cualquier gobierno existente, que debiera detenerlos en una carrera a contrarreloj.

    The King's Man: La primera misión
    The King's Man: La primera misión
    Fecha de estreno 29 de diciembre de 2021 | 2h 11min
    Dirigida por Matthew Vaughn
    Con Ralph Fiennes, Gemma Arterton, Rhys Ifans, Matthew Goode, Tom Hollander
    Medios
    2,8
    Usuarios
    3,5
    Ver en Disney+

    Esta es la premisa que dejó fluir la imaginación de los guionistas para crear The King’s Man: La primera misión, la nueva película de la saga que inauguró en 2015 Kingsman servicio secreto. Repleta de aventuras y acción, llegará a los cines este 29 de diciembre. En ella descubriremos en la ficción los orígenes y cómo se creó la célebre agencia de inteligencia independiente. Y con sus altas dosis de adrenalina, sus espectaculares secuencias y sus giros inesperados de guion tiene todos los puntos para convertirse en el plan de cine perfecto para esta Navidad en el que aunque se utilizan personajes que existieron realmente en la historia, el relato es pura fantasía que resulta de lo más divertida en algunos momentos.

    El filme viene precedido por el éxito de las dos anteriores entregas de la franquicia, basadas una y otra en los cómics The Secret Service de Mark Millar y Dave Gibbons. La primera, titulada Kingsman: Servicio secreto (2015), recaudó 414 millones de dólares en todo el mundo, mientras que la segunda, Kingsman: El círculo de oro (2017), prácticamente igualó la cifra al conseguir 410 millones alrededor del globo.

    Matthew Vaughn repite como director

    En esta precuela repite al frente del proyecto el que ha sido desde sus orígenes el director y guionista de la saga: Matthew Vaughn. Y seguro que te sonará porque, aparte de Kingsman, ha dirigido títulos como Crimen organizado (2004), Stardust (2007), Kick-Ass (2010), X-Men: Primera generación (2011) o X-Men: Días del futuro pasado (2014). E incluso ya se encuentra trabajando en Kingsman 3, donde volveremos a ver a los Eggsy y Harry Hart interpretados por Taron Egerton y Colin Firth, respectivamente.

    A la izquierda, Gemma Arterton como Polly. A la derecha, Djimon Hounsou como Shola.

    En declaraciones a SensaCine con motivo de una visita al rodaje en Turín (Italia), allá por 2019, el director compartía cuál había sido la semilla para esta La primera misión, ambientada en los conflictos de principios del siglo XX, y con unos ingredientes que prometen mantener al espectador clavado en la butaca durante sus más de dos horas de metraje. “Cuando era niño, películas como Lawrence de Arabia (1962) llenaban la pantalla y eran épicas, pero no aburridas”, explicaba Vaughn. “Y pensaba en que quería devolver eso al género. Vi El hombre que pudo reinar (1975) y me encantó de pequeño. Y la volví a ver otra vez y pensé: ‘Quiero hacer El hombre que pudo ser Kingsman”.La Gran Guerra, espías y hasta un Rasputín karateca. Visitamos el rodaje de 'The King's Man: La primera misión' en Turín


    Aunque sin Egerton y Firth debido al salto al pasado de la trama, en esta ocasión la película está encabezada por nombres como Ralph Fiennes (El gran Hotel Budapest), Gemma Arterton (Prince of Persia), Rhys Ifans (The Amazing Spider-Man), Matthew Goode (The Imitation Game), Tom Hollander (Orgullo y prejuicio), Harris Dickinson (Maléfica: Maestra del mal), Daniel Brühl (Falcon y el Soldado de Invierno), Djimon Hounsou (Guardianes de la galaxia) y Charles Dance (Juego de Tronos).

    Durante la misma visita al rodaje, Fiennes, que interpreta al duque de Oxford, un padre sobreprotector y pacifista, comentó a SensaCine lo que más le fascinaba de su personaje:

    Soy un aristócrata sin remordimientos”, indicaba. “Soy pacifista y la audiencia entenderá en los cinco primeros minutos por qué. El contexto es la cercanía de la I Guerra Mundial. No creo que diga demasiado si cuento que la relación clave en la película es entre mi personaje y mi hijo Conrad (Dickinson), que quiere demostrar que es un hombre valiente", explica Fiennes.

    En el caso de Hollander interpreta nada menos que tres papeles -el rey Jorge V de Inglaterra, el kaiser Guillermo II, de Prusia y emperador de Alemania y a Nicolás II, último zar de Rusia- todos ellos personajes históricos, aunque la historia que relata el film es pura ficción

    Rasputín, todo un artista marcial

    Y hasta la corte de los Romanov viajarán padre e hijo para enfrentarse al villano Rasputín, en la que es sin duda una de las mejores secuencias de toda la película. Detrás del místico ruso encontramos a Rhys Ifans, que en nuestra visita a Turín justificaba así la fascinación creada en torno al monje.

    Rasputín siempre ha sido un personaje que ha generado gran interés. Conocemos poco de su trayectoria anterior a su vida con los zares o su infancia. Pero la huella que ha dejado su figura en la cultura popular es comparable, por ejemplo, a la de Charles Manson”, asegura el intérprete Rhys Ifans que se mete en su piel.

    “No sé la influencia real que tuvo en los mecanismos políticos rusos”, continuaba, “pero tenía muchos beneficios por parte de la corte, que confiaba ciegamente en sus poderes”. Más allá de la psicología del personaje, Ifans tuvo que entrenar muchas horas para poder pelear en las coreografías que le diseñaron. Y es que el equipo diseñó un arte marcial propio para Rasputín.

    Rhys Ifans caracterizado como Rasputín.


    Queríamos encontrar un estilo de lucha muy personal”, revelaba entonces Ifans. “A Vaughn, el director, se le ocurrió la idea de que Rasputín era un excelente bailarín de danza georgiana o cosaca. Entonces, durante un período de muchos meses, el extraordinario equipo de especialistas inventó un arte marcial que es una amalgama de muchas artes marciales familiares: judo, ju-jitsu, kárate y danza rusa”. Y lo consiguieron. “Rasputín ataca a sus oponentes en una sensación de vértigo musical; él gira y baila con ellos y, de repente, de ese baile, sale algo muy siniestro. Después de ello, viene un golpe asesino. Es un tipo muy cruel. Toda persona a la que Rasputín asesina parece que muera en mitad de un baile. Muchos con una sonrisa en la cara”.

    Gran parte de la película se rodó en Turín, cuyos palacios tuvieron que convertirse en Rusia, Sarajevo o Londres. Y verlo es también pura recreación visual.

    El resultado de esta The King’s Man: La primera misión, sobre los orígenes de la famosa agencia Kingsman, es una película de aventuras con giros inesperados y una gran apuesta de Matthew Vaughn por un modelo de acción divertida y fascinante. En definitiva, la elección perfecta para ver con amigos durante esta Navidad. Recuerda: en cines, a partir del 29 de diciembre.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top