Nota películas
Mi SensaCine
    Qué hace que Disney+ sea distinta y por qué tu suscripción a Netflix no corre ningún peligro con ella
    Por Alicia P. Ferreirós — 8 mar. 2020 a las 9:07

    La plataforma de 'streaming' de la portentosa 'major' aterriza por fin en España el 24 de marzo. ¿Tienen motivos sus competidoras que echarse a temblar?

    Disney+

    Con casi cuatro meses de andadura en EE.UU, la presencia de Disney+ en el escenario de las plataformas de ‘streaming’ al otro lado en el charco comienza a ser analizado con datos concluyentes y, de alguna manera, resulta imposible no preguntarse si el ejemplo se reproducirá en otros países en los que su lanzamiento está a la vuelta de la esquina. Aunque previsto en un principio para el 31 de marzo, el debut de Disney+ en España se producirá finalmente el próximo día 24 y, mientras algunos ya la esperan con la certeza de que formará parte de sus vidas o incluso ya han formalizado su suscripción, otros se mantienen expectantes y curiosos ante lo que tiene que ofrecer esta nueva plataforma, propiedad de una de las mayores 'majors' cinematográficas, que tanto está dando que hablar.

    ¿Cómo afectará la presencia de Disney+ en la ecuación al resto de servicios de visionado bajo demanda a los que ya tenemos acceso en nuestro país? ¿Han allanado estos el territorio para que una nueva plataforma arrase ahora que la forma de consumir televisión ha cambiado por completo y que los potenciales clientes saben perfectamente lo que le piden a una nueva OTT? ¿Hay espacio para Disney+ en un mercado que no para de crecer y parece no saturarse nunca? ¿Está la ambiciosa plataforma a punto de cambiar el escenario vigente ante la justificada preocupación de las actuales 'líderes del cotarro'?

    Hacer un repaso rápido por el panorama actual de las OTT en España no deja lugar a dudas de que estamos bien servidos. Al menos, las opciones son múltiples y, como ya adelantábamos en nuestro artículo ‘La guerra del 'streaming': ¿Qué plataforma gana cada batalla de precio, catálogo y servicios?’, no hay elección ni mejor combinación correcta. Tanto los catálogos y servicios añadidos de cada una de ellas como las propias características individuales de cada hogar hacen posible un sinfín de opciones que serán más o menos compatibles con cada uno de sus potenciales clientes. No solo hay espacio para nuevos competidores, sino que la proliferación de los mismos está más que justificada: por un lado, por la necesidad de adaptarse a los nuevos modelos de consumo y, por otro, porque, lejos de considerar que lleguen tarde, su entrada en escena con tiempo de por medio puede ser clave a la hora de mejorar su oferta para potenciales consumidores.

    Mientras Netflix puede presumir de haber sido la pionera y nadie discutirá que actualmente es la plataforma de 'streaming' por excelencia en cuanto a número de suscriptores, fama y catálogo de producción propia, la realidad es que HBO España, Amazon Prime Video, Movistar+ Lite, Apple TV+, Sky y Filmin juegan un importante papel en la batalla de la que muy pronto formará parte Disney+.

    ¿Qué tiene Disney+ que hace que muchos se froten las manos ante su llegada o que nos planteemos que el escenario actual del 'streaming' en España puede cambiar por completo? Pues que estamos ante la marca de entretenimiento más grande del planeta. A lo largo de las dos últimas décadas hemos atestiguado cómo la compañía presidida por Bob Iger se hacía con otros grandes imperios, empezando por su potencial gran competidora en el mercado de la animación, Pixar (2006), y continuando con Marvel Entertainment (2009), Lucasfilm, y con ella la franquicia Star Wars (2012), y, por supuesto, 20th Century Fox (ahora 20th Century Studios), una de las grandes 'majors' del celuloide (2019). Un competidor de la talla de Disney no sólo no ha de ser pasado por alto en lo que se refiere a su potencial como una de las mayores empresas del mundo, sino porque el catálogo que lleva en su mochila representa un notable porcentaje de todo el entretenimiento mundial.

    ¿Queda espacio para competir? Eso parece revelar la experiencia estadounidense -de la que volveremos a hablar más adelante en este artículo-, desde donde hace unas semanas llegaba una escandalosa cifra: Disney+ ha amasado 28 millones de suscriptores en los tres primeros meses de su lanzamiento el 12 de noviembre de 2019. Así lo anunciaba el presidente de la compañía Bob Iger en un encuentro con inversores el pasado mes de febrero. Está claro que todavía son muchos millones de suscriptores los que la separan de Netflix (167 millones) y Amazon Prime Video (150 millones. Pero, a falta de completar su lanzamiento a nivel global fuera de territorio norteamericano y con un ambicioso plan de producción original en plena expansión, solo es cuestión de tiempo que veamos cómo sus cifras se multiplican.

    ¿Qué es, cuánto cuesta y cuándo llega a España Disney+?

    Hace tiempo que hablamos de la llegada de Disney+, así que muchos de estos detalles ya serán conocidos por aquellos que la esperan con más ganas, pero, aun así, merece la pena hacer un repaso rápido a las principales cuestiones que se plantea un potencial suscriptor:

    ¿Qué es Disney+? Está claro que el concepto OTT o plataforma de 'streaming' no te pillará de nuevas, porque de Netflix, HBO y Amazon Prime Video se habla desde en las reuniones con amigos y comidas familiares hasta en cualquier otro contexto. Así, Disney+ es la plataforma de 'streaming' del gigante de entretenimiento The Walt Disney Company, que se convierte así en uno de los nuevos actores de este mercado en expansión.

    ¿Cuánto cuesta? El precio estándar confirmado para Disney+ es de 6,99 € al mes o de 69,99 € para la suscripción anual -lo que supondría una bajada del coste mensual a 5,8 € en caso de optar por este modelo. Sin embargo, aquellos que quieran suscribirse a la nueva plataforma de 'streaming' con antelación a su fecha oficial de lanzamiento en España podrán hacerlo con un precio anual especial de 59,99 €, que únicamente estará disponible hasta el 23 de marzo y equivale a un precio mensual de 5 €.

    ¿Cuándo llega a España Disney+? Aunque la fecha de lanzamiento que se había anunciado con anterioridad era el 31 de marzo de 2020, la fecha escogida para su debut en nuestro país se adelanta una semana, concretamente al 24 de marzo. Su llegada a España tendrá lugar exactamente cuatro meses y medio después de su debut en EE UU y otros territorios norteamericanos, donde lleva en funcionamiento desde el 12 de noviembre de 2019. También el 24 de marzo es la fecha escogida para Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Austria y Suiza, mientras que su debut en otros países como Bélgica, Finlandia, Suecia, Noruega y Portugal está previsto para el verano de 2020.

    ¿Qué diferencia a Disney+ de otras plataformas?

    Salvo aquellos que simplemente sueñan con tener a su alcance un catálogo que incluya el 100% de Marvel Entertainment y Lucasfilm, la gran pregunta a la que busca respuesta cualquier potencial suscriptor de Disney+ tendrá qué ver probablemente con qué tiene que ofrecer esta recién llegada respecto a los servicios que ya les brinda aquella o aquellas a las que ya destina parte de su presupuesto mensual.

    Para saberlo, merece la pena atender a los principales factores de precio, catálogo y servicios. Aunque es importante analizarlos uno a uno, lo cierto que Disney+ partiría desde una posición bastante ventajosa -que no aventajada, necesariamente- en todos ellos.

    UN PRECIO COMPETITIVO

    No es la más barata de las plataformas de 'streaming', pero sin duda tiene un precio de lo más competitivo. Los 6,99 € al mes por los que los usuarios de Disney+ pueden disfrutar de cuatro dispositivos a la vez con una amplia selección de títulos en 4K Ultra HD y HDR están bastante por debajo del precio que ofrece Netflix por su famoso Plan Premium (cuatro pantallas a la vez y disponibilidad de HD y UltraHD), que tiene un coste mensual de 15,99 €. Además, el plan anual que ofrece Disney+ abarata aún más el coste mensual por el servicio.

    Respecto a otras plataformas, HBO España ofrece dos pantallas al mismo tiempo y en HD por 7,99 €/mes; Amazon Prime Video se incluye en el servicio Prime de Amazon que cuesta 36€ anuales (3€/mes); Movistar+ Lite ofrece dos reproducciones simultáneas por 8€/mes; Sky puede disfrutarse desde tres dispositivos por 8€/mes, Apple TV+ ofrece seis reproducciones simultáneas por 4,99 €/mes; y Filmin ofrece dos modelos de suscripción: ambas, la Básica (7,99 €/mes) y la Plus (14,99 €/mes), con dos pantallas simultáneas y contenido 'offline' pero con la diferencia de que la segunda incluye tres vales para acceso a determinados títulos (estrenos, habitualmente) que no están disponibles en el catálogo general.

    SERVICIOS A LA ÚLTIMA

    Un importante beneficio de no ser precisamente la recién llegada tiene que ver precisamente con el factor servicios, ya que Disney+ parte con la ventaja de ofrecer a sus suscriptores desde su primer día algunas de las facilidades que mejor acogida han tenido en la experiencia como debutantes de sus principales competidoras. Las pantallas simultáneas a un único precio, por supuesto, pero también la oferta de su mayoría de contenido en alta calidad, la ausencia absoluta de publicidad o recomendaciones personalizadas no podían faltar. Además, supone una mejora respecto a las ya existentes que Disney+ permita descargas ilimitadas hasta en diez dispositivos (mientras que en Netflix, HBO España y Apple TV+ el número es limitado, Amazon Prime Video y Sky permiten descargar únicamente algunos de sus títulos y Movistar+ Lite no ofrece este servicio) o la posibilidad de configurar hasta siete perfiles de usuario -frente a los cinco perfiles de Netflix, hasta ahora la única que ofrecía esta posibilidad. También ofrece Disney+ un área específica con una interfaz especial para los más pequeños y con control parental al igual que Netflix, HBO España y Amazon Prime Video.

    Asimismo, al igual que sus competidoras, Disney+ podrá disfrutarse casi desde cualquier dispositivo con conexión a internet: el navegador web de cualquier PC, teléfonos y tabletas Android, iPhone, iPad y iPod Touch, televisores inteligentes (LG, Samsung, Sony), Amazon Fire, Amazon Fire TV, Apple TV y Chromecast y las videoconsolas Xbox One y Playstation 4.

    SU CATÁLOGO COMO PUNTO FUERTE

    No pierde ninguna de las batallas anteriores, pero, si Disney+ tiene un punto fuerte a destacar, ese es sin duda su catálogo. Lo que la propia compañía describe como "entretenimiento sin límites" tiene que ver con el hecho de disponer de todo el archivo de títulos de Disney, por supuesto, pero también de Pixar, Lucasfilm, Marvel, National Geographic y de los conocidos como los nuevos Disney+ Originals, es decir, las películas, programas de entretenimiento, documentales y series originales producidos para el servicio de ‘streaming’. La plataforma nos permitirá disfrutar tanto de Blancanieves y los siete enananitos, el primer clásico animado de Disney, como de Vengadores: Endgame, la película más taquillera de la historia.

    El catálogo todavía tiene que crecer, pero Disney+ ya ha anunciado que el lanzamiento en nuestro país incluirán todos los títulos originales producidos por la plataforma que ya se han estrenado hasta la fecha, entre los que, para qué nos vamos a engañar, destaca sobre el resto la primera serie de acción real de Star WarsThe Mandalorian, que ya ha sido un auténtico éxito al otro lado del charco. También estarán disponibles desde el primer día High School Musical: El Musical: La Serie, un 'reboot' moderno de la mítica franquicia; el programa documental El mundo según Jeff Goldblum, en el que el carismático intérprete explora objetos aparentemente cotidianos pero que están muy lejos de serlo, o las películas originales que pueden verse en exclusiva a través del servicio, como Togo, Stargirl y la versión de acción real de La dama y el vagabundo.

     

    Asimismo, otra de las joyas de la corona de Disney+ -que llegará más tarde, cuando ya esté disponible en España- es su destacada apuesta por las series de Marvel, que se irán estrenando en los próximos meses y que estarán conectadas con el Universo Cinematográfico (UCM). Las tres primeras se irán estrenando de forma paulatina entre 2020 y 2021 y por este orden: Halcón y el soldado de invierno -protagonizada por Anthony Mackie y Sebastian Stan-, WandaVision -con los regresos de Elizabeth Olsen y Paul Bettany como Bruja Escarlata y Visión- y Loki -protagonizada por Tom Hiddleston como el gran villano.  Además, otras tres series se encuentran en desarrollo actualmente: Ms. MarvelMoon Knight y She-Hulk. No tenemos ninguna duda de que Disney+ hará las delicias de los 'Marvel lovers'.

    ¿Es Disney+ una amenaza para Netflix?

    Así, Disney+ tiene cuenta con un precio y unos servicios que, 'a priori', están a la altura de sus competidoras y con un catálogo que, aunque menor que el de Netflix, superará los 1.000 títulos en su lanzamiento y promete seguir aumentando. De tenerlo, el principal punto débil de la nueva plataforma podría estar en el hecho de que llega en un momento en el que sus potenciales suscriptores tienen cubiertas sus necesidades y están satisfechos con las plataformas a las que llevan un tiempo suscritos.

    Con una primera semana de prueba gratuita, Disney+ debutó en el mercado estadounidense con diez millones de suscriptores en su primer día, así que rápidamente fue señalada como la potencial gran competidora de la prolífica compañía fundada por Reed Hastings. Sin embargo, ambos servicios son realmente tan distintos que, más que competir entre sí, apuestan por una estrategia y modelo bastante diferentes, aunque dentro del mismo escenario. La principal diferencia radica precisamente en lo que ha diferenciado a Netflix del resto de sus competidoras desde el principio y quizá sea por ello que la reina del 'streaming' siempre ha mantenido no sentirse amenazada ni por Disney+ ni por ninguna otra: su gran producción de contenido original, básicamente pilar indiscutible de la compañía y lo que le permite tanto ser la casa de varios de los grandes bombazos del año como de que muchas de sus cancelaciones, más que ser señaladas como fracasos, pasen casi desapercibidas. Disney+, sin embargo, apuesta fuerte por sus originales, pero estos no son el principal pilar de su catálogo, que al final es el resultado de una suma de varios factores. De ello es plenamente consciente el presidente de Disney, Bob Iger, que en la ya mencionada conferencia con inversores dejaba claro que la apuesta de su OTT tiene un objetivo más cualitativo que cuantitativo y que así seguirá siendo en el futuro.

     

    "Claramente, los títulos originales por los que hemos decidido apostar, empezando por The Mandalorian, han funcionado. Cuando lanzamos, sabíamos que lo estábamos haciendo con una modesta cantidad de contenido original y que sería algo que se construyese con el tiempo. Así que, mientras miramos hacia el futuro, nos sentimos muy cómodos con el volumen. La mejor parte de ello es que esa decisión que hemos tomado de ir de la mano de la calidad y no únicamente del volumen está funcionando", aseguraba un orgulloso Iger el pasado mes de febrero.

    Sea visto como una fortaleza o una debilidad, la compañía tiene claro que lo que verdaderamente le importa es seguir apostando por series con potencial para seguir los pasos de The Mandalorian, convertida en la serie en 'streaming' más popular en EE.UU en apenas una semanas desde su lanzamiento. "Obviamente hay más competencia en escena, pero no hay competencia que sea como la nuestra", resumía Iger.

    LA EXPERIENCIA EN EE.UU

    Cómo será recibida Disney+ en España todavía está por ver. Pero si tomamos la experiencia en EE.UU como ejemplo, no hay ninguna duda de que los números que han acompañado a su lanzamiento son buenos: diez millones de suscriptores en su primer día y 28 millones en sus tres primeros meses. ¿Pero supone realmente una amenaza para sus competidoras y, especialmente, Netflix? ¿Se ha visto el liderazgo de la plataforma de 'streaming' afectado por la entrada en escena de Disney+?

    Que Disney+ podía suponer una piedra considerable en el camino de Netflix es algo con lo que se ha especulado desde que se anunciasen las intenciones de la gigantesca compañía de lanzar su propio servicio de 'streaming'. Aunque intacta tras la llegada de Hulu y Amazon Prime Video, sus grandes competidoras en EE.UU, la popularidad de la marca Disney en sí junto a la de Marvel y la franquicia Star Wars era, en la mente de algunos, suficiente como para agitar el escenario o para provocar, gradualmente, la pérdida de suscriptores a la actual líder. Pero, al menos de momento, eso no ha pasado. Disney+ ha entrado pisando fuerte y a Netflix, sencillamente, le sigue yendo tan bien como siempre.

    A pesar de sus diferencias, los consumidores tienen buena imagen de ambas y así lo revelaba un sondeo realizado por la empresa Piplsay y publicado por Variety a principios del mes de febrero, en el que el 49% de los más de 60.000 participantes señalaba que Disney+ era "tan buena como Netflix". De la otra mitad, el 28% apuntaba que Netflix era claramente mejor y el 23% lo contrario. El sondeo publicado por el famoso 'site' de entretenimiento también preguntaba por Disney+ en función de otras plataformas. El 37% afirmaba que Disney era mejor que Hulu y Amazon Prime Video, el 42% que era tan buena como Hulu y el 40% que era tan buena como Amazon.

    A falta de poco más de dos semanas para el lanzamiento de Disney+ en España todavía no se han avanzado datos sobre el número de usuarios que ya se han animado a formalizar sus suscripción. Tendremos que esperar hasta sus primeros días de lanzamiento para conocer los números. ¿Y tú? ¿Hay espacio en tu vida para la nueva plataforma que ya ha triunfado en EE.UU?

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top