Mi SensaCine
    'Ginny y Georgia' (Netflix) y otras 5 series que exploran las relaciones madre e hija
    Por Lorena Vialás — 13 mar. 2021 a las 22:00

    'Mom', 'Modern Family' y 'Dulces magnolias', entre otras, nos demuestran que en el universo maternofilial todo es posible.

    En esta semana del 8M, en la que desde SensaCine hemos querido poner nuestro granito de arena para fomentar esa igualdad real entre mujeres y hombres, no queríamos olvidarnos de hacer especial mención a ese vínculo especial que existe entre madres e hijas. Unas madres que, ahora más que nunca tienen, esa capacidad y poder para mostrarles que la vida es un camino arduo, en el que hay que andar siempre con la cabeza erguida, mirando al horizonte con el objetivo de lograr todo lo que se propongan. Unas hijas que serán las mujeres del futuro, que deben unir fuerzas para conseguir romper todos los techos que se interpongan en ese camino.

    En ese universo madre e hija nada está escrito, y son infinidad las relaciones que se pueden dar entre ellas. Un universo en el que han querido indagar, en mayor o menor profundidad, algunas conocidas ficciones de la pequeña pantalla como Mom, Las chicas GilmoreModern Family y más recientemente, la original de Netflix, Ginny y Georgia. Todas ellas, muy recomendables para entender las preocupaciones de una madre, pero también las de una hija.

    'Ginny y Georgia'

     

    Está claro que cuando una madre es sólo 15 años mayor que su hija, ser más madura que ella, en algunas ocasiones, no debe ser muy complicado. Más aún si las personalidades de ambas son como la noche y el día, como ocurre con las protagonistas de Ginny y Georgia, la nueva ficción original de Netflix. La serie creada por Sarah Lampert, nos presenta a Georgia (Brianne Howey), una mujer que con sólo 15 años se convirtió en madre de Ginny (Antonia Gentry), una adolescente introvertida, que adora perderse entre las páginas de cualquier libro que caiga en sus manos. Tras la inesperada muerte de su marido, Georgia decide que lo mejor para ella y sus hijos es mudarse a otra ciudad. Una vez allí, Ginny trata de centrarse en sus estudios, mientras Georgia se dedica a pasar sus ratos libres flirteando con el dueño de un popular restaurante de la ciudad. Las diferentes motivaciones de cada una de ellas, provoca numerosas situaciones, en las que la joven se echa las manos a la cabeza al ver la forma de hacer las cosas que tiene su madre.

    'Mom'

     

    Otra serie que aborda el apasionante universo de las relaciones maternofiliales es la 'sitcom' de CBS, Mom. Creada por Chuck Lorre (The Big Bang Theory), la ficción nos presenta a Christy (Anna Faris), una madre soltera, que trata de vencer su adición al alcohol mientras trata de poner orden en su vida, y en la de sus dos hijos, trabajando como camarera. Cuando de forma inesperada su madre, Bonnie (Allison Janney), se vuelve a cruzar en su camino, Christy tendrá que armarse de paciencia para capear todas las críticas que Bonnie hace sobre su forma de actuar en cada momento. Por si fuera poco, también debe hacer frente a la noticia de que su hija, Violet, va a convertirse en madre, con sólo 17 años -la misma edad que tenía Christy cuando nació la joven.

    5 documentales para descubrir a 5 mujeres revolucionarias que ya deberías conocer

    'Las chicas Gilmore'

     

    Por supuesto, en una selección de series sobre el vínculo entre madre e hija no podíamos olvidarnos de las míticas Lorelai (Lauren Graham) y Rory (Alexis Bledel), protagonistas de Las chicas Gilmore. A lo largo de sus siete temporadas, la ficción de Amy Sherman-Palladino dejó más que claro que es posible que una madre y su hija adolescente sean las mejores amigas, con sus más y sus menos, ocasionales, como en cualquier relación de amistad. Al igual que ocurre en Ginny y Georgia, en determinados momentos la joven Rory demuestra ser más madura que su madre, Lorelai, probablemente consecuencia de los escasos 16 años de edad que se llevan. Pese a ello, ambas saben que cuando necesitan refugio después de un mal día, siempre están ahí los brazos de su otra mitad.

    'Little Fires Everywhere'

     

    Uno de los dramas televisivos más recientes, Little Fires Everywhere, se atreve a profundizar en las relaciones entre madre e hija, atendiendo a las clases sociales. Basada en la novela de Celeste Ng, Pequeños fuegos por todas partes, la historia se centra en Elena Richardson (Reese Witherspoon), una ama de casa acomodada, madre de cuatro hijos, y Mia Warren (Kerry Washington), una madre soltera, recién llegada al elitista barrio de Shaker Heights. Para Elena, sus hijos, y en especial su cuarta hija, Izzy, -fruto de un embarazo no deseado-, se han convertido en ese lastre, que le ha impedido desarrollar su carrera como periodista. Por el contrario, Mia, una artista nómada que aún no ha encontrado el lugar perfecto para asentarse, su hija, Pearl, es su máxima prioridad, tanto que en ocasiones es demasiado protectora. Pese a ello, Pearl se siente atraída por la vida de Elena y sueña con que su madre sea capaz de crear un hogar tan estable. Una atracción similar a la que Izzy experimenta por Mia, con quien se siente más conectada.

    Raya y otras siete heroínas animadas que deberías presentarle a tus hijos

    'Dulces magnolias'

     

    Aunque el eje central de la trama de la serie de Netflix, Dulces magnolias, es la poderosa relación de amistad entre Maddie (JoAnna García Swisher), Helen (Heather Headley) y Dana Sue (Brooke Elliot), sin duda, otro de los pilares básicos de la ficción es la el día a día entre Dana Sue y su hija adolescente, Annie (Anneliese Judge). En el drama, basado en la serie de novelas de Sherryl Woods, ambas se adoran, y saben que siempre pueden contar la una con la otra; pero inevitablemente no faltan los momentos de tensión provocados por sus diferentes formas de afrontar sus vidas. Uno de los mayores quebraderos de cabeza de Dana Sue es conseguir que su hija tenga claro qué quiere para su futuro profesional. Pero es consciente de que no podrá influir como le gustaría en el camino que quiere tomar la joven Annie.

    'Modern Family'

    Modern Family tampoco es en esencia una serie sobre las relaciones entre madres e hijas, ¿o sí? A grandes rasgos, la ficción de Steven LevitanChristopher Lloyd gira entorno a las vidas de tres variopintas ramas de una familia. Por un lado están, Jay Pritchett, al que podríamos denominar el patriarca del clan, su joven mujer, Gloria, y el hijo de esta, Manny. A pocos metros de distancia, encontramos al matrimonio formado por Cam (Eric Stonestreet) y Mitchell Pritchett (Jesse Tyler Ferguson), y su hija adoptiva, Lily. Y para terminar están la familia de cinco formada por Phil Dunphy (Ty Borrell) y Claire Dunphy-Pritchett (Julie Bowen), y sus tres hijos, Haley (Sarah Hyland), Alex (Ariel Winter) y Luke (Nolan Gould). Sin embargo, a medida que avanzan las tramas se aprecia la importancia que le dan los guionistas a la relación de Claire con sus hijos, pero en particular con sus dos hijas mayores, Haley y Alex. Claire intenta evitar cometer con ellos los mismos errores que cometió su madre, DeDe, a la que nunca ha estado muy unida. Pero no siempre es fácil. Esta mujer todoterreno quiere transmitir en sus hijas la confianza suficiente para que sepan que siempre pueden acudir a ella, para lo que necesiten, y esta empeñada en convertirse en una de sus mejores amigas, cueste lo que cueste. Pese a ello, en ocasiones su obsesión por tenerlo todo controlado le jugará malas pasadas.

    4 películas de mujeres que te cambiarán la vida y puedes ver en Netflix este fin de semana

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top