Mi cuenta
    Los 11 mejores finales de series de la historia de la televisión
    Por Alicia P. Ferreirós — 19 mar. 2021 a las 11:27

    Brindar un desenlace una ficción a la altura de las expectativas es la tarea más difícil para un creador. Algunos no lo consiguieron, pero otros superaron la complicada misión con nota. Seleccionamos los mejores.

    Despedir una serie debe ser una de las tareas más complejas a las que se enfrenta un craedor. Con el objetivo siempre en mente de satisfacer a sus seguidores y hacer justicia a la historia y sus personajes, algunos 'showrunners' se encuentran con la noticia de que su título ha terminado de forma inesperada, mientras que otros, los conductores de las series más exitosas, a menudo se encuentran con la disyuntiva de si ha llegado el momento de poner punto final a la serie o si creativamente hay espacio para ir más allá.

    En cualquier caso, poner el broche de oro a una ficción no es tarea fácil y poco importa que la serie en cuestión sea más o menos exitosa para que su final sea digno de aplauso. El mejor ejemplo lo encontramos en títulos como Perdidos o Juego de Tronos, que nadie les quitará su condición de estar entre las mejores series de la historia de la historia de la televisión, pero cuyos desenlaces fueron recibidos con gran decepción y no cumplieron con las expectativas de los espectadores.

    Y luego hay otros, como los que seleccionamos a continuación, que sí consiguieron salir por la puerta grande y que, aún a día de hoy, hacen que nos sigamos quitando el sombrero - ¡Ojo! Si no has visto alguna de las series en cuestion y pretendes verla, algunos textos podrían contener detalles importantes del desenlace-.

    BREAKING BAD

     

    Fecha del final: 29 de septiembre de 2013

    Episodio: 'Felina' (5x16)

    Tras mucha rumorología y muchas especulaciones sobre su final, el 29 de septiembre de 2013 el episodio titulado 'Felina' ponía punto (y aparte) a la maravillosa ficción de AMC Breaking Bad. Dicho capítulo estuvo dirigido, nada más y nada menos, que por el creador de la serie Vince Gilligan. Una apoteósica traca final que no dejó a nadie indiferente. Por fin, después de meter el cuello de lleno en el infierno Walter White (Bryan Cranston) debería exorcizar sus demonios y realizar un último acto de redención que enterrase la figura de Heisemberg para siempre.

    Con Jesse Pinkman (Aaron Paul) esclavizado por unos peligrosos moteros narcotraficantes, Walter trama uno de los maquiavélicos planes para sacarlo de allí. Pero la misión es de lo más arriesgada, primero ofrecerá una nueva receta de metanfetamina a dos de los moteros que charlan tranquilamente en un bar (interpretados por Jesse Plemons y Laura Fraser), y estos acaban accediendo. Tras dar a su mujer un salvoconducto para librarse de la DEA y despedirse de su hija pequeña, el químico es dirigido al escondite donde se encuentra la banda. Allí verá cómo tienen a su antiguo socio encadenado y, antes de que ordenen su muerte, se lanza al suelo y dispara un artefacto que tenía en su vehículo: una potente ametralladora a control remoto. A modo de sacrificio, él también sufre heridas graves pero al menos se va al otro mundo cerrando el círculo que comenzó cuando solicitó la ayuda de un antiguo alumno problemático que se dedicaba al menudeo de sustancias estupefacientes.

    Pocos años después el propio Gilligan escribiría y dirigiría para la plataforma de ‘streaming’ Netflix: El Camino: Una película de Breaking Bad, secuela de la serie a modo de 'TV Movie' en la que vemos los pasos que sigue Jesse tras escapar de su cautiverio y cómo intentará dar carpetazo a su vida como traficante de metanfetamina y comenzar a labrarse un nuevo camino, aunque no le resulta nada fácil.

    MAD MEN

     

     

    Fecha del final: 17 de mayo de 2015

    Episodio: 'Person to person' (7x14)

    Es muy difícil terminar una serie tan mítica como Mad Men con un final a la altura y el consenso de todo su público. Pero Matthew Weiner lo consiguió en 2015, poniendo el punto y final al drama de Don Draper (Jon Hamm) de una manera elegante y catártica. El episodio final de la ficción pone el broche a la historia de sus protagonistas. Joan (Christina Hendricks) continúa adelante como la mujer independiente que siempre ha sido, Peggy (Elisabeth Moss) encuentra la felicidad y, por el camino, se lleva una bonita relación, Betty (January Jones) anuncia a sus familiares que padece cáncer y Don… ¿Qué pasó con Don? Esa escena final en la que vemos al publicista en su retiro espiritual dio para muchas interpretaciones.

    Don Draper lo ha pasado mal. Toda la serie es un círculo vicioso del que no puede escapar. Le hemos visto pasar de mujer en mujer sin encontrar la felicidad, estropear la relación con su verdadero amor, es antisocial, narcisista, tiene problemas con el alcohol… No se escapa de ningún problema mental y, por eso, su desenlace es tan catártico. El protagonista logra encontrar la paz consigo mismo, perdona lo que hizo y coge fuerzas para seguir adelante. Tras un primer plano de su cara en perfecta armonía, la serie termina con el anuncio ‘I’d Like to Buy the World a Coke’, uno de los más recordados de la historia de la publicidad y el que convirtió a Coca-Cola en lo que todos conocemos.

    Antes de su emisión, la teoría más popular señalaba que Don iba a tirarse por la ventana de su oficina, conectando así con la cabecera que nos acompañó durante siete temporadas, pero, sinceramente, ¿quién se habría creído que el protagonista haría eso? Draper no es de coger atajos, prefiere enfrentarse a la verdad cara a cara y, con sus traumas ya superados, logra convertirse en el mejor publicista de la historia.

    THE LEFTOVERS

    Fecha del final: 4 de junio de 2017.

    Episodio: 'The Book of Nora' (3x08)

    ¿No será The Leftovers la mejor serie de la pasada década? Vaya que si lo es. Y su final por esos términos debe estar también, para qué engañarnos. Li siguindi timpiridi iri li biini. A ver, sí, la temporada 2 de The Leftovers era realmente magistral, pero la tercera entrega, desenlace incluido, supuso la mejor recta final para una historia que lamentablemente no he llegado a tantos espectadores como debería. 

    Al igual que la serie en su totalidad, el final de The Leftovers es tan precioso e ilusionante como descorazonador y lo mismo te tiene con una sonrisa de oreja a oreja como llorando a lágrima viva. Eso sí, en medio de todo ese maremagnum de emociones, esta vez sí y bravo por Damon Lidelof, el episodio resuelve la compleja trama que comenzó a plantear en su primera temporada. Y lo hace bien. Aunque duela. Aunque nos preocupe. Porque también es el reencuentro de Kevin y Nora en otra vida, que también tienen el honor de formar una de las parejas más carismáticas de la pequeña pantalla.

    Merece la pena hacer una mención aquí al bueno de Damon Lindelof, que se enfrentaba con The Leftovers a su primer gran final después de que el de Perdidos fuese considerado un fiasco por demasiada gente.

    THE OFFICE

     

     

    Fecha del final: 16 de mayo de 2013

    Episodio: 'Final' (9x24/25)

    Tan difícil es darle un cierre gratificante a una serie con cientos de personajes, tramas y subtramas, como hacerlo para una 'sitcom' de la talla de The Office. Considerada como una de las comedias por excelencia en la historia de la televisión, y protagonizada por los míticos John Krasinsky (Jim), Jenna Fischer (Pam), Rainn Wilson (Dwight), actores que permanecieron al frente del programa a lo largo de las nueve temporadas; el título supuso el salto a la fama para gran parte de su elenco, pero, sobre todo, se convirtió en un referente dentro de la cultura pop. Aunque en muchos seriales la última temporada está dedicada a las despedidas y reencuentros entre personajes pasados, en The Office este cometido se deja para el último episodio titulado Finale, que con sus 50 minutos de duración supo dejar la serie en la estima que su público necesitaba en aquel momento.

    Aunque la ficción está basada en la versión homónima británica creada por Ricki Gervais, The Office (US) consiguió hacerse con el cariño del público gracias a todos y cada uno de los trabajadores del edificio Dunder Mifflin, en el que cada jornada es más loca que la anterior. Ese encanto y peculiaridad de la serie fue lo que se mostró en ese último capítulo. Desde la boda de Angela y Dwight, hasta el esperado y necesario regreso del grupo a la oficina. ¿Qué mejor lugar que acabar donde empezó todo? Los guiños al pasado con imágenes de archivo de la serie son el mejor regalo que los creadores y guionistas podían hacer a todos y cada uno de los seguidores de la ficción que, entre lágrimas y carcajadas, se despedían de esta mítica sitcom con un, inmejorable, buen sabor de boca.

    LOS SOPRANO

     

    Fecha del final: 10 de junio de 2007

    Episodio: 'Made in America' (6x21)

    Aunque con el final de 'Perdidos' hubo quien hizo comparaciones, nunca ha habido un final televisivo que haya provocado tanta controversia como el que causó en su día 'Los Soprano'. De hecho, han pasado años y todavía no ha sido aclarado si Tony Soprano (James Gandolfini) fue asesinado o si su historia sencillamente nunca se dio por terminada y por eso se optó por finalizar la serie con un simple fondo negro. Desde entonces, las opiniones se dividen entre quienes lo califican como "brillante" y quienes lo consideran "decepcionante". Sea lo que sea, lo cierto es que cada vez que el final de una serie es objeto de polémica, hay alguien que dice "Eso es como 'Los Soprano'...".

    El episodio final de la exitosa serie de HBO narra como Tony Soprano llega hasta el restaurante familiar donde espera reunirse con su mujer, Carmela (Edie Falco), y sus dos hijos, A.J. (Robert Iler) y Meadow (Jamie-Lynn Sigler). Primero llega su esposa y después su hijo, que entra justo a la vez que un hombre desconocido que se dirige hasta la barra y no deja de observarle en la distancia. Suena 'Don't Stop Believin' de Journey (curiosamente tema principal de la serie de Fox, 'Glee'). En cuestión de segundos, el misterioso hombre se dirige al baño justo en el momento en que Meadow entra por la puerta. Tony parece que dirige la mirada hacia la entrada. Pero lo próximo que sigue es un fondo negro durante varios segundos. ¿WTF?

    THE WIRE

     

    Fecha del final: 9 de marzo de 2008

    Episodio: '-30-' (5x10)

    El último episodio de 'The Wire' cerró la que ha pasado a considerarse una de las mejores series de la historia de la televisión y, como ha pasado en muchas otras ocasiones, dejó a un gran número de seguidores con mal sabor de boca. Sin embargo, no es más que una moraleja de lo que podemos esperar ver en la vida real y, sea cual sea su final, la creación de David Simon no deja de ser una obra maestra.

    Cuando Carcetti (Aidan Gillen) descubre de que los agentes Lester Freemon (Clarke Peters) y Jimmy McNulty (Dominic West) se han inventado la existencia de el asesino de la cinta roja, ambos son expulsados del cuerpo inmediatamente. El objetivo de los policías es que el alcalde, que había iniciado una serie de recortes en la policía, vuelva a garantizarles una escucha que les permita atrapar al mayor delincuente de la ciudad, el narcotraficante Marlo Stainfield (Jamie Hector). Sin embargo, una vez que han conseguido atraparle, el criminal llega a un acuerdo con la policía consistente en delatar a los grandes narcos de Baltimore a cambio de su libertad y de entrar en el programa de protección de testigos. En resumen: el poli se queda en la calle y el caco... también.

    A DOS METROS BAJO TIERRA

     

    Fecha del final: 21 de agosto de 2005

    Episodio: 'Everyone's Waiting' (5x12)

    Cuando se habla del final de 'A dos metros bajo tierra (Six Feet Under)', siempre se escuchan halagos y frases en positivo: "Me harte de llorar", "Es el mejor final que he visto"... Y lo cierto es que no es exagerado ya que reune todos los ingredientes necesarios para que se te pongan los pelos de punta. Como no podía ser de otra manera, la escena final tiene como protagonistas a partes iguales a la vida y la muerte, el tema principal de la serie. Además, el toque final lo pone el acompañamiento musical, 'Breathe Me' de Sia.

    En el último capítulo de 'A dos metros bajo tierra' toda la familia se reúne frente a la casa para despedir a la hija menor, Claire (Lauren Ambrose), que se marcha a vivir a Nueva York para avanzar en su carrera como fotógrafa. La joven, muy apenada, sube al coche y emprende su viaje entre lágrimas. En ese momento, comienzan a mostrarse una serie de flashes en forma de epílogo en los que se muestra al espectador lo que sucede en las vidas de los personajes a partir de la marcha de Claire: Ruth (Frances Conroy) monta una guardería para perros, la boda entre David (Michael C. Hall) y Keith (Mathew St. Patrick), el compromiso de la propia joven... pero también vemos como les llega la muerte a cada uno de ellos hasta acabar con la de la propia Claire. Sentimental, agriculce y muy intenso.

    THE BIG BANG THEORY

    Fecha del final: 16 de mayo de 2019

    Episodio: 'El síndrome de Estocolmo' (12x24)

    ¿Es posible poner fin a una serie dos temporadas antes de lo previsto, y estar a la altura de las expectativas? Desde fuera no parece una tarea sencilla, y de hecho la ‘sitcom’ podría haber continuado sin Sheldon Cooper. Sin embargo, Chuck Lorre y Bill Prady, creadores de The Big Bang Theory, consideraron que la salida de Jim Parsons, era la excusa perfecta para poner fin a la ficción, tras 12 temporadas en antena.

    'La constante del cambio' -en la versión en castellano- es la antesala de un final, 'El síndrome de Estocolmo', de esos que te obligan a tener un pañuelo cerca. Un final repleto de momentos muy emotivos, pero también de esas situaciones y comentarios tan genuinos, con los que Sheldon, Leonard, Raj, Howard, Penny, Amy y Bernadett se ganaron el corazón de millones de fans en todo el mundo.

    Como era de esperar, Lorre y Prady concedieron a Sheldon su ansiado Premio Nobel, con el que tanto había soñado desde niño. Un galardón que no podía haber compartido con nadie mejor, que con su mujer Amy, junto a la que desarrolló la teoría de la superasimetría. Lo que no era de esperar, era que fuera el propio Sheldon el encargado de protagonizar el momento más emotivo del cierre de la exitosa ‘sticom’. Y lo hizo a través de un discurso, en el que por un instante se olvidó de sí mismo y de los formalismos, y sólo tuvo palabras de agradecimiento para sus mejores amigos, quienes a lo largo de estos dos últimos capítulos no dudaron en reprocharle algunos de sus comportamientos.

    Está claro que el Nobel es el eje en torno al que gira el final de The Big Bang Theory; pero también lo recordamos por el anuncio del embarazo de Penny, la primera aparición en escena los hijos de Howard y Bernadette, la primera vez que vemos funcionar el ascensor del edificio, donde siempre han vivido Leonard y Sheldon, y, por supuesto, por esa última cena en “familia”.  Quizá no era el final que nos habíamos imaginado, pero desde luego sí el que siempre llevaremos en el corazón.

    CHEERS

    Fecha del final: 20 de mayo de 1993

    Episodio: 'One for the road'

    El capítulo que puso fin a la inolvidable comedia protagonizada por Ted Danson tuvo una duración tres veces mayor que un episodio normal, 98 minutos, y se convirtió en el segundo final más visto de la historia de la televisión tras el de 'M*A*S*H' en 1983. El episodio se hizo con nada más y nada menos que cuatro premios Emmy, que se sumaron a la larguísima lista de galardones que la ficción tenía en su haber tras 11 temporadas en el aire.

    En él, Diane (Shelley Long) regresa a Boston tras ganar un premio como escritora. Está casada y tiene hijos aunque no tarda en confesarle a Sam (Danson) que no es feliz y le convence de que cierre el bar y se traslade con ella a California. La noticia no sienta muy bien a sus amigos, aunque finalmente ambos se dan cuenta de que están cometiendo una equivocación. Cuando Sam regresa con su verdadero amor, el bar, allí están todos y tienen una conmovedora charla en la que se confiesan lo importantes que son los unos para los otros. En la última escena, Sam niega la entrada a un cliente de última hora: "Lo siento, estamos cerrados". Y apaga la luz.

    TWIN PEAKS

     

    Fecha del final: 10 de junio de 1991

    Episodio: 'Beyond life and dead'

    Aunque para muchos 'Twin Peaks' finaliza en el momento en que se conoce el asesino de Laura Palmer, lo cierto es que la serie contó por lo menos con una veintena de capítulos más a partir del esperado descubrimiento. ABC forzó al creador de la ficción, David Lynch, a desvelar la identidad del responsable de la muerte de la joven. Aún así, el maestro Lynch logró conseguir que el episodio que cerró la serie dejase abiertas las bocas de todos sus seguidores.

    En el último episodio de la serie el agente Dale Cooper (Kyle McLachlan) consigue por fin infiltrarse en la Logia Negra (el ente que, también conocido como Caballo Blanco o Bob el Maligno, se metió en el cuerpo del padre de Laura Palmer para matar a la joven) siguiendo la pista del trastornado agente Windom Earle (Kenneth Welsh). En el inquientate y delirante lugar al que va a parar le espera un singular enano rojo que, junto a unos extraños personajes, le invita a recorrer la misteriosa estancia. El espacio está dividido en múltiples habitaciones rojas que se separan unas de otras gracias a unas cortinas del mismo color y en cada una de ellas se muestran distintas escenas completamente surrealistas y sin un sentido aparente. Cuando el policía sale de allí y vuelve a Twin Peaks, nadie se imagina lo que está a punto de descubrir a continuación: él mismo está poseído por el mismo maléfico espíritu que poseyó al padre de Laura.

    FRIENDS

     

    Fecha del final: 6 de mayo de 2004

    Episodio: 'The last one'

    El capítulo doble que puso punto final a una de las sitcom más populares de todos los tiempos fue visto nada más y nada menos que por 60,45 millones de espectadores, convirtiéndose así en el cuarto desenlace más visto de la historia de la televisión en Estados Unidos. El final de 'Friends' fue exhibido en pantallas gigantes en diversos parques de la ciudad de Nueva York y marcó el récord de la mayor cifra pagada por un anuncio durante su emisión: 2 millones de dólares. Las opiniones recibidas por parte tanto de la crítica como de sus seguidores después de la emisión del episodio fueron todas positivas. El final fue calificado como "entretenido y satisfactorio" y alabado por haber conseguido la mezcla perfecta entre el humor y las emociones.

    En él se cierra la historia de amor interminable entre Ross (David Schwimmer) y Rachel (Jennifer Aniston) que, por fin, acaban juntos. Cuando la joven está a punto de marcharse a París a trabajar, Ross consigue llegar hasta el aeropuerto (no sin antes pasar por numerosas cómicas situaciones, claro está) para confesarle todo lo que siente por ella y pedirle que no se vaya. Aunque Rachel en un principio sigue en sus trece, finalmente recapacita y corre de nuevo a su hogar para reencontrarse con su amado. Todo un tópico, sí, pero de lo más emocionante. Mientras, Monica (Courteney Cox) y Chandler (Matthew Perry) adoptan gemelos y se mudan a vivir a las afueras de la ciudad. En la última escena se ve cómo los seis amigos dejan la casa, ya vacía, y se van a tomar un café.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top