Mi cuenta
    Muere Peter Yates, director de 'Bullit'
    11 ene. 2011 a las 10:47

    El realizador británico ha fallecido a los 81 años tras una larga enfermedad. En su legado se esconden joyas artesanales como 'El relevo' (1979) y 'La sombra del actor' (1983). Aunque siempre será recordado por ser el firmante de la icónica 'Bullit' (1968).

    He ahí una imagen para el recuerdo: Steve McQueen al mando del Ford Mustang CT-390 color verde dragón conduciendo a toda velocidad por las empinadas calles de San Francisco en 'Bullit' (1968). Ese sería el principal legado que deja para la historia el realizador británico Peter Yates (Aldershot, Hampshire; 1929), fallecido el pasado domingo a los 81 años de edad víctima de una larga enfermedad.

    Algo sabría Yates de coches, al fin y al cabo, en su juventud fue piloto de carreras antes que director cinematográfico. Profesión a la que llegaría de la mano de otros ilustres artesanos del séptimo arte como Mark Robson, Tony Richardson o J. Lee Thompson, con quien trabajó como ayudante de dirección en títulos como 'El albergue de la Sexta Felicidad (Inn of the sixth happiness)' (1958), 'El animador (The Entertainer)' (1960) y 'Los cañones de navarone (The Guns of Navarone)' (1961), respectivamente; antes de debutar en la dirección con el anodino musical 'Vacaciones de verano (Summer Holiday)' (1963).

    La filmografía de Yates se caracteriza por la fidelidad a los subgéneros clásicos -atracos, espías, acción bélica, dramas entre bambalinas teatrales- y por su marcada profesionalidad como director artesanal. Su mirada, tan pragmática como estilizada, bebía mucho de la televisión, donde trabajó como director asalariado para series como 'El Santo (The Saint)' (1962) o 'Danger man' (1964) y a la que regresaría al final de su carrera para firmar una académica adaptación de 'Don Quijote (Don Quixote (TV))' (2000).

    'Bullitt' al margen, Yates dejaría obras de mediano calado en la industria hollywoodiense, empezando por 'El relevo' (1979) y 'La sombra del actor' (1983) -donde contó con el magnífico trabajo actoral de Tom Courtenay y Albert Finney-, películas que le reportarían sendas nominaciones al Oscar: Mejor Director y Mejor Productor, en ambos casos. Otros títulos a destacar serían el noir 'El confidente (The Friends of Eddie Coyle)' (1973), con Robert Mitchum, el vitamínico film de acción con Robert Redford como ladrón de bancos 'Un diamante al rojo vivo (The Hot Rock)' (1972) y, finalmente, el thriller judicial 'Sospechoso (Suspect)' (1987) con Cher y Dennis Quaid en los papeles principales.

    Alejandro G.Calvo

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top