Mi SensaCine
    Clásicos del cine que todo el mundo ama y yo odio
    Por Redacción — 5 may. 2020 a las 15:56

    Probablemente te habrás cansado de escuchar que 'El Padrino' -o cualquier otra película del estilo- cambió el mundo del cine, pero, ¿nos tiene que gustar por obligación?

    Listas tras listas y críticas tras críticas, los expertos -y no tan expertos- en cine han repetido en muchas ocasiones cuáles son las grandes películas de la historia. Esas que tienes que ver antes de morir porque si no vas derecho al purgatorio. El PadrinoCiudadano KaneCasablanca suelen encabezar esas clasificaciones y nosotros tenemos muy interiorizado eso de que son cintas irreprochables. Pero, ¿qué ocurre si las hemos visto y nos parecen un absoluto aburrimiento o, directamente, nos provocan sensaciones de odio?

    Seguro que alguna vez has visto una película que todo el mundo halagaba pero tú no terminabas de encontrarle el punto. ¿Significa que tenemos peor criterio? ¿que no la hemos entendido? ¿o es que todos están equivocados menos yo? Ninguna de las anteriores. El gusto por el séptimo arte es algo completamente subjetivo y, por mucho que te digan que la filmografía de Martin Scorsese es brillante, a ti no tiene por qué gustarte.

    Aquí recopilamos esos clásicos indiscutibles que en SensaCine no nos terminan de convencer.

    'Ciudadano Kane' (1941)

    Lourdes de Paredes Rincón

    Recuerdo que vi Ciudadano Kane en la facultad, en una de las optativas compartidas entre Periodismo y Comunicación Audiovisual. Siempre que tocaba visionar una película en clase era motivo de alegría, pues significaba día sin teoría, sin embargo, recuerdo las dos horas dedicadas a ver la cinta de Orson Welles como agotadoras. Es un clásico del cine, estudiado hasta la saciedad, con infinitas referencias, tesis doctorales, guiños hasta en Los Simpson… Y no seré yo quien venga a destruir la obra maestra de Orson Welles, pero a mí me aburrió soberanamente, lo siento, tanto, que no la he vuelto a ver concediéndole una segunda oportunidad. Tal vez debería hacerlo en algún momento, en esta vida, o en otra.

    Ciudadano Kane
    Ciudadano Kane
    Fecha de estreno 21 de febrero de 1966 | 1h 59min
    Dirigida por Orson Welles
    Con Orson Welles, Joseph Cotten, Dorothy Comingore, Agnes Moorehead, Ruth Warrick
    Medios
    5,0
    Usuarios
    4,3
    Ver en Amazon Prime Video

    'Toro salvaje' (1981)

    Andrea Zamora

    En mi librería abundan las novelas de ficción, pero también hay un puñado de libros sobre cine. Tengo muy buenos recuerdos de uno de estos últimos: Moteros tranquilos y toros salvajes de Peter Biskind. Lo devoré durante un mes de verano y aprendí mucho sobre el cine de los años 70. Sobre Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Steven Spielberg y George Lucas -la parte de la Guerra de las Galaxias es mi favorita. Y, claro, el libro me despertó el gusanillo por aquellos clásicos de la época que no había visto. Por ejemplo, Bonnie & Clyde de Arthur Penn con unos jovencísimos Warren Beatty y Faye Dunaway. También Taxi Driver de Martin Scorsese con Robert De Niro. Cuando finalicé el libro visioné la cinta con la que Biskind cierra su trabajo: Toro salvaje. Y, vaya… ¡Menuda tortura! El filme de Scorsese con De Niro en el papel de Jake La Motta es considerada una de las mejores películas del cine estadounidense y toda la retahíla de adjetivos que conlleva ganarse ese título. Puedo decir, sin ningún tipo de vergüenza, que odio Toro salvaje con todo mi ser. Me aburrió, me hizo pausarla unas cuantas veces para irme a cualquier otro lugar en el que no tuviese que seguir viéndola y llegó un momento en el que dejé de prestarle atención. Me importaba tan poco lo que estaba viendo y me despertó tan poco interés que la he borrado de mi memoria. ¿He visto Toro salvaje? Sí. ¿Soy capaz de contarle a alguien de qué va? No. A dia de hoy, siento tanto rechazo ante esta película, que cualquier imagen en blanco y negro con De Niro de joven me lleva a esas dos horas de visionado que me parecieron seis. Nunca la relatividad del tiempo pesó tanto.

    Toro salvaje
    Toro salvaje
    Fecha de estreno 20 de marzo de 1981 | 2h 09min
    Dirigida por Martin Scorsese
    Con Robert De Niro, Cathy Moriarty, Joe Pesci, Frank Vincent, Nicholas Colasanto
    Medios
    4,6
    Usuarios
    4,3

    'El exorcista' (1973)

    Santiago Gimeno

    No me malinterpretes. El exorcista, dirigida por el maestro William Friedkin (Vivir y morir en Los Ángeles, Killer Joe) es uno de los mejores títulos de la historia del cine. Todavía tengo grabados en la retina varios de sus planos, como la llegada del padre Merrin (Max von Sydow) al hogar de Chris (Ellen Burstyn) y Regan MacNeil (Linda Blair), con la figura de Lankester tan solo iluminada por una farola y por un melancólico brillo nebuloso -inspirado, por cierto, en El imperio de las luces de René Magritte. Para mí, el problema radica en que se promocionó en su momento como “la película más terrorífica de todos los tiempos”. Y resulta que no me dan miedo ni la historia que narra la novela de William Peter Blatty ni el filme de Friedkin. Qué le vamos a hacer. Y ya no es exclusivamente una cuestión de cómo ha envejecido el largo con el paso del tiempo. Nunca he conseguido conectar con la posesión diabólica que padece la joven Regan, atada a su cama, ni con el exorcismo que tiene que soportar por parte de los padres Merrin y Karras (Jason Miller). Quizá me interese más como un análisis de las dudas de fe que todos tenemos en algún momento de nuestras vidas que como uno de los hitos del cine de terror. Porque ni las levitaciones ni los vómitos ni la cabeza girando ni las palabras malsonantes (“¿Has visto lo que ha hecho la puta de tu hija?”) de Pazuzu -rey de los demonios del viento en la mitología sumeria, asiria y acadia- consiguen inmutarme lo más mínimo. Y de esa escena con Regan bajando las escaleras, mejor ni hablamos.

    El Exorcista
    El Exorcista
    Fecha de estreno 1 de septiembre de 1975 | 2h 01min
    Dirigida por William Friedkin
    Con Linda Blair, Ellen Burstyn, Max von Sydow, Jason Miller, Lee J. Cobb
    Medios
    4,0
    Usuarios
    4,4

    'Dune' (1984)

    Tomás Andrés

    Recuerdo un fragmento del documental Jodorowsky's Dune en el que el prolífico cineasta chileno hablaba de cómo se enfrentó a la adaptación de la novela de Frank Herbert a manos del director David Lynch. El realizador luchó por sacar el proyecto adelante, y cuando vio lo que había hecho el responsable de Cabeza borradora con su novela favorita no pudo sentirse más aliviado. Como casi todo niño de los ‘80 yo era gran fan de la ciencia ficción: desde grandes producciones como Atmósfera cero a películas más bien fallidas como Masters del Universo. Por aquella época yo me veía todo lo que caía en mis manos, por lo que no dudé en hincarle a esa producción de 1980 llamada Dune. Tras unas primeras intentonas fallidas, en las que el desinterés por lo que veía en la pequeña pantalla me llevó a detener el vídeo VHS, finalmente logré terminarla y no puedo estar más de acuerdo con el maestro de la ‘psicomagia’. Elevada a los altares por tanto los fans de la obra literaria como de los talibanes de Lynch, esta cinta es un plomizo y enrevesado primer acercamiento de su responsable al género puramente fantástico, en el que no puede evitar meter con calzador todo su barroquismo y pretenciosidad. Un largometraje que adolece por sobrecargo en la estética, la duración y sobretodo ambición. No he tenido el gusto de leer el mítico texto en el que se inspira pero, sin duda, tampoco espero mucho más de la versión que prepara Denis Villeneuve. Y es que, en mi humilde opinión, deberían cesar los intentos de llevar a la gran pantalla este tipo de material inadaptable desde su origen.

    Dune
    Dune
    Fecha de estreno 4 de marzo de 1985 | 2h 20min
    Dirigida por David Lynch
    Con Kyle MacLachlan, Jürgen Prochnow, Francesca Annis, Everett McGill, Sting
    Medios
    2,1
    Usuarios
    2,9

    'Manhattan' (1979)

    Custodio Guerrero

    Debo partir de que Woody Allen no es santo de mi devoción. Lo he intentado con varias de sus películas. Pero muchas personas me decían que debía ver algunos de sus clásicos y no tanto sus últimas películas (como Irrational Mal o Midnight in Paris). Así que empecé con Manhattan y no. No puedo con ella. Su protagonista, el mismo Allen, se trata de un guionista de comedia de televisión de 42 años que está pasando por una crisis creativa y amorosa. Su ex mujer (Meryl Streep), ahora lesbiana y descrita como una mujer “inmoral, psicópata y promiscua”, va a sacar a la luz un libro que cuenta todos los detalles de su anterior matrimonio. Pero para ayudarse a encontrar los verdaderos valores de la vida y encontrar un nuevo camino, empieza a salir con una adolescente de 17 años. No la encontré ni entretenida ni digna de llamarla un clásico. Me parece bastante prepotente en todos los sentidos. No pude con ninguno de sus personajes, en especial con el de Allen. Y muy difícil es que te guste una película si comienzas desde el minuto cero a odiar al protagonista de la misma. También podría hablar del despropósito que es Match Point con Scarlett Johansson y Jonathan Rhys-Meyers, pero creo que ya es suficiente odio por hoy.

    Manhattan
    Manhattan
    Fecha de estreno 10 de septiembre de 1979 | 1h 36min
    Dirigida por Woody Allen
    Con Woody Allen, Diane Keaton, Michael Murphy, Mariel Hemingway, Meryl Streep
    Usuarios
    4,1

    'Regreso al futuro' (1985)

    Ana Lasso

    Estoy de acuerdo que Regreso al futuro es una de esas sagas que todo el mundo recuerda, y que si llegó tarde a su emisión ha oído hablar de ella. También es un referente de la cultura Pop, con una estética inconfundible y unos personajes, cuyos atuendos siempre son bienvenidos en cualquier Halloween o Carnaval. Sin embargo, más allá de eso, a mí la trama y sus interpretaciones no consiguen atraparme de ninguna de las maneras. Tal vez sea porque la historia no termina de encajarme, a pesar de su sencillez, entendámonos; todo lo sencillo que resulta viajar en el tiempo y cambiar el transcurso de los acontecimientos que provoca que dejes de existir en el futuro. Creo que uno de esos fallos son los protagonistas; aunque la pareja formada entre Michael J. FoxChristopher Lloyd es todo un acierto, no lo son tanto para esta película, a mi parecer. El papel femenino queda relegado y en un tercer plano incluso. Me hubiera gustado que Jennifer (Claudia Wells) estuviera más involucrada en la trama sin, por supuesto, quitarle el protagonismo a Fox. Si hay algo que sí que me ha dado esta saga es el actor Crispin Glover (George McFly), que a pesar de su patético papel en la cinta, este proyecto le dio la proyección necesaria para estar en otros y demostrar otros registro; como en Los Ángeles de Charlie, donde interpretaba a su personaje mudo y psicópata Le Sac D’Os. En muchos casos, la historia de los largometrajes son el motivo suficiente para captar la atención del público; pero en otros, como es el Regreso al futuro, tienes que conectar con los actores que dan vida a la trama, porque sino es así, es simplemente una película más de viajes en el tiempo.

    'La historia interminable' (1984)

    Sara Heredia

    Los Goonies, Los Cazafantasmas o E.T., el extraterrestre son algunas de las mejores películas de los 80 -y casi ya de la historia del cine- que para mí no significaban mucho hasta hace unos años. Mi infancia estaba más dominada por Titanic o Forrest Gump -yo es que siempre fui una niña muy de dramas- y veía esos clásicos como algo muy lejano a lo que tampoco merecía la pena dedicarle tanto tiempo. Sin embargo, a medida que iba creciendo y que todo el mundo hablaba de ellos a mi alrededor, me vi obligada a dar un repaso al cine de esa época y lo cierto es que no me arrepiento en absoluto. Con una excepción: La historia interminable. Los fans de Bastian y Atreyu me permitirán decir, al menos, que el filme de Wolfgang Petersen no ha envejecido nada bien y que el disfrute que se puede sentir al verla ya siendo un adulto es fruto de la pura melancolía. Si hasta Michael Ende, autor de la novela en la que se basa, pidió que quitasen su nombre de los títulos de crédito porque no había quedado nada conforme con el resultado. La aventura de Atreyu me parece aburrida y algo cursi pero podría sobrellevarlo de no ser por las actuaciones remilgadas de los jóvenes actores y los terribles efectos especiales. 

    La historia interminable
    La historia interminable
    Fecha de estreno 6 de diciembre de 1984 | 1h 35min
    Dirigida por Wolfgang Petersen
    Con Barret Oliver, Noah Hathaway, Tami Stronach, Patricia Hayes, Moses Gunn
    Medios
    3,4
    Usuarios
    4,2
    Sensacine
    3,5
    Streaming

    'La naranja mecánica' (1971)

    Lorena Vialás

    Reconozco que, a la hora de ver una película, siempre me ha frenado el hecho de leer junto al título de una película el calificativo de ‘clásico del cine’. Este sentimiento, que por supuesto no es un mero capricho, viene motivado por las decepciones cinéfilas que me he llevado en numerosas ocasiones al ver uno de estos míticos largometrajes que "tienes que ver antes de morir". Uno de esos filmes que me habían presentado como imprescindible y que me dejó un mal sabor de boca es La naranja mecánica. Recuerdo perfectamente el día que me animé a ver, por fin, la cinta de Stanley Kubrick, inspirada en la novela de Anthony Burgess. ¡Qué horror! Esa era la frase que circulaba por mi mente mientras veía como ese joven despiadado llamado Alex usaba la violencia como medio de vida, sin importarle sus consecuencias sin mostrar un mínimo arrepentimiento por entrar en una casa y destrozar la vida a una pareja o dejar malherido a un inocente sin techo. ¡Qué horror! En el segundo acto, de los tres en los que se divide la película, este despreciable adolescente era condenado a 14 años de prisión por sus actos. Entonces pensaba que ahora que pagaría por sus atrocidades la trama daría un giro y dejaría de horrorizarme. Pero, ¡qué horror! La expresión volvió a mi cabeza al ver los experimentos a los que someten a Alex, en la cárcel, con el fin de eliminar de su mente esa pasión por la violencia. Qué escenas más desagradables, qué terapias más terribles e inhumanas.

    Con la entrada del tercer y último acto volví a tener la esperanza de encontrar esa esencia que ha llevado a cientos de espectadores a considerar La naranja mecánica -cuatro veces nominada al Oscar- como uno de los clásicos del cine. Y de nuevo, lo único que pasaba por mi cabeza era pero ¡qué horror! Dos horas y 15 minutos después de haber tomado la decisión de ver el largometraje de Kubrick supe por qué no le había dado antes esa oportunidad.

    La naranja mecánica
    La naranja mecánica
    Fecha de estreno 16 de junio de 1975 | 2h 16min
    Dirigida por Stanley Kubrick
    Con Malcolm McDowell, Patrick Magee, Michael Bates, Philip Stone, Steven Berkoff
    Medios
    3,7
    Usuarios
    4,3

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top