Mi cuenta
    Qué fue de Eduardo Noriega: arrasó con 'Tesis', trabajó con Schwarzenegger y casi se convierte en Oberyn Martell en 'Juego de Tronos'
    Por Sara Heredia — 9 abr. 2021 a las 20:31

    Hace 25 años, el actor dijo sí a Amenábar y su vida daría un vuelco. Desde entonces se ha convertido en un galán del cine español y ha vivido mil aventuras fuera de nuestras fronteras.

    Hace 25 años no conocíamos a Eduardo Noriega, pero estábamos a punto de hacerlo. En 1996 fue seleccionado para convertirse en el psicópata de Tesis, la ópera prima de Alejandro Amenábar que cambiaría la vida de ambos. El cineasta comenzaría su fulgurante carrera que traería éxitos como Abre los ojos, Los otros o Mar adentro. El actor, por su parte, se convertiría en uno de los galanes del cine español mejor valorados. Esta noche tienes la oportunidad de verla en La 2 a las 22h., dentro del programa Historia de nuestro cine.

    Posiblemente no sería el actor que es hoy si no hubiese hecho caso a un buen amigo, que le recomendó aceptar el papel de Tesis. Noriega no estaba convencido de embarcarse en el proyecto, pero Carlos Montero -creador de Física o Química y Élite, entre otras series- le dijo: "¿Tú eres tonto? Si dices que no, el siguiente no se va a plantear esas preguntas". Gracias al buen olfato de Montero, el actor aceptó y dio de lleno en el clavo. Tras participar en la cinta de Amenábar ya nada sería igual en su carrera.

    Qué fue de Carmelo Gómez: el actor de moda de los 90 que fue vetado y dejó el cine

    Volvería a trabajar con Amenábar en Abre los ojos (1997), que supuso la primera nominación a los Goya para el actor. Con otro éxito en su haber, Noriega ya disfruta de un buen estatus dentro de la industria española. Entre los 90 y los primeros 2000 incorporó grandes películas a su filmografía, como Cha-Cha-Chá (1998), Nadie conoce a nadie (1999), El espinazo del diablo (2001) y El Lobo (2004). Tenía una carrera sólida, elaborada poco a poco, pero el actor no se conformó y fue en busca de nuevas aventuras.

    Noriega es curioso por naturaleza, de ahí que decidiese explorar el extranjero para encontrar nuevas oportunidades. "Me va la aventura. He hecho marcianadas como Novo, en la que ni siquiera hablaba francés… He tenido la suerte de trabajar en Francia, Estados Unidos y Latinoamérica. Eso me ha permitido mantener cierta estabilidad en mi carrera, si solo hubiese trabajado en España habría tenido desiertos tremendos", explica en una entrevista con El Correo.

    Así ha engrosado su filmografía con producciones junto a grandes estrellas. El filme En el punto de mira (2008) le llevó a grabar en México junto a Dennis QuaidForest Whitaker y William Hurt; con Blackthorn. Sin destino (2011) viajó a Bolivia; y en El último desafío (2013) vivió de primera mano una producción hollywoodiense y trabajó junto a Arnold Schwarzenegger. Sin embargo, su experiencia en el extranjero cuenta, de manera irremediable, con proyectos falidos. En una entrevista con El Mundo confiesa que hizo una audición para Juego de tronos que no terminó bien y el papel acabó en manos de un actor chileno. ¿Chileno? Como estarás pensando, Noriega hizo la prueba para ser Oberyn Martell, personaje que interpretaría Pedro Pascal.

    Quién le iba a decir a ese chico de 19 años que llegó a Madrid desde Santander para ganarse la vida como actor que unos años después compartiría escenas con los actores que siempre había visto en pantalla. Cuando se mudó a la capital pensaba que si lograba algún papel en teatro tendría suerte y siempre tenía un plan b tras la oreja por si no lograba su sueño. Un sueño que, por otra parte, había surgido tan solo tres años atrás, cuando conoció a una chica que hacía teatro y asistió a uno de sus ensayos. El director de la obra le increpó que ahí no se iba a mirar y acabó, accidentalmente, sobre un escenario. Decidió mudarse a Madrid y estudiar Arte Dramático, unos estudios en los que, según sus propias palabras, "no pasaba nada si ibas un día con resaca". Sí, aprovechó la vida de la capital al máximo.

    En la vida personal, está casado con Trinidad Oteros desde febrero de 2011. La conoció en el festival de cine solidario de San Pancracio de Cáceres, un evento que se pospuso un mes a causa de los atentados del 11M y, gracias a eso, pudo coincidir con ella. "Si hubiera ido el mes anterior, mi mujer hubiera estado enferma en su casa y no la habría conocido", confiesa a Placet. Ambos tuvieron una hija en 2014.

    A sus 47 años puede presumir de haber construido una buena carrera, sin periodos de gran popularidad -dicho por él, cuando seguro que miles de fans han forrado sus carpetas con sus fotografías-, pero, al mismo tiempo, sin momentos de inactividad. Las casualidades han marcado su camino, desde que decidió acompañar a esa chica a su clase de teatro, hasta conocer a la mujer de su vida o aceptar el papel que cambiaría su carrera. 

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top