Mi cuenta
    Candela Peña, única en su especie: es madre soltera, pide trabajo al ganar el Goya y sabe lo que es no llegar a fin de mes
    Por Sara Heredia — 23 abr. 2021 a las 20:30

    Tras periodos de inactividad, la actriz de 'Hierro' vive un momento dorado. Esta noche la puedes ver en 'Todo sobre mi madre' a las 22h en La 2.

    Crecer al lado de un cine y tener una habilidad innata para la actuación es lo que tiene, que terminas convertida en Candela Peña, una de las grandes actrices del cine español. Imprevisible, transparente, natural, auténtica... Se pueden utilizar muchos adjetivos para hablar de ella y, aún así, resulta indefinible. La ganadora de tres premios Goya está viviendo un momento de oro en su carrera. Después de protagonizar la serie de Movistar+, Hierro, y gracias a sus apariciones en La Resistencia de David Broncano, Peña se ha redescubierto ante el público. Y eso que ha pasado por malas rachas.

    Una de sus cualidades es no tener pelos en la lengua y ya ha declarado en varias ocasiones que sabe lo que es llegar justa a final de mes. "Quiero decir que hacía 3 años que no trabajaba. [...] Estos tres años que hace que no trabajo ha salido de mis entrañas un niño que no sé qué educación pública le espera y también he visto cómo la gente se mata por no tener casas, así que esta alegría a mí no me la amarga nadie. Desde aquí os pido trabajo, tengo un niño que alimentar", decía la actriz en su discurso en los Goya de 2013 tras resultar vencedora por Una pistola en cada mano.

    Sus apariciones públicas están llenas de momentos así. Por ejemplo, durante la promoción de Hierro declaró que la "chistorrita" de Darío Grandinetti -su compañero en la serie- fue la primera que vio en su vida. "Las agustinas misioneras me llevaron al teatro en Barcelona y allí vi mi primera chistorra: la de Grandinetti", contó en la SER. Es algo que saben los seguidores de La Resistencia, donde lo mismo cuenta cómo fue el parto de su hijo -"una contracción es como si te metiese un boli por el culo y tú notas que te llega a la cabeza"-, los kilos que ha perdido desde la última vez que se vieron o de dónde viene su nombre artístico.

    Nació como María del Pilar Peña Sánchez, pero, tras leer en La casa de Bernarda Alba la frase "encendieron la candela", le pusieron el nombre de Candela que sigue utilizando hoy en día. En un principio quería ser bailarina y, aunque estudió esta disciplina unos años, a los 17 eligió la interpretación y empezó a estudiar en la Escuela de Nancy Tuñón de Barcelona. No llegaría a Madrid hasta los años 90, donde no tardó ni un año en rodar su primera película, Días contados, con la que ganó el Ondas y el Premio Ojo Crítico de RNE.

    Días contados le reportó sus dos primeras candidaturas a los Goya -Mejor actriz de reparto y Mejor actriz revelación-, pero no ganó. Volvería a ser nominada por Todo sobre mi madre en 1999, galardón que tampoco se llevó a casa, pero su trabajo con Almodóvar fue un auténtico impulso para su carrera. Obtuvo su primer premio de la Academia de cine en 2003 por Te doy mis ojos y repetiría en 2005 por Princesas y en 2012 por Una pistola en cada mano. Algo que, por otro lado, no le importa demasiado. "Los premios no me han servido ni para trabajar más ni para ganar más ni para que te valoren más ni para que te den esas portadas", declara en ICON.

    Entre medias, periodos de inactividad que, como la propia actriz cuenta, le han servido para saber lo que es sufrir para pagar las facturas. Aún así, pocas actrices hay con su trayectoria. Ha trabajado con Imanol Uribe, Icíar BollaínIsabel Coixet o Cesc Gay, además de Pedro Almodóvar. Ha protagonizado series y se ha atrevido con un programa de televisión -Sputnik TV en 1992, además del de Broncano. Ha escrito un libro -Pérez Príncipe. María Dolores. Y, después de años de desarrollo, se encuentra trabajando intensamente en Puerto y camino, la serie que ha escrito y quiere sacar adelante sea como sea.

    Ahora, con sus 47 años, está mejor que nunca. "Me he dado cuenta de que lo que hay es lo que hay. Es cuando más contenta estoy de mí misma", dice a El País. En lo profesional, mientras todo el mundo la ve como una actriz de moda, ella misma se baja a la tierra: "¿Qué te contesto yo a esto? Es que no es real. Por ejemplo, este 2021 yo no tengo trabajo". Peña se ha convertido en la adalid de la realidad en la que viven los actores. Penélope CruzJavier Bardem son únicos y resultan la excepción de una profesión que antes de la pandemia tenía un 19% de paro -aumentó hasta el 69% durante el confinamiento- y donde más de la mitad no superan los 3.000€ de ganancias al año.

    Cómo Candela Peña dominó 'Hierro', aunque ella no fue la primera opción

    Ella no se declara abanderada de ninguna causa, pero en sus venas lleva la reivindicación. No se ve como un icono feminista, pero lo es por méritos propios y a pesar de declaraciones como "Las mujeres no queremos la igualdad, eso es mentira" a ABC. Peña es así, te descoloca y después se explica: "Si de 100 personas poderosas 97 son hombres y solo 3 son mujeres... ¿cómo nos vamos a poner a hacer la guerra con esa gente? Hay que aliarse. [...] Lo que quiero es que se respete mi talento y que se hable de las mujeres".

    Como madre soltera y fuera de los cánones de belleza -según sus palabras-, ella misma es una reivindicación feminista. "Siendo la primera mujer protagonista de una serie de Movistar, si yo perteneciera a otro canon sería portada de revistas femeninas. No dan espacio a un tipo de mujeres concretas", contaba en SensaCine.

    La actriz tuvo a su hijo Román en 2011, fruto de su relación con un entrenador físico con el que terminó la relación en 2013. Román nació pocos días después de la muerte de su padre y esta casualidad de la vida terminó por trastocarla. "Me descalabró la muerte [de su padre] y a la semana, la vida [el nacimiento de su hijo]. Lo he visto todo de cerca y ya no tengo miedo a nada. […] Me dije que no podía estar en mi casa esperando a que llegara un papelón rechazando el resto, porque igual alguno bueno se me escapaba", cuenta a SModa.

    Candela Peña vive en el mundo real, en el de "el 3×2 de Carrefour". En esa entrevista con SModa comentaba que para ella la vida es ir a "comprarle género a Rafi, el de la pollería, porque lo tiene jodido. Que Angelines, la pescatera, me diga si quiero unas cabezas de pescado para hacerme una sopita". En el barrio, sabiendo lo que cuesta un kilo de tomates y sin miedo a lanzar los mensajes que cree convenientes. "En ese mundo vivo yo. No en el de las firmas de lujo, que no las reconocería si no leyera revistas".

    Esta noche puedes disfrutar de Todo sobre mi madre, película que se emite en La 2 a las 22h., dentro del programa Historia de nuestro cine.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top