Mi SensaCine
    El resurgir de Harry Melling: cómo el patito feo de 'Harry Potter' ha triunfado
    Por Sara Heredia — 10 jun. 2021 a las 21:01

    Dio vida a Dudley Dursley, el terrible primo del mago al que todos odiamos en algún momento. Al contrario que Emma Watson o Rupert Grint, nunca ha estado entre las grandes estrellas de la saga, pero ya acumula buenos proyectos.

    Cuando pensamos en la camada que salió de Harry Potter enseguida se nos vienen a la cabeza los grandes nombres. Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint… El trío de ases pasó a estar omnipresente en los medios tras el boom de la saga y, años después, continúan atrayendo a fans y prensa. En las sombras hay otros actores que contribuyeron igualmente a construir la franquicia cinematográfica y que no han recibido la misma atención. Es el caso de Harry Melling, que dio vida a Dudley Dursley, el odioso primo de Harry, y que, poco a poco, se ha construido una sólida carrera en la interpretación.

    Melling viene de una familia de actores. Su abuelo era Patrick Troughton, que dio vida al Segundo Doctor de Doctor Who, sus tíos fueron David y Michael Troughton, conocidos en Reino Unido por sus apariciones televisivas y experiencia teatral, al igual que sus primos, Sam y William Troughton. Por lo tanto, no fue ninguna sorpresa cuando decidió seguir el mismo camino y se inscribió en la London Academy of Music and Dramatic Art. Desde muy joven ha estado subido a los escenarios y conoció la fama pronto al participar en Harry Potter.

    Protagonizar una saga de esa envergadura es un arma de doble filo. De la noche a la mañana todo el mundo te conoce y pueden surgir muchas oportunidades laborales, pero esta misma repercusión juega en tu contra si terminas encasillado en el papel. En el caso de Melling, era imposible no verle como uno de los Dursley, pero encontró el modo de superarlo. El actor perdió mucho peso y quedó irreconocible. Tanto, que los productores pensaron en cambiar de actor para el papel en Las reliquias de la muerte. Finalmente lo solucionaron con un traje que le añadió los kilos que había perdido. "Ahora puedo deshacerme de mi faceta de niño actor, como ‘el gordo’, y comenzar una nueva carrera porque nadie me ve como Dudley", contaba a The Telegraph.

    Y así lo hizo. Desde el final de la saga mágica ha participado en Z, la ciudad perdida, La balada de Buster Scruggs y Waiting for the Barbarians. También en Gambito de Dama, el exitazo de Netflix del 2020. Son papeles pequeños pero con paso firme. Melling ha elegido muy bien sus proyectos esperando ese papel protagonista que acaba de llegar. El actor liberará el reparto de The Pale Blue Eye, película de Netflix donde interpretará a Edgar Allan Poe en su juventud, concretamente en el año 1830 antes de escribir el clásico poema ‘El cuervo’.

    El caso de Melling no es lo habitual. Es fácil pensar que tras haber participado en ocho películas con un alcance tan alto como el de Harry Potter cualquier miembro del reparto lo tendría muy fácil para abrirse camino en la interpretación, pero de todos esos niños que crecieron ante las cámaras, pocos han terminado dedicándose a ello de manera profesional.

    Apúntate aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top