Mi cuenta
    Adam Robitel, director de 'Escape Room 2': "No es tan disparatado pensar que existen ricos aburridos dispuestos a verte morir en directo"
    11 ago. 2021 a las 22:00
    Beatriz Lucas Cabornero
    Beatriz Lucas Cabornero
    -Redactora Jefa y periodista en SensaCine
    Periodista desde hace 20 años y fanática de Miyazaki. Se conoce la filmografía completa de Leo McCarey. Está dispuesta a darlo todo por su equipo.

    Los actores y el director de 'Escape Room 2' relatan cómo fue el estresante proceso de rodaje de la segunda entrega de esta saga de terror donde los protagonistas juegan a vida o muerte.

    Si en la primera entrega de Escape Room sufrimos viendo jugar y morir a los protagonistas, en esta nueva entrega el terror va un paso más allá. "No importa dónde vayas, lo que hagas, con quién estés porque el juego te va a perseguir y puede comenzar de nuevo en cualquier momento". Así explica a SensaCine Adam Robitel, el director de Escape Room 2: Mueres por salir, el espíritu tras esta segunda entrega que llega a los cines el 13 de agosto.

    Escape Room 2: Mueres por salir
    Escape Room 2: Mueres por salir
    1h 28min
    Dirigida por Adam Robitel
    Con Taylor Russell McKenzie, Logan Miller, Thomas Cocquerel, Indya Moore, Holland Roden
    Medios
    3,3
    Usuarios
    3,1

    La premisa en esta segunda propuesta plantea un universo en el que los dos supervivientes de la primera película descubren que Minos es una organización mundial."Nos damos cuenta de que en el mismo día había juegos como ese ocurriendo en Londres, en Portugal, en China, y es una cosa mundial. Tiene un poco de Illuminati o de organización súper poderosa controlándonos", explica Robitel, que además relaciona su película con el momento de pandemia que estamos viviendo.

    "En esta pandemia nos hemos dado cuenta de que nuestras vidas pueden cambiar dramáticamente con acontecimientos que no podemos controlar y esta es la nueva idea en esta película, que Minos -la organización- es mucho más poderosa".

    Para generar la angustia, evidente en el filme, los actores explican que la tensión en el set era brutal. La actriz Holland Roden explica que el tipo de actuación es muy diferente a todas las demás películas: "Es un tipo de actuación diferente. Es una película de muchísima energía, alta tensión y de mucha acción, y no necesariamente pegadas a las líneas de tu personaje, sino que es más un trabajo en equipo y de las situaciones en las que se van encontrando involucrados, y es muy diferente a la experiencia de rodar en otro tipo de sets", explica la actriz.

    A ello contribuían unos escenarios más inquietantes si cabe que en la primera entrega. "Intentamos subir un nivel más en las habitaciones. Con un banco enorme repleto de láseres que pueden matarte, una playa preciosa con un faro que trata de tragarte hacia un agujero, y son habitaciones que no están relacionadas con los personajes, como en la primera película, sino que hay un misterio detrás también en eso", explica Robitel.

    Roden confirma que eso le ayudó un mucho en su trabajo como intérprete:

    "Los sets eran tan intrigantes que lo hacían todo mucho más real y visible para nosotros. Entre la pirotecnia y los equipos de efectos y que los sets eran 360 grados, incluso las cámaras en el vagón tratando de encontrar el mejor tiro eran como parte del set y eso hacía mucho más fácil la sensación y meterse en el papel, y asumir los ¡vamos!,¡rápido! y los mensajes de ánimo que improvisábamos.


    Los actores recuerdan el rodaje como sumamente claustrofóbico: "Creo que deberían haber advertido antes de ir a las audiciones de 'casting' para esta película en plan “Absténgase los actores con claustrofobia” porque realmente te ponían en situaciones extremas. Recuerdo esa secuencia de la película donde en un solo tiro teníamos que rodar que el cielo se nos venía encima, así que teníamos que estar preparados para lo peor, y eso es un elemento de la actuación para el que no te preparan", señala Logan Miller, que repite en su papel en esta segunda entrega donde confiesa que siente que su personaje "es como si tuviera ADN de cucaracha porque logra sobrevivir a todo".

    Ricos aburridos o el equivalente a los Gladiadores del siglo XXI

    Cuando Adam Robitel se refiere a lo que está ocurriendo en su película, la segunda de esta entrega tras dirigir Escape Room, no lo duda al calificarlos de los gladiadores del siglo XXI: "Es como lo que ocurría en la época de los gladiadores que la gente iba a ver cómo los gladiadores se enfrentaban a tigres, luchando por su vida, tratando de sobrevivir en lugares preciosos, y hay algo de eso aquí también", explica. 

    El realizador cree además que su historia no estaría tan alejada de lo que podría ocurrir en la realidad. "Cuando pienso en esos ricos y poderosos que se aburren y están dispuestos a pagar por cosas increíbles ¿qué puede ser más apasionante de ver que la lucha más primitiva de un ser humano por sobrevivir?" Y añade:

    Es como si fuera una parte más del catálogo de entretenimiento que ofrece Minos. Para ellos es entretenimiento, es como ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar? Es estar apostando todo el rato al límite. Conocemos suficiente sobre la gente rica y sus locos intereses, así que tampoco está tan lejos de la realidad que hay ricos aburridos dispuestos a verte morir", señala el director.

     

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top