Mi cuenta
    'Dune': Los 5 detalles más locos que tenía el proyecto de Alejandro Jodorowsky que no llegó a rodarse
    20 oct. 2021 a las 16:50
    Tomás Andrés Guerrero
    Tomás Andrés Guerrero
    -Cinema Expert
    Desde muy pequeño devoraba series de animación y películas en VHS. Fan de la serie B, el terror, el gore, la comedia de los 80 y el cómic. Amante de las salas de cine de toda la vida.

    El director chileno trató de realizar su propia adaptación de la obra de Frank Herbert en el año 1974, pero al final el filme no se materializó.

    Tras pasar con éxito por las pantallas españolas -y de medio mundo- Dune llega a los cines de Estados Unidos este viernes. El filme, que también podrá verse en la plataforma de streaming HBO Max, ya se ha convertido en uno de los grandes éxitos de taquilla de este 2021. Aunque ha sido el canadiense Denis Villeneuve el responsable de plasmarla, la primera vez que se llevó la novela Frank Herbert a la gran pantalla vino por parte del cineasta David Lynch en 1984 con la producción de Dino de Laurentiis. Pero lo que muchos espectadores no sabrán es que mucho tiempo antes, concretamente en 1974, el director, artista, escritor y filósofo Alejandro Jodorowsky.

    Aunque el proyecto estuvo algo de tiempo en vías de materializarse, al final Jodorowsky no pudo ver realizado su sueño. Pero, aunque el filme no llegó a filmarse (convirtiéndose en una de las míticas superproducciones que se quedaron en el aire), se conocen bastantes detalles de lo que el cineasta quería rodar y hasta hay un documental sobre el proyecto: Jodorowsky's Dune. Si recientemente conocíamos los motivos por los que Charlotte Rampling rechazó ser Lady Jessica en aquella versión, vamos a enunciar algunas otras ideas locas y llamativas que el cineasta tenía en mente.

    Dune
    Dune
    2h 36min
    Dirigida por Denis Villeneuve
    Con Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Jason Momoa, Stellan Skarsgård
    Medios
    4,4
    Usuarios
    4,1
    Sensacine
    5,0
    Cartelera y Entrada (26)
    Un viaje alucinógeno de LSD

    Varios estudios han probado que la conciencia humana se encuentra en un estado superior cuando toma la llamada dietilamida de ácido lisérgico (LSD), sintetizada por Albert Hofmann en Suiza en 1938. En los 60 las sustancia vivió un auténtico auge, y de este modo Timothy Leary formó una organización espiritual en torno a su consumo y Tim Scully y Nicholas Sand comenzaron a fabricarla sin mesura -de forma clandestina- con el fin de que toda la población probase sus efectos. Los efectos del LSD son prácticamente indescriptibles, debido a que su efecto es diferente según la persona que lo consume. Sin embargo, Jodorowsky quería llevar al espectador de su Dune a un paso más allá: quería crear los efectos en el público y que diese la impresión de que todo el filme se disfrutaba bajo el consumo de esa droga sin haber tomado absolutamente nada. Quería expandir la mente del espectador como lo querían hacer Scully y Sand con su 'Orange Sunshine'. Casi nada.

    Salvador Dalí interpreta al Emperador Padishah

    Aunque en la película de Villeneuve no hemos podido ver al Emperador Padishah, en la adaptación de Lynch en 1984 dicho papel cayó en manos del actor José Ferrer. Sin embargo, como casi todo en la película de Jodorowsky, la elección iba a ser mucho más sorprendente: en lugar de contratar a un actor profesional, el cineasta chileno quería que fuese su adorado Salvador Dalí quien diese vida a dicho personaje. El realizador abordó al artista catalán mientras se encontraba en el hotel St. Regis de Nueva York para ficharle para su proyecto. El problema fue que este último comenzó a imponer algunas condiciones para poder ponerse frente a las cámaras: su mujer Gala debía aparecer en el filme, tendría que disponer de un helicóptero para trasladarse o ser el actor mejor pagado del largometraje… El productor del filme, Michel Seydoux, logró por fin convencer al de Figueres para participar pero inventándose una treta para reducir su salario final.

    Todo lo que sabemos sobre 'The Sisterhood', la serie de HBO Max sobre las Bene Gesserit de 'Dune'
    El primer proyecto del mítico diseñador H. R. Giger

    Y hablando de Dalí, fue este quien aconsejó a Jodorowsky que fichara al artista y diseñador H. R. Giger para participar en el equipo técnico del filme. Sin experiencia previa en el largometraje, Giger se había especializado en arquitectura y diseño de interiores y, posteriormente, trabajando en algún que otro cortometraje. En aquella Dune, Giger tendría que encargarse de plasmar el siniestro entorno del Barón Vladimir Harkonnen (al que da vida Stellan Skarsgård en la nueva versión de Villeneuve), así como el propio diseño de su personaje y su castillo. A pesar de que el proyecto no salió adelante, el mundo ideado por Giger consiguió abrirle las puertas de Hollywood y fue cuando Ridley Scott se fijó en él para crear -junto a Carlo Rambaldi- a la criatura y algunos escenarios de Alien, el octavo pasajero.

    Realizar una adaptación sin haber leído la novela

    "No había leído Dune, pero tenía un amigo que me había dicho que era una novela fantástica" son declaraciones del propio Jodorowsky que declaró abiertamente que, pese a que quería hacer sentir al espectador los efectos de un viaje de LSD no conocía mucho del material que iba a adaptar. Tras haber comenzado su carrera con la semiclandestina Fando y Lys, consagrándose después con El Topo y creándose un nombre entre el cine artístico con La montaña sagrada, el cineasta chileno gozó de libertad absoluta -y un abultado presupuesto- para su próximo proyecto. Con la excusa de llevar una popular novela de ciencia ficción de la época a la gran pantalla, el realizador quisó realizar la película personal en la que se viviesen experiencias únicas no vividas nunca antes en una sala de cine. Aunque, finalmente, tuvo que leer el primer tomo para escribir el guión del filme.

    Jodorowsky's Dune
    Jodorowsky's Dune
    1h 25min
    Dirigida por Frank Pavich
    Con Alejandro Jodorowsky, Michel Seydoux, H.R. Giger, Brontis Jodorowsky, Richard Stanley
    Usuarios
    3,1
    Orson Welles y Mick Jagger para completar un increíble reparto

    Jodorowsky ya tenía fichado a una de las estrellas televisivas de la época, para ponerse en la piel de Rabban la Bestia: David Carradine, famoso por su papel en la serie Kung Fu. Brontis Jodorowsky, el hijo del cineasta que por aquel entonces tenía 12 años, iba a ser Paul Atreides, quien entrenó para el papel 6 horas al día, los siete días a la semana, durante dos años. El remate a un reparto de lo más peculiar vendría de la mano de sus siguientes fichajes. Debido a su obesidad y corpulencia, el director pensó en Orson Welles para el papel del Barón Vladimir Harkonnen, el cual aceptó a cambio de que se contratase al chef del hotel en el que se alojaba para cocinarle durante el rodaje. Por último, y al igual que David Lynch tuvo a Sting como Feyd-Rautha, el realizador chileno pensó en Mick Jagger para ese mismo papel. Ambos se encontraron durante una cena y, al parecer, el cantante de los Rolling Stones aceptó encantado la proposición.

    Finalmente, y ante la imposibilidad de llevar el proyecto a buen puerto, los productores del filme Arthur P. JacobsMichel Seydoux vendieron los derechos de la novela de Herbert al italiano Dino De Laurentiis en 1982, que produjo el filme de Lynch en 1984. Como curiosidad el director de Mulholland DriveEl hombre elefante decidió firmar el filme en su versión para televisión como Alan Smithee;  seudónimo que toman algunos cineastas norteamericanos cuando por algún motivo no se hacen responsables del resultado de una producción cinematográfica.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top