Mi cuenta
    'Nuestro Padre' sobrecoge a los suscriptores de Netflix: ¿Donde está el doctor Cline y por qué no ha ido a la cárcel?
    17 may. 2022 a las 19:28
    Alicia P. Ferreirós
    Desde los crímenes más sonados hasta famosos sucesos de la crónica negra española. Siempre con rigor y calidad, pero también un poco de ‘WTF’.

    La historia real de un ginecólogo experto en fertilidad que embarazó a decenas de pacientes con su experma y sin su consentimiento está en los primeros puestos de lo más popular en Netflix.

    Hay historias reales capaces de sobrecoger tanto o más que el drama más estremecedor o la cinta de terror más perturbadora. Ahora que el 'true crime' y el género documental goza de una excelente salud, podemos encontrar decenas de títulos que lo demuestran, pero una de ellas es sin duda alguna Nuestro padre, un largometraje 'true crime' que acaba de llegar a Netflix y que desde su debut hace apenas una semana se encuentra entre los primeros puestos de lo más popular en la plataforma de 'streaming'.

    La historia, por increíble que parezca, no es única en el mundo. Al igual que el infame doctor Donald Cline, han sido varios los ginecólogos expertos en fertilidad que han hecho uso de su propio esperma para embarazar a decenas de sus pacientes sin su conocimiento ni consentimiento. En HBO, de hecho, puedes encontrar la también película documental Baby God, sobre la historia de otro ginecólogo conocido como el Dr. Quincy que llevó cabo prácticas similares durante al menos tres décadas. No es la única, pero la historia sobre el Dr. Donald Cline que se relata en el título original de Netflix es la que, actualmente, ha causado una auténtica explosión en redes sociales, con decenas de miles de personas expectantes por conocer el relato de sus víctimas desde el mismo momento en que fue anunciada por la plataforma.

    Nuestro padre
    Nuestro padre
    Fecha de estreno 12 de mayo de 2022 | 1h 37min
    Usuarios
    2,7
    Streaming

    Afincado en Indianapolis y considerado como una auténtica eminencia en el campo de la Reproducción Asistida, el ex médico especialista en fertilidad Donald Cline usó su propio esperma en los años 70 y 80 para embarazar hasta al menos medio centenar de pacientes sin su consentimiento o conciencia y, a su vez, se involucró en una serie de violaciones éticas. Sus atroces acciones se relatan en Nuestro Padre a través de los testimonios de varias de sus víctimas, hijos biológicos que han descubierto con horrorizados que, solo en el área metropolitana de Indianapolis, comparten genética con, como mínimo, 90 personas. Un grave problema -algunos de ellos pueden terminar saliendo, casándose o teniendo hijos juntos sin saber de su parentesco- adicional al ya de por sí terrible hecho de haber fecundado a sus madres sin su conocimiento. Además, Cline habría eludido en su clínica repetidamente el estricto control de salud que ha de hacerse de los donantes, transmitiendo problemas de salud genética a su descendencia.

    Las oscuras acciones del Dr. Cline se descubrieron en el año 2014, cuando Jacoba Ballard, una de "sus hijas", se registró en un foro de personas adoptadas y concebidas mediante donante con el objetivo de encontrar a alguno de sus propios hermanos. Sin embargo, lo que descubrió fue esta trama enfermiza y traumática que nunca hubiera imaginado.

    El ginecólogo que embarazó a 50 pacientes: 'Nuestro padre', el documental de Netflix del que todo el mundo hablará en primavera

    Producida por la productora Blumhouse, conocida por sus películas de terror, Nuestro Padre ha resultado ser lo suficiente estremecedora para sus estándares. En ella se pone sobre la mesa el terrible problema del fraude de fertilidad que ha expuesto a hasta 44 médicos más que han cometido los mismos delitos que Cline. A través de la valentía de los denunciantes y del documental de Netflix puede abordarse el alcance completo del trauma y del peligro de sus acciones, pero Donald Cline todavía está vivo y cerca de su comunidad a pesar de la gravedad de lo que hizo.

    Dónde está ahora el doctor Donald Cline y por qué no ha ido a la cárcel

    Donald Cline es, sorprendentemente, un hombre libre que se mantiene activo en su comunidad a pesar del daño que causó a cientos de personas.

    En 2017, fue llevado a juicio por obstrucción a la justicia y acusado de dos delitos graves de nivel 6, que es el nivel de delito grave más bajo que existe. Como resultado, el Dr. Cline fue objeto de una multa de 500 dólares y la pérdida de su licencia médica. No obstante, la pérdida de la licencia médica es discutible, puesto que Cline ya se había retirado casi una década antes, en 2009.

    A pesar de la gravedad de sus acciones, Donald Cline no fue condenado a prisión. La razón es, como expone el sitio web ScreenRant, que en el momento de su sentencia, Indiana no tenía ninguna legislación sobre delitos relacionados con inseminaciones ilícitas. Eso, afortunadamente, ha cambiado desde entonces gracias al activismo y la protesta contra la sentencia tan benevolente hacia Cline, quien en aquel momento era un miembro muy apreciado en su comunidad y era el primer delito grave que se le conocía. Aunque hoy por hoy la ley de Indiana considera ilegales sus acciones de inseminación ilícita, Cline no ha sido juzgado por esos cargos.

    No se hizo justicia, pero ese es el objetivo principal de la película documental de Netflix Nuestro Padre: exponer la historia de Cline, escuchar a las víctimas y a los denunciantes, y defender la legislación que ilegaliza el fraude de fertilidad en los Estados Unidos es un paso al frente y necesario para exponer a los médicos que cometen este delito.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top