Mi cuenta
    Los drásticos cambios de peso de Christian Bale: de comer solo manzanas y atún a hincharse a donuts y perder 7cm de altura
    25 may. 2022 a las 14:17
    Sara Heredia
    Sara Heredia
    -Redactora jefe SensaCine
    Cargada con una mente abierta y mucha curiosidad, explora cualquier documental, película, serie y miniserie que empiece a hacer ruido.

    El actor es conocido por llevar su cuerpo al límite y pasar de estar súper musculado al borde de la inanición.

    Christian Bale es el rey de los cambios de peso en Hollywood. El actor ha transformado tanto su físico para sus películas que llegó a admitir que no podía seguir haciéndolo. De hecho, ha asegurado que se sintió como un "gilipollas" cuando Gary Oldman le contó que no subió ni un gramo de peso para dar vida a Winston Churchill en El instante más oscuro, sino que tiró de prótesis y maquillaje. Bale ya ha superado esa etapa y es muy probable que no volvamos a verle tan cambiado entre películas, pero a lo largo de su carrera ha llevado a cabo auténticas proezas.

    Entre las hazañas de Bale están el perder 25 kilos en cuatro meses para El Maquinista, engordar 19 en dos meses para dar vida a Mil Winberg en La gran estafa americana -a base de donuts y hamburguesas con queso- o ponerse en forma para ser El caballero oscuro de Christopher Nolan en tan poco tiempo que impactó al cineasta. Aquí hacemos un breve repaso por los cambios físicos de Christian Bale.

    De las comilonas de Dwayne Johnson al ponche de huevo para desayunar de Marilyn Monroe. Analizamos las dietas de Hollywood

    'American Psycho' (2000): cómo conseguir unos abdominales perfectos

    Entrenarse para ser Patrick Bateman en American Psycho le "costó la vida" a Christian Bale. Eso es lo que contó el actor en una entrevista con The Guardian, donde también aseguró que quedó fascinado por el mundo de las dietas y los gimnasios. Para estar en una condición física óptima, Bale suprimió los hidratos de carbono de su alimentación y se centró en las proteínas. También trabajó a conciencia la parte superior del cuerpo y acabó teniendo unos brazos y abdominales cincelados.

    Durante todo lo que duró el rodaje, Christian Bale siguió la rutina de mañana que seguía Patrick Bateman, es decir, hielo para bajar la hinchazón de los ojos, mascarillas faciales de menta, exfoliantes de miel, loción limpiadora de poros... La transformación física también afectó a su rostro, ya que tuvo que visitar a un dentista para eliminar el espacio entre sus dientes frontales. "Me gustaban mis antiguos dientes, pero con Bateman el físico es más importante que con otros personajes. Él es increíblemente narcisista", contó a Insider. Este fue el comienzo de sus drásticos cambios de peso.

    'El maquinista' (2004): Perdió 27kg en tiempo récord

    La pérdida de peso de Bale en El maquinista probablemente sea de las más famosas de Hollywood. El actor llegó a perder 27 kg para interpretar a Trevor Reznik, ese hombre con insomnio que empieza a alucinar, llegando a pesar tan solo 54kg. Quería llegar a los 45kg, pero los directores se lo prohibieron en favor de su salud. Lo consiguió gracias a la dieta de la manzana y el atún, los únicos alimentos que consumía -y café negro- día tras día. El consumo calórico del actor era de entre 50 y 250 calorías al día, una auténtica locura.

    Quedarse en 54kg midiendo 180cm es una situación límite, sobre todo si tenemos en cuenta que justo después hizo la prueba para convertirse en el nuevo Batman, lo que requirió que ganase 45kg de puro músculo en seis meses.

    'Batman Begins' (2005): De la delgadez extrema a ganar 45kg de músculo

    Como decimos, Christian Bale pasó de estar raquítico a convertirse en un superhéroe en tiempo récord. Nadie quiere rechazar ser el nuevo Batman, especialmente si es bajo las órdenes de Christopher Nolan, y el actor prefirió hacer un esfuerzo titánico para estar a punto para el rodaje de Batman Begins. "Comí como un loco", aseguró en una entrevista con Femme Fatales en 2006.

    "Tenía mucho trabajo por hacer porque Batman es uno de esos papeles para los que tienes que estar en buena forma. Cuando llegué a Inglaterra, Chris Nolan me miró impactado: '¡Dios, eres como una especie de oso pardo!'. Sin embargo, no estaba en buena forma física. Curiosamente, Bale podía levantar mucho peso, pero no podía aguantar una carrera por la habitación, "acabaría exhausto". Tras esto, volvió a hacer ejercicio y correr mucho para recuperar su peso.

    La saga de Nolan se compuso de tres películas, por lo que cada par de años Bale tenía que volver a ganar músculo y, una vez terminado el rodaje, perderlo para su siguiente rodaje.

    'The Fighter' (2010): Perder peso de manera saludable

    En The Fighter, película de 2010 -lo que la sitúa en mitad de la saga de Batman-, hay otro notable cambio físico en el actor, esta vez por su pérdida de peso. Si lo comparamos con El maquinista, la pérdida no fue excesiva, pero quitarse de en medio 13kg no está nada mal. En la cinta de David O. Russell da vida a un exadicto a la cocaína, lo que sirvió a Bale para bromear acerca de que su transformación se debía al consumo de drogas. Y nada más lejos de la realidad. Si bajó de peso fue gracias a "correr como un loco". El actor podía correr durante horas y, al contrario que en otros papeles, se sentía "muy saludable".

    'La gran estafa americana' (2013): 20kg de donuts y hamburguesas

    En 2013 interpretó a Irving Rosenfeld en La gran estafa americana, personaje para el que ganó 20kg y que le pasó una gran factura. "Comí muchos donuts, todo un paquete de hamburguesas de queso y lo que sea que acabara en mis manos. Literalmente, comía todo lo que se interponía en mi camino. Estaba en 83kg y pasé a 103", confesó en una charla con People.

    Desde luego, la dieta no era la más sana, lo que se sumó a una hernia de disco que le dificultó el rodaje. "En un momento ya dije 'suficiente", reconoció el director, "Perdió 7cm de estatura". Una consecuencia inesperada que el actor achaca a la edad. "Pensé que iba a perder el peso en dos meses y aún estoy trabajando en ello", confesó a USA Today.

    Al menos, la transformación le encantó a su hija Emmeline. "Encontraba divertido que tuviese mucha barriga y la cabeza calva. Me abofeteaba y se burlaba de mí. Ella se divirtió mucho, lo encontró divertido", cuenta el actor en una entrevista con Bang Showbiz.

    'El vicio del poder' (2018): Más peso, pero también maquillaje

    Cuando fichó por El vicio del poder, de Adam McKay, le avisaron de que no era necesario que se sometiera al esfuerzo de ganar peso, puesto que había prótesis y maquillaje lo bastante avanzadas como para transformarle en Dick Cheney. Pero estamos hablando de Bale y, aunque pasó varias horas en el departamento de maquillaje para cambiar su aspecto, también ganó 18kg. Mientras sumaba kilos, se obsesionó con interiorizar al vicepresidente de George W. Bush.

    "Realmente fue obsesivo", dijo a ScreenRant, "Hay un montón de entrevistas con el Sr. Cheney y tengo cada una de ellas en mi teléfono. Está repleto de videos de Chaney. Y me paso horas y horas mirándolos, imitando, caminando sobre mí mismo, tratando de obtener la posición del cuerpo y todo eso". Después de El vicio del poder, Bale protagonizó Le Mans '66 y se vio obligado a perder 31 kg para poder dar vida al piloto profesional Ken Miles. Pero parece que ese es el fin de los cambios físicos del rey de las transformaciones.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top