Mi cuenta
    Qué fue de Jake Lloyd, el joven Anakin de 'Star Wars': víctima de un odio desmesurado, acoso escolar e internamiento psiquiátrico
    19 jul. 2022 a las 16:25
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    Fue elegido entre más de 3000 aspirantes para encarnar a Anakin Skywalker en 'Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma', pero lo que podría haber sido su gran oportunidad se convirtió en una auténtica pesadilla.

    Mientras su trabajo en la serie Obi-Wan Kenobi de Disney+ ha permitido a Hayden Christensen "reconciliarse" con su pasado en la franquicia galáctica más famosa de todos los tiempos, el joven actor que encarnase a la versión infantil de Anakin Skywalker en la primera película de la trilogía de precuelas, Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma, experimentó en su día una auténtica pesadilla que solo fue el comienzo de una trayectoria vital realmente dura.

    Jake Lloyd (Colorado, Estados Unidos, 1989) solo tenía 10 años cuando fue seleccionado, de entre más de 3.000 candidatos, para meterse en la piel de la versión más joven de Anakin Skywalker en la nueva trilogía de la franquicia Star Wars. Ahora conocemos el resultado y el sentir, más o menos, generalizado sobre aquellas tres películas, pero, en aquel momento, el fichaje se antojaba como la mejor oportunidad que podría habérsele brindado a un joven intérprete con ganas de comerse en el mundo. Como el sueño que cualquier niño actor hubiera podido tener.

    Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma
    Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma
    Fecha de estreno 20 de agosto de 1999 | 2h 13min
    Dirigida por George Lucas
    Con Liam Neeson, Ewan McGregor, Natalie Portman, Jake Lloyd, Ian McDiarmid
    Medios
    2,3
    Usuarios
    3,8
    Sensacine
    2,5
    Ver en Disney+

    Antes de fichar por Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma, Lloyd había participado en varios episodios de Urgencias y había interpretado al hijo de Arnold Schwarzenegger en la mítica película Un padre en apuros, que no estaba nada mal, pero la nueva cinta de Star Wars estaba destinada a ser el gran catalizador de su carrera y no su caída en desgracia.

    Jake Lloyd, una prometedora carrera y su caída en desgracia

    La película fue estrenada en 1999 como un auténtico taquillazo, pero, como el resto de entregas de la trilogía, no fue bien recibida ni por la crítica ni por los fans y el joven Jake Lloyd comenzó a ser el objeto de la ira y desprecio de mucha gente. Poco importó que fuese solo un niño. Para añadir más leña al fuego, el joven fue nominado a dos Razzies, como Peor actor de reparto y como Peor pareja en pantalla junto a Natalie Portman.

    Una ola de desprecio que nadie, y menos un niño de apenas 10 años, nunca debería haber recibido.

    La situación personal de Jake Lloyd empeoró cuando el desprecio de los fans y de los medios hacia las películas se tradujo en acoso escolar y por parte de la prensa, así que, en 2001 y con solo un título más a sus espaldas, el joven intérprete se retiró con tan solo 12 del mundo de la interpretación.

    Tan terrible fue lo experimentado por Lloyd que, casi dos décadas más tarde, la superestrella de Star Wars Mark Hamill seguía mostrándose absolutamente horrorizado. Y lo recordaba aún disgustado en una entrevista con New York Magazine 2017:

    Ese chico tenía solo 10 años e hizo exactamente lo que George [Lucas] quería que hiciese. Creedme. [Lo que ocurrió con él] es una de las razones por las que nunca dejaría que mis hijos entrasen en el negocio del espectáculo. Esperad a tener 18 porque va a ser una interminable vida de rechazo, ridículo y desempleo [Mark Hamill]
    Problemas con la justicia e internamiento en un pisquiátrico

    Tras su retirada de la interpretación, Jake Lloyd se alejó por completo del ojo público, pero volvió a ser noticia en 2015, cuando el ex actor, entonces de 26 años, fue acusado de haber agredido a su madre verbal y físicamente y fue necesaria la intervención de la policía de Indianapolis. Entonces Lisa Riley no quiso presentar cargos contra su hijo, pero se reveló que al ex actor se le había diagnosticado esquizofrenia y que no se estaba tomando la medicación en el momento del suceso.

    Meses más tarde, Lloyd fue detenido por conducción temeraria sin licencia y por haberse resistido a las autoridades huyendo a toda velocidad. El joven fue privado de su libertad hasta su internamiento en un hospital psiquiátrico en 2016.

    Lo último que se sabe sobre él es que en 2020 su familia publicó un comunicado en el que aseguraban que Jake Lloyd, quien habría pasado varios años en la institución, se había trasladado junto a su familia y que, lamentablemente, uno de los síntomas de la esquizofrenia paranoide que le ha sido diagnosticada es que no posee la capacidad de comprender su enfermedad.  "Se ha acercado más a su familia y todos estamos trabajando arduamente para ayudarle con esto. Todavía es una persona amable y cariñosa y esperamos que vuelva a ser divertido y entretenido lo antes posible", rezaba el comunicado.

    Lamentablemente, el de Lloyd es solo uno de los numerosos ejemplos del odio que puede llegar a recibir un intérprete por algo tan absurdo como no encajar en los deseos de una parte del fandom. "En mi mente no sois fans de Star Wars", sentenciaba recientemente Ewan McGregor condenando el hate recibido por Moses Ingram por su papel en Obi-Wan Kenobi.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top