Mi cuenta
    Maggie, más cerca de convertirse en Alpha en 'The Walking Dead'
    5 oct. 2021 a las 15:59
    Alicia P. Ferreirós
    Fiel lectora de los cómics de Robert Kirkman, no se le escapa un detalle del cada vez más amplio universo que comenzó en 2010 con ‘The Walking Dead’.

    El episodio 'Promises Broken' (11x07) ha sentado las bases para el final de la primera parte de la temporada final, pero también es interesante analizar la evolución de Lauren Cohan.

    El séptimo episodio de la temporada 11 de The Walking Dead, 'Promises Broken' (11x07), ha albergado una de las conversaciones más esperadas pero también más interesantes que cabría esperar de la ficción zombi. Maggie y Negan, enemigos naturales y sentenciados a mantener su mala relación de por vida, demostraron a los espectadores que, en el juego de la supervivencia, no hay tanto víctimas y villanos como una (no siempre) "lícita" estrategia de llevar a cabo las acciones que sean necesarias con el objetivo de seguir con vida. Justo lo que pretende hacer Maggie en su actual misión y para lo que no ha dudado en poner en marcha prácticas al más puro estilo los Susurradores y que han sacado a la superficie "la Alpha que lleva dentro".

    Lo hicieron mediante un parco cruce de palabras en el que recordaron dos de los momentos clave en la guerra mantenida entre Alexandría y el Santuario en la séptima y octava temporada de la serie. Negan (Jeffrey Dean Morgan) rememoraba en presencia de Maggie (Lauren Cohan) que Rick y los suyos habían atacado a un grupo de Salvadores mientras dormía y acabado con sus vidas sin piedad, mientras que la ex líder de Hilltop le recordaba, en clara referencia a Glenn, que él también había "asesinado a personas que tenían familias y lo hiciste delante de sus familias".

    'The Walking Dead' aborda la conversación más esperada entre Maggie y Negan: "Os hubiera matado a todos"

    La reflexión de Negan nos hacía pensar: "El mundo es diferente ahora, Maggie. Menos gente por la que y con la que luchar. Hay menos cosas por las que luchar". Y más aún, cuando reconocía que si hubiera podido hacer las cosas de forma diferente lo que habría hecho hubiera sido matarles a todos. 

    "No todas las personas que formaban parte de los Salvadores eran malas personas. En general, los Salvadores hicieron muchos cosas malas, pero había un montón de gente normal que vivían en el Santuario y a los que los Salvadores no estaban tratando bien, de ninguna manera, pero él les mantuvo vivos durante un montón de tiempo", reflexiona la 'showrunner' de la serie Angela Kang. Así que, cuando le planteó a Jeffrey Dean Morgan esta parte del diálogo en la que Negan no mostraba arrepentimiento, él no solo estuvo de acuerdo, sino que admitió que hubiera pensado lo mismo que el personaje.

    Sin embargo, no debemos olvidar que, si echamos la vista atrás y recordamos el terror y sometimiento con el que los secuaces de Negan vivían en el Santuario, Negan se ganó la condición de villano máximo por comportamientos mucho peores que tratar de mantener a su gente con vida como un mero buen estratega. Nada de eso, Negan.

    Maggie, ¿más cerca de ser Alpha?

    AMC

    Lo que sí tenemos que admitir es que, cuando determinadas acciones las lleva a cabo uno de nuestros héroes, la misma acción puede verse de forma diferente. Ya lo experimentamos en más de una y de dos ocasiones con Carol (Melissa McBride) -que fue juzgada por sus compañeros pero no tanto por la audiencia- y un poco tenemos que admitirlo también con Maggie, que en el último episodio, 'Promises Broken' (11x07), ha usado algunas de las técnicas de ese desagradable grupo liderado por el personaje de Samantha Morton.

    Dispuesta a atacar en Meridian, el que fuera su hogar y en el que ahora residen los Susurradores, para conseguir los suministros que tanta falta hacen en Alexandría, Maggie ha determinado que la mejor forma de hacerlo es conduciendo hasta allí una horda de muertos vivientes que arrase con todo y con todos. La viuda de Glenn aprende de Negan cómo fabricar las máscaras que tanto caracterizaban a los Susurradores y, con ellas, a moverse entre los caminantes de los que siempre había huído. Con el objetivo de llevar a la horda hasta Meridian y liberarla allí para acabar con todos resulta tan efectivo que Maggie ni siquiera duda en llevarlo a cabo. Sin pensar dos veces qué personas caerán cuando los caminantes crucen los muros del que fuera su hogar.

    ¿Ha sacado Maggie "la Alpha que lleva dentro"? Con muchas comillas, por supuesto, puesto que Maggie nunca alcanzará esa condición de villana, pero desde luego no ha titubeado en vencer a sus enemigos convirtiéndose ella misma en los enemigos que ella tuvo una vez.

    "La idea salió de una discusión en la sala de guionistas", explica Kang a Entertainment Weekly sobre la decisión de que Maggie pusiese en práctica estrategias de Alpha. "Y una de las cosas de las que hablamos es que con cada grupo que encuentran, todos tienen tácticas ligeramente diferentes. [...] No creo que piensen que lo de los Susurradores sea realmente una forma saludable de hacer algo, pero tienen son pocos para enfrentarse a un grupo duro".

    "Llegados a este punto, cualquier cosa que hayan aprendido en el transcurso del apocalipsis es un juego justo para que lo usen como táctica si ayuda a la causa más grande", sentencia Kang. ¿Pensarán igual el resto de espectadores de The Walking Dead?

    El octavo episodio 'For Blood' (11x08) es el último de la primera parte de la temporada final y se estrena el próximo domingo 10 de octubre en AMC y en simultáneo en FOX España, que estrenará la versión dual al día siguiente.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top