Mi cuenta
    ¿Fotografiarías el momento de mi muerte?: 'Civil War', un 'thriller' crudo y violento que se coloca directamente entre lo mejor del año
    Sara Heredia
    Sara Heredia
    -Redactora jefe SensaCine
    Cargada con una mente abierta y mucha curiosidad, explora cualquier documental, película, serie y miniserie que empiece a hacer ruido.

    Alex Garland vuelve a lo grande con su cinta más realista y explícita. En cines el 19 de abril

    Alex Garland ha madurado cinematográficamente. El director se puso en el punto de mira de la crítica con Ex Machina (2014), una obra de ciencia ficción de fuerte carga estética y muchas ideas en la trama; después conquistó a algunos, pero se puso en contra a otros, con Aniquilación (2018), otro universo de ciencia ficción potente visualmente; en 2022 provocó con Men, pero se llevó muchos comentarios negativos por el camino. En 2024 toca enfrentarse a la cinta más realista de Garland. Y ha ganado profundamente con el cambio.

    El cineasta olvida mundos irreales para ir directamente al grano con Civil War, una película sobre una ficticia guerra civil en Estados Unidos que está fuertemente anclada en la realidad y que llega como un puñetazo al espectador. Un 'road trip' angustioso y bellamente filmado que aterra por su cercanía a la vida real.

    Civil War
    Civil War
    Fecha de estreno 19 de abril de 2024 | 1h 49min
    Dirigida por Alex Garland
    Con Kirsten Dunst, Wagner Moura, Cailee Spaeny
    Medios
    3,8
    Usuarios
    3,4
    Sensacine
    4,0
    Cartelera y Entrada (100)

    Civil War se ambienta en un futuro cercano donde Estados Unidos ha quedado dividido en dos bandos: por un lado, el gubernamental y, por otro, las Fuerzas Occidentales separatistas. El país está sumido en una oleada de violencia sin precedentes que el gobierno intenta aplacar de un modo dictatorial y con pocos escrúpulos.

    En este contexto, un grupo de periodistas decide emprender un viaje para llegar a Washington DC y hacer lo que nadie se atreve: entrevistar al presidente antes de que acaben con él. En el camino se encontrarán con extremistas radicales, falta de gasolina y varios momentos donde su moralidad quedará expuesta.

    Garland cambia la perspectiva y, en su película profundamente bélica, el foco está puesto en los periodistas de guerra. La reputada Lee (Kirsten Dunst), el arriesgado Joel (Wagner Moura), la joven Jessie (Cailee Spaeny) y el veterano Sammy (Stephen McKinley Henderson) conforman el grupo de fotógrafas y reporteros que cubren el conflicto y tratan de conseguir la imagen o las declaraciones definitivas.

    DeaPlaneta

    Hay un momento en el que Jessie le pregunta a Lee si apretaría el disparador de su cámara de fotos para captar el momento de su muerte. Lee no confirma nada, pero responde con un claro: ¿y tú qué crees? Las dos, fotógrafas, están ahí para enseñar al resto del mundo los horrores de una guerra innecesaria, pero sus dudas morales son una constante que también guían al espectador y le invitan a reflexionar.

    Garland tiene muchos mensajes que lanzar en Civil War y consigue que lleguen al espectador gracias a la tensión con la que envuelve todo. Es sorprendente la facilidad con la que se mueve entre momentos de pura emoción con escenas explícitamente violentas y el puro estrés de estar en medio del conflicto. Garland combina los sentimientos con el horror de manera única, creando así la herramienta perfecta para enganchar al espectador. En este sentido, se acerca a Sicario (2015), de Denis Villeneuve, otro ‘thriller’ que te deja con el corazón en un puño.

    Pero no nos engañemos. A pesar de que el cineasta maneja la parte humana con mucha maestría, la película es cruda, directa y áspera, nada que ver con los sentimientos. El viaje de este grupo de periodistas se compone de imágenes salvajes -protagonizadas por secundarios de lujo como Jesse Plemons, bordando, como siempre, a un psicópata- que pueden llegar a abrumar, pero que, sin duda, empujan la trama hacia un objetivo claro: la guerra es una mierda, seas del bando que seas.

    Es una experiencia brutal que te aplasta en la butaca y te obliga a reposarla durante varios días para dejar de sentirte tan aturdido. Una delicia cinematográfica.

    FBwhatsapp facebook Tweet
    Links relacionados
    Comentarios
    Back to Top