Mi cuenta
    Icíar Bollaín apuesta por acercarse a las víctimas y la disidencia de ETA en 'Maixabel'
    18 sept. 2021 a las 15:30
    Andrea Zamora
    Andrea Zamora
    -Redactora
    Fan de la fantasía, el ‘thriller’ y la ciencia ficción. Vive entre los muros del Hogwarts, los mundos inventados y las historias de superhéroes.

    Hablamos con la directora, que compite por la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián con su nueva película. El filme, protagonizado por Blanca Portillo y Luis Tosar, llega a las salas de cine el 24 de septiembre.

    Maixabel llegó a Icíar Bollaín como una propuesta. Fueron los productores Koldo Zuazua y Juan Moreno quienes le ofrecieron la historia a la directora y a la guionista Isa Campo. No se conocían, pero pensaban lo mismo sobre el proyecto. "Nos parecía que había una gran película si conseguíamos contarla bien", recuerda Bollaín para SensaCine. Maixabel llega a las salas de cine el 24 de septiembre, pero antes se ha presentado en el Festival de Cine de San Sebastián, certamen en el que compite por la Concha de Oro

    Maixabel
    Maixabel
    1h 55min
    Dirigida por Icíar Bollaín
    Con Blanca Portillo, Luis Tosar, María Cerezuela, Urko Olazabal, Bruno Sevilla
    Medios
    3,7
    Usuarios
    3,0
    Cartelera y Entradas (192)

    Previo a que el proyecto, basado en hechos reales, terminara en sus manos, Bollaín había leído sobre lo ocurrido hacía tiempo. La historia se remonta al año 2000, cuando ETA asesinó al político socialista Juan María Jáuregui. En 2011, su viuda Maixabel Lasa se sentó cara a cara con Luis Carrasco, uno de los terroristas que acabó con la vida de su pareja, su compañero desde los 16 años. En 2014, hizo lo mismo con otro de los asesinos: Ibon Etxezarreta.

    Bollaín recuerda cómo fue su reacción al conocer estos encuentros:

    Intentaba entenderlo. Qué pasa ahí. Cómo llega cada uno a ese lugar. Qué recorrido ha hecho uno para sentarse delante de la víctima, y cómo tiene que ser esa víctima para tener la capacidad de escuchar y hablar con la persona que te ha hecho más daño

    Una vez que la directora y la guionista aceptaron, se fueron a conocer a Maixabel Lasa. "Es una persona con luz. Me resulta muy inspiradora", afirma Bollaín. "Una mujer diáfana, abierta… Tiene unas ideas clarísimas, y la idea de las segundas oportunidades". 

    En lo nuevo de la directora de La boda de Rosa hay dos personajes que actúan como pilares de la historia. Por un lado, Maixabel, a quien da vida Blanca Portillo. El filme supone la primera colaboración entre actriz y directora. "Comunica, por una parte, la dignidad y la serenidad que tiene Maixabel. Por otra parte, todo el dolor y todo el daño que le han hecho. Todo eso, comunicarlo con verdad, era muy complicado".

    Otra de las caras de Maixabel es Luis Tosar, veterano a las órdenes de Bollaín que da vida a Ibon. "Es un actor con la capacidad de hacer cosas muy complicadas", afirma la directora, quien reconoce que ya tenía en mente al intérprete desde el principio. "Luis tiene la capacidad de meterse en personajes extremos. En este caso, muy extremo. Y comunicarlo con verdad y con emoción".

    EL MENSAJE DE 'MAIXABEL'

    "Eso siempre da respeto", responde Bollaín cuando le preguntamos si sintió algo de recelo al aceptar llevar esta historia al cine. "Ya ha habido casos de películas que, incluso sin verse, se han criticado. Teníamos ese miedo, pero también han pasado diez años desde que ETA se disolvió. Ya se están contando más historias, afortunadamente. Y más que se podrían contar".

    Como ejemplo, Patria. La ficción de HBO que adaptó la novela de Fernando Aramburu recibió críticas antes de su estreno por la publicación de un póster en el que se comparaba la muerte de una víctima de ETA con una tortura a un miembro de la banda. Twitter ardió tachando a la serie de "equidistante".

    Bollaín, por su parte, no sabe cómo podrá reaccionar la gente tras el estreno de Maixabel:

    No sé qué pasará. En las redes sociales hay mucho trol, y hay mucha gente. Ya ocurrió cuando salió el tráiler. De la propia Maixabel dicen que si tiene Síndrome de Estocolmo. Unas cosas completamente absurdas

    La directora tiene claro que el mensaje de Maixabel es irrebatible. "Creo que la película, más allá de los extremos, tiene un mensaje incontestable", afirma. "Aunque no estés de acuerdo con los encuentros, creo que meterse con eso, con que eso que ocurrió se diera, no tiene mucho sentido. Sobre todo porque los que participaron lo vieron como algo muy positivo. Es un encuentro personal, individual, no es una obligación para nadie. Qué tiene de criticable que dos personas, que vienen de lugares tan distintos, se sienten y se escuchen. En ese sentido es incontestable. No veo qué se puede criticar de eso".

    EL CORAZÓN DE 'MAIXABEL': EL ENCUENTRO CON IBON

    Maixabel cuenta cómo la viuda de Jáuregui y uno de sus asesinos terminaron sentados en la misma habitación para entablar un diálogo, pero la historia previa de ambos antes de llegar hasta ese punto también es importante. "Isa y yo tuvimos claro que los encuentros, que tenían una fuerza inmensa, iban a tener mucha más si sabemos quiénes son y de dónde vienen", cuenta Bollaín. "No es que todo sea un prólogo para llegar al encuentro, es que todo lo que va contando la historia hasta llegar ahí es muy interesante para el espectador".

    Para Bollaín, Patria ya "abrió un melón fundamental" al acercarse a la vivencia de las víctimas del terrorismo. Según la directora, este es un tema del que "sabemos muy poco", al igual que ocurre con "el mundo de la disidencia de ETA" en el que se adentra Maixabel

    La directora recalca que, en su nueva película, se han aproximado en concreto a Ibon y a Luis Carrasco y no a todos los terroristas de ETA. "No nos hemos acercado a ningún otro miembro de la banda. Tuvimos una entrevista con cada uno [Ibon y Luis] muy larga y luego, a lo largo de la escritura del guion, Isa les llamó mucho. Yo en la preparación también. Sobre todo a Ibon. Creo que son seres humanos que han hecho una autocrítica muy profunda. Vienen de un lugar, que es la obediencia a una banda terrorista de la que han participado, y se han ido al otro lado. Han asumido su culpabilidad. Eso había que contarlo también".

    UNA HISTORIA QUE A VECES NO PARECE REAL

    Antes de que Maixabel comience, en la pantalla se lee un aviso: aunque la película está basada en hechos reales, algunos elementos son ficcionados. Hay un momento del filme que Bollaín cree que a la gente le sorprenderá saber que ocurrió realmente. "El final", comienza sin querer desvelar nada más. "Me han preguntado varias personas: '¿Pero eso en realidad ocurrió?'. Es que no nos lo podíamos inventar".

    "De Maixabel me sigo llevando cosas", afirma Bollaín sobre el resultado, a título personal, de esta película. Además de conocer a la mujer real en la que se basa el filme y a personas a las que "de otra manera no te acercarías", Maixabel ha supuesto para la directora estar seis meses en el País Vasco y convivir con gente de allí. "Te empapas de una realidad y te quedas con una sensación de decir: ETA ha pasado hace 10 años, pero allí tienen que convivir con los que la apoyaron, con los que no dijeron nada, con los que sí dijeron, con los que siguen saliendo como héroes… Eso también me ha tocado mucho".

    Si no sabes qué ver y quieres recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top