Nota películas
Mi SensaCine
    La serie 'Cobra Kai' puede ser tu terapia de autoayuda y te explicamos por qué
    Por Beatriz Lucas — 10 abr. 2021 a las 7:43

    El spin off de Karate Kid ayuda a desarrollar en el espectador 'soft skills' además de despertar la nostalgia. Lo analizamos en cinco claves con la psicóloga experta en familia y tecnología María Guerrero.

    Hay un momento clave en Cobra Kai. Es cuando en el spin off de Karate Kid Jonathan Lawrence (William Zabka) le cuenta a su aprendiz, Miguel (Xolo Maridueña), la película completa de Karate Kid pero cambiando el punto de vista del narrador. ¿Y si el malo hubiera sido LaRusso? De pronto vemos a Johnny como la víctima. ¿Y si nos ponemos en la piel de nuestro enemigo para desmitificarlo y compenderlo? Esa es una de las grandezas de la serie que puede verse en Netflix, y en la que el chico-villano de la película se convierte en un perdedor en busca de una segunda oportunidad. Un personaje con el que el espectador tiene más fácil identificarse que con el pluscuamperfecto Daniel LaRusso (Ralph Macchio).

    Esa es la clave de esta serie que ya prepara su cuarta temporada y que analizamos de la mano de María Guerrero, psicóloga especializada en tecnología, ocio y familia a través de sus grandes claves. "Es una serie con personajes muy ricos, con un gran trabajo psicológico detrás del guion. Nos ayuda a trabajar y reconocer las principales soft skills -esas cotizadísimas capacidades emocionales tan demandadas por las empresas de RRHH- : empatía, resiliencia, o la capacidad de emprender tras un fracaso", explica la psicóloga que nos da las 5 claves de la serie como terapia.

    1. El Bullying

    "Es el eje de la trama pero es muy interesante que en la película y en la serie tiene un abordaje muy diferente", explica la psicóloga. A diferencia de en la película, aquí todo tiene matices.

    "En Cobra Kai el malo no es tan malo y tiene una historia detrás que lo ha llevado a donde está y eso hace que conectemos con él, lo comprendamos y nos reconozcamos en él. Y esto es mucho más parecido a la vida, que está repleta de grises. Nadie es malísimo ni buenísimo todo el tiempo", apunta
    2. La empatía y la complejidad del ser humano

    Cobra Kai nos enseña que si descubrimos qué hay detrás de nuestro enemigo, quizás le podamos comprender mejor y ser más piadosos con él.  Nos ayuda a entender por qué los malos son tan malos. El que era el malo en la escuela es mucho más que eso, y eso es lo que nos lo muestra Cobra Kai. "La serie está planteada con muchos más matices de los que tenía la película. También los espectadores de hoy somos más inteligentes emocionalmente y me gusta que la serie nos da la oportunidad de entender mejor al otro, si entendemos qué les pasa a los demás, tendremos ventaja para enfrentarnos a los desafíos de nuestra vida, porque en la vida, como en la serie, el bien y el mal se intercambian en todo momento".

    3. Existen las segundas oportunidades: resiliencia

    Johnny Lawrence es un perdedor, ha fracasado como padre, en su matrimonio, como profesional y está alcoholizado, pero no todo está perdido. "La serie nos muestra los porqués detrás de su historia, sus emociones y que no todo en él es malo. Y cambia nuestra manera de censurarlo cuando descubrimos que tiene sus emociones, que fue un niño bueno maltratado por su padrastro, que lo humillaba y lo trataba mal", señala Guerrero. Pero en lugar de quedarse en eso, el personaje busca modelos, y la serie nos enseña que no todo está perdido. "La vida puede darnos una segunda y una tercera oportunidad y podemos dignificarla, podemos enfrentarnos a nuestros fantasmas a nuestros demonios del pasado y podemos llegar a perdonar para quitarnos el resentimiento y conseguir esa paz interior", explica la terapeuta.

    La psicóloga María GUerrero, especialista en ocio, familia y tecnología.

    María Guerrero, psicóloga experta en tecnología, ocio y familia

    En la película vimos al malo del instituto, pero en la serie vemos un adulto con sus cicatrices que se enfrenta a todos sus traumas. "Es un mecanismo de defensa psicológico que se llama sublimación, y es cuando alguien busca algo estable en su vida para salir de esas situaciones. El deporte le ayuda a canalizar esas emociones y es algo que vemos también en el personaje de Robby (Tanner Buchanan)", señala Guerrero. "Que los adolescentes puedan ver esta dualidad, la búsqueda de redención del fracasado que trata de redimirse y ayudar a un chaval que es víctima de bullying, cuando él era el acosador en el pasado, nos demuestra que él busca una redención una salida positiva a su vida" explica la experta. "Los personajes se enfrentan a situaciones duras y difíciles y logran superarlo con valentía, optimismo, resiliencia, y siguen intentándolo a pesar de la derrota. Y esto es una gran enseñanza".

    4. Un espejo adolescente

    Para Guerrero la serie es mucho más realista que la película: "Estoy segura que muchos padres reconocerán a sus hijos, y muchos hijos se verán a sí mismos en los personajes.

    Ayuda a entender ese comportamiento adolescente, cuando son impulsivos y no controlan sus emociones.Cobra Kai es un buen espejo del comportamiento teen y cómo fluctúa, como si fueran en una montaña rusa".

    5. Una relectura de la rivalidad

    Otro de los hallazgos de Cobra Kai, según la psicóloga, es la relectura que hace de la rivalidad. "En realidad son rivales pero complementarios, son como el Yin y el Yang, un círculo perfecto con una pequeña sombra que se complementa con el opuesto, y juntos son invencibles", señala la psicóloga que cree que este aprendizaje puede servir tanto para la rivalidad profesional, como para las relaciones de pareja.

    "Puedes convertir a tu rival en tu aliado en el trabajo, en el grupo de amigos o en la pareja. Si entendemos que juntos somos más fuertes y nos complementamos de forma beneficiosa superaremos esa rivalidad y la convertiremos en algo positivo", concluye.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top