Mi cuenta
    La película cancelada 3 semanas antes de empezar a rodar: ya habían gastado 30 millones, pero el estudio la guardó en un cajón y tiró la llave
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    Una película sobre el superhéroe por antonomasia con Tim Burton y Nic Cage que se quedó en el tintero

    Warner Bros.

    Ver a Nicolas Cage como Superman hubiera sido épico para los fans del famoso actor de Hollywood, pero, aunque estuvo a punto de ser una realidad, el ambicioso proyecto de la película Superman Lives se quedó en el tintero cuando el estudio ya había gastado un buen puñado de millones de dólares y el comienzo del rodaje iba a comenzar en apenas tres semanas. La historia de la fallida producción tiene tantas complejidades y recovecos que incluso llegó a ser explorada en un documental, The Death of Superman Lives: What Happened?, en el que se analizaban todos los entresijos de lo sucedido y se explicaba por qué nunca llegó a rodarse si, con Tim Burton como director y Cage como protagonista, parecía destinada a llevar a la gente en masa a las salas de cine.

    Para explicar la historia de Superman Lives hay es necesario remontarse al año 1996, cuando el famoso guionista, director y actor Kevin Smith se hizo cargo del ambicioso proyecto de Warner Bros. de de resucitar al Hombre de Acero para llevarlo de nuevo a la gran pantalla en una película adaptación de un cómic reciente que había tenido un gran éxito entre los lectores, La muerte de Superman. Pocos años antes, la productora había en cargado la tarea al productor Jon Peters, pero el primer intento, bajo el título Superman Reborn, se quedó en un par de guiones descartados.

    Smith, que en ese momento estaba bastante de moda tras los éxitos de Clerks y Mallrats, se convirtió en guionista oficial del proyecto tras presentar su idea inicial a Peters y aceptar una serie de condiciones que el productor había puesto, como que Superman no volase, que llevase un traje negro y que luchase contra una araña gigante, así como una serie detalles sobre la aparición de Brainiac. Sin embargo, le cambió el nombre al proyecto: Superman Lives, razón por la que se les consideran proyectos fallidos diferentes pero al mismo tiempo deben ir de la mano.

    Flash
    Flash
    Fecha de estreno 16 de junio de 2023 | 2h 24min
    Dirigida por Andy Muschietti
    Con Ezra Miller, Sasha Calle, Michael Shannon
    Medios
    3,5
    Usuarios
    3,5
    Sensacine
    3,0
    Ver en Max

    Sin embargo, las diferentes opiniones entre guionista y productor solo acababan de comenzar. Para empezar, Peters y Smith tenían ideas bastante distintas sobre qué actor debería meterse en la piel de Superman. El propio Smith lo recordaría en declaraciones a Rolling Stones coincidiendo con el estreno de The Flash en 2023, donde uno de los mundos que enseña el multiverso mostraba por fin a Cage en la piel de Superman y luchando con una araña gigante: "Jon Peters quería ver a Sean Penn ser Superman. Acababa de ver Pena de muerte y decía: 'Mira sus ojos en esa película. Tiene los ojos de un animal violento, de un asesino encerrado'. Y yo le decía: 'Amigo, ¡es Superman!'. Yo siempre he adorado a Nic Cage".

    Ha tardado 25 años en hacerse: El cameo de 'The Flash' que convierte el fracaso de Tim Burton en una aparición de culto

    Afortunadamente para Smith, ese momento, el proyecto también había encontrado a su director, Tim Burton, y todo el mundo parecía estar de acuerdo en el fichaje de Cage.

    Todo parecía estar en marcha: El proyecto tenía guion, tenía director, tenía a su actor protagonista y Warner Bros. planeaba su estreno en verano de 1998, coincidiendo con el 60 aniversario del personaje. Sin embargo, a Kevin Smith le esperaba un duro mazazo: al mismo tiempo que la preproducción de Superman Lives comenzaba, exactamente un año antes de su planeado estreno, Tim Burton quiso cambiar el guion de Smith, quien precisamente le había recomendado a él como director, y le encargó uno nuevo a Wesley Strick.

    El estudio estaba contento con lo que estaba haciendo", contaría Smith. "Luego Tim Burton se involucró, y cuando firmó su contrato se dio la vuelta y dijo que quería hacer su versión de Superman. Entonces, ¿a quién va a seguir Warner Bros.? ¿Al tipo que hizo Clerks, o el tipo que les hizo ganar 500 millones de dólares con Batman?

    El cambio provocó problemas rápidamente: los miembros del equipo que ya habían comenzado a trabajar de acuerdo al guion de Smith se llenaron de dudas y el productor tenía importantes diferencias creativas con Burton. Además, se contrató a un nuevo guionista, Dan Gilroy, porque el resultado del trabajo de Strick tampoco resultó convincente. Entonces comenzaron los retrasos, las dudas del estudio sobre el título y los agobios respecto al alto presupuesto que sería necesario para llevar a cabo la película. Una serie de problemas que llevaron a la peor de las noticias: cuando faltaban solo tres semanas para que la película comenzara a rodarse, Burton y Gilroy fueron llamados a las oficinas de Warner y les dijeron que Superman Lives estaba muerta. Entonces, Warner Bros. ya se había gastado 30 millones en todo el proceso que ya había llevado a cabo.

    Afortunadamente o no, algunas de las ideas planteadas entonces pudieron formar parte del regreso de Superman a pantalla una década después y The Flash le dedicó un divertido guiño: "Finalmente he llegado a ver a Nicolas Cage como Superman, ha sido muy gratificante para mí", admitiría Kevin Smith.

    FBwhatsapp facebook Tweet
    Links relacionados
    Comentarios
    Back to Top