Mi cuenta
    La película de ciencia ficción que costó un dineral pero fue considerada una de las peores jamás realizadas: un varapalo de críticas y Razzies contra un gran cineasta
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    "Escandalosamente mala". El largometraje formaba parte de los planes para una saga de tres películas que, evidentemente, nunca llegó a materializarse.

    Cuando M. Night Shyamalan estrenó El Sexto Sentido allá por 1999, el entonces jovencísimo director que apenas acababa de comenzar en el oficio se convirtió de la noche a la mañana en una de las más prometedoras figuras de Hollywood. El cineasta no tenía entonces ni 30 años y a sus espaldas solo sumaba dos largometrajes más: su opera prima Praying with Anger, un filme autobiográfico estrenado en 1992 y la comedia Los primeros amigos en 1998.

    Protagonizada por Bruce Willis en el que es considerado como uno de los mejores trabajos de su carrera, El Sexto Sentido era la historia de un terapeuta infantil y su joven paciente, un niño interpretado por Haley Joel Osment que "en ocasiones veía muertos" y que vivía absolutamente aterrorizado por ello. La película, que fue nominada a varios premios Oscar, arrasó en taquilla y puso a Shyamalan en el mapa de la industria cinematográfica de un plumazo, sigue siendo recordada por el que sin duda fue uno de los mayores giros argumentales de la historia del cine hasta la fecha.

    Tras el éxito de El Sexto Sentido, Shyamalan, que llegó a ser señalado como "el nuevo Spielberg", estrenaría con éxito sus siguientes filmes -El protegido (2000), Señales (2002) y El bosque (2004)-, pero inmediatamente después, tras descartar la que hubiera sido su siguiente película por falta de convicción personal en su propio proyecto, el cineasta encadenó una serie de fracasos seguidos que, tratándose de Shyamalan, nos pillaron con el pie cambiado.

    Airbender. El último guerrero
    Airbender. El último guerrero
    Fecha de estreno 6 de agosto de 2010 | 1h 43min
    Dirigida por M. Night Shyamalan
    Con Noah Ringer, Dev Patel, Nicola Peltz Beckham
    Medios
    3,0
    Usuarios
    2,3
    Sensacine
    0,5
    Ver en SkyShowtime

    El primero fue La joven del agua en 2006, a la que seguirían El incidente (2008), que partía con una premisa de lo más poderosa que parecía tenerlo todo para funcionar pero profundamente decepcionante; y Airbender. El último guerrero, en 2010, una película basada en la primera temporada de la serie de televisión de Nickelodeon Avatar: The Last Airbender que terminó siendo un fracaso monumental a pesar de haber sido, con diferencia, el largometraje que había contado con un mayor presupuesto a lo largo de su carrera.

    En 2013 una última película, After Earth, se sumaría a la mala racha antes de la buena nueva etapa que comenzaría con La Visita en 2015, pero sin duda fue The Last Airbender la que hizo que Shyamalan tocase fondo.

    Basada en la famosa serie animada, Airbender. El último guerrero es una película de aventuras de ciencia ficción y fantasía en la que se siguen los pasos de Aang, un joven Avatar con la misión de controlar los cuatro elementos -aire, agua, fuego y tierra- para recuperar el equilibrio en el mundo y, en última instancia, acabar con la guerra comenzada por la Nación del Fuego para conquistarlo todo. Para producirla, Shyamalan, que planeaba no un único largo sino una saga de tres, contó con un presupuesto de 150 millones de dólares. El mayor de su carrera. Sin embargo, más dinero, como luego volvió a demostrar After Earth, no se tradujo en mejores resultados. Con más de 300 millones de dólares recaudados, puede decirse que Airbender fue un éxito comercial, pero, a nivel de crítica, la película recibió unos palos como pocas veces hemos visto en la carrera de Shyamalan (y de nadie).

    Todo en ella fue objeto de malas críticas: desde su guion, dirección y trama, hasta el resultado de los efectos especiales y la técnica 3D, pasando por las actuaciones de sus interpretes y casi cualquier otro de sus aspectos susceptibles de ser valorados. Asimismo, ya antes de su estreno la cinta había sido criticada por 'whitewashing' por haber fichado un elenco de actores blancos para meterse en la piel de personajes originalmente inuits o de raza asiática.

    Tal fue la mala aceptación de Airbender. El último guerrero que la cinta de ciencia ficción fue considerada la peor de 2010, llevándose los Razzies a Peor película, peor director, peor guion, peor (des)uso de 3D y peor actor para uno de sus protagonistas, el actor de Crepúsculo Jackson Rathbone. "Es tan escandalosamente mala que es una maravilla que haya llegado ante las cámaras" [io9] o "Es la peor película de 2010. Es demasiado inquietante considerar que podría haber algo aún más horrible por ahí" [Collider] son solo algunas de las lindezas que se escribieron sobre ella.

    De hecho, 13 años después Airbender. El último regreso sigue siendo considerada como una de las peores películas jamás producidas y es fija en esos tops en los que ningún cineasta querría ver su propio trabajo.

    FBwhatsapp facebook Tweet
    Links relacionados
    Comentarios
    Back to Top