Mi cuenta
    Lo que 'Elvis' no cuenta sobre su historia de amor con Priscilla y que le resta buena parte del romanticismo
    29 jun. 2022 a las 13:15
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    La cinta de Baz Luhrmann no profundiza demasiado en la vida personal del Rey del Rock.

    Elvis, la película dedicada al que fuera apodado como "el Rey del Rock", lleva apenas una semana en cines y, tal y como se esperaba, el biopic dirigido por Baz Luhrmann y protagonizado por Austin ButlerTom Hanks no ha pasado desapercibido ni para los seguidores de la estrella de la música ni realmente para nadie. En su primera película tras El gran Gatsby (2013), el director de Moulin Rouge la cinta sigue al cantante de Memphis desde sus primeros años junto a su familia en Mississippi y narra su meteórico ascenso al estrellato tras haber sido descubierto por el que sería su mánager, el Coronel Tom Parker.

    La aplaudida cinta de Luhrmann logra devolverle a la figura de Elvis Presley esa humanidad que a veces se le arrebata a las leyendas, al presentárselo a los espectadores como un joven en un entorno realmente humilde, que ama la música por encima de todas las cosas y que posee un gran talento. Descubierto por Parker, quien ya trabajaba en la industria musical, la carrera del artista comienza a despegar y, aunque no sin altibajos, llega a convertirse en un ídolo de masas. Elvis hace además un importante hincapié en la enorme influencia de Parker para manipular a su antojo la trayectoria de la estrella, cuyo éxito comenzaría a caer en picado tras haber alcanzado la cima por la combinación de varios factores que le condujeron a la absoluta decandencia y, en última instancia, también a su muerte.

    Desde las acusaciones contra su baile hasta el abuso financiero de su mánager, la película no tiene miedo a mostrar gran parte de la controversia en torno a la vida del cantante, pero también omite una buena parte de detalles de su historia o se limita a pasar por encima de algunos otros. Un ejemplo es su historia de amor con Priscilla Presley, a la que interpreta en pantalla la actriz de The Staircase Olivia DeJonge, puesto que la vida personal del artista no ocupa una parte demasiado importante en la película.

    La pareja formada por Elvis y Priscilla Presley sigue formando parte del imaginario colectivo todavía a día de hoy pero la realidad es que no todos los detalles sobre su verdadera historia resultan tan románticos como la sencilla descripción que hacía DeJonge a Good Morning America sobre la pareja que vemos en pantalla: "Eran simplemente una chica y un chico que estaban enamorados. Y eso es 100% lo que yo quería transmitir".

    La historia de amor de Elvis y Priscilla: así empezó y así terminó (Spoiler: la razón real no fueron las drogas)

    Se ha hablado mucho sobre ello últimamente, pero un detalle que a menudo ha sido pasado por alto pero que llama poderosamente la atención es que Priscilla, cuando comenzó su noviazgo con Elvis, no solo era menor de edad, sino que tenía solo 14 años de edad. 

    Tal y como vemos en la película, Elvis Presley conoció a Priscilla Beaulieu en Alemania Occidental mientras servía en el ejército de los EE. UU., un servicio que tuvo que llevar a cabo tras un polémico incidente durante un concierto que a punto estuvo de llevarlo a la cárcel. En tonces ya era una estrella y, según parece, la futura pareja se conoció en una fiesta. Era el año 1959 y Elvis tenía 24 años. Priscilla, tan solo 14, aunque la película lo haya decidido pasar por alto.

    Elvis y Priscilla el día de su boda.

    Los padres de Priscilla inicialmente no estuvieron a favor de la relación y le prohibieron ver a Elvis, pero el cantante se presentó en su casa para mostrarse ante ellos como un chico enamorado con las mejores intenciones. "Llegó en su BMW vistiendo su uniforme del ejército para impresionar a papá", recordaba la propia Priscilla a People en 1985. Y lo consiguió: "Elvis llamaba después de las 7 para decir que me recogería a las 8. Tenía que vestirme rápido, tratando de encontrar alguna manera de parecer mayor que mi edad". Cuatro años después sus padres le permitieron mudarse con los padres de Elvis en Memphis para estar más cerca de su pareja mientras continuaba sus estudios. Priscilla se mudó a la icónica mansión de Elvis en Graceland justo antes de graduarse en secundaria bajo la promesa de que se casarían, lo que ocurrio en 1967, cuando ella cumplió 21. 

    A pesar de que su relación se desarrolló durante muchos años en los que ella era menor de edad, Priscilla siempre ha mantenido que no se produjo ningún abuso y que, de hecho, no mantuvieron relaciones sexuales hasta casarse: "Fue una promesa que le hizo a mi padre", contó a Closer Weekly en 2017.

    Austin Butler y su "bautismo" como Elvis en el último día de rodaje: "Acabé tiritando y cubierto de agua"

    Al igual que la anécdota de "vestirse rápido para parecer mayor", Priscilla ha ido contando detalles sobre su relación con Elvis durante años que, con décadas de distancia, dibujan de otra manera lo que entonces podría parecer una estampa romántica, como lo mucho que le gustaba al artista que su novia estuviera maquillada. Una anécdota que sí refleja la película: "Eso era lo que Elvis quería", aseguró a People en 1985. Según escribiría Priscilla en sus memorias, Elvis "quería moldearme según sus opiniones y preferencias" y la modeló a su antojo:

    Él me enseñó todo. Cómo vestirme, cómo caminar, cómo maquillarme y peinarme, cómo comportarme, cómo devolver el amor, a su manera. A lo largo de los años, se convirtió en mi padre, esposo y casi en Dios [Priscilla Presley]

    'Elvis' de Baz Luhrmann.

    Tras siete años de noviazgo, Elvis y Priscilla Presley se casaron en una íntima ceremonia civil de apenas 8 minutos en Las Vegas que fue organizada por el coronel Tom Parker, quien creía que mejoraría la imagen del artista. El matrimonio, sin embargo, rompería poco después, en 1972, pero no por su adicción a las drogas como sostiene la cinta de Lurhmann.

    ¿Qué dice la crítica de 'Elvis'? El 'biopic' que no ha dejado a nadie indiferente

    Y tampoco tiene nada de romántico. La verdadera Priscilla Presley admitió que su matrimonio terminó a consecuencia de las infidelidades por ambas partes. "Él no fue fiel", confirmó Priscilla a Sunday Night en 2017. "No es que tuviera a alguien especial, pero cuando estás en el negocio del entretenimiento siempre hay de eso y, aunque traté de darle la espalda, simplemente no quería compartirlo". Ella, por su parte, también comenzó una relación con su entrenador de kárate y previamente, poco después de la boda, también había protagonizado un romance con su profesor de baile. Ella misma lo confesó en sus memorias.

    Priscilla recuerda a Elvis con amor y respeto y, aunque fueron amigos hasta su muerte, ha reconocido que la relación no era, ni mucho menos, perfecta: "Mi vida era su vida", le dijo a People. "Él tenía que ser feliz. Mis problemas eran secundarios". 

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top